Skip to Content

Infección Del Torrente Sanguíneo Asociada Con Una Vía Central

LO QUE NECESITA SABER:

Se produce una infección del torrente sanguíneo asociada con una vía central cuando los gérmenes se introducen en el torrente sanguíneo por una vía central. Una vía central, que también se conoce como catéter venoso central, es un catéter intravenoso especial. Se coloca en una vena grande del cuello, el pecho, el brazo o la ingle. El extremo del catéter llega cerca del corazón. Por lo general, se coloca el catéter venoso central por un período prolongado de tiempo. Se puede usar para administrar medicamentos o líquidos, o para extraer sangre. También se usa para hacer diálisis o para administrar nutrientes. Las infecciones del torrente sanguíneo asociadas con una vía central por lo general son graves y son causadas por una bacteria o virus.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Tratamiento:

  • Medicamento para el tratamiento de la infección o para aliviar la fiebre y el dolor.
  • Podrían ser necesario quitarle o cambiar la vía central Podrían ser necesario para eliminar la infección.

Exámenes:

  • Los análisis de sangre: podrían indicar si usted tiene una infección y proporcionar información sobre su salud en general. También podrían indicar qué germen es el causante de su infección.
  • Un cultivo de la vía central podría indicar qué germen es el causante de su enfermedad. Se realiza un cultivo después de retirar la vía central.
  • Una radiografía, un ultrasonido, una tomografía computarizada o una imagen por resonancia magnética (IRM) podría mostrar una infección en otras partes de su cuerpo. A usted le pueden dar un líquido de contraste para que los órganos se aprecien mejor en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.

Qué hacen los médicos para prevenir la CLABSI:

  • Usan la técnica estéril para insertar una vía central. Usan técnicas estériles para insertar la vía central.Los médicos hacen lo siguiente cuando insertan una vía central:
    • Se lavan las manos con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol.
    • Se ponen una mascarilla, gorra, guantes y una bata estériles antes de insertar la vía central. Cubren el cuerpo del paciente con una sábana estéril. Dejan una abertura sobre el lugar en que insertarán la vía central.
    • Limpian la piel y esperan a que se seque por completo antes de insertar la vía central.
  • Hacen un ultrasonido como ayuda para insertar la vía central. Esto puede disminuir la cantidad de pinchazos y el riesgo de que usted contraiga una infección del torrente sanguíneo asociada con una vía central.
  • Colocan la vía central en un área del cuerpo con un riesgo bajo de infección. Los médicos tratarán de colocar la vía central en las partes del cuerpo donde el riesgo de infección es menor, como el pecho o el brazo.
  • Usan vías centrales y vendajes que contienen un antibiótico. A veces los médicos usan catéteres con un antibiótico para disminuir el riesgo de que usted contraiga una infección del torrente sanguíneo asociada con una vía central. También usan vendajes que tienen un antibiótico.
  • Quitan la vía central tan pronto como es posible. Los médicos le quitarán la vía central cuando usted ya no la necesite más.
  • Cuidan del catéter después de insertarlo. Los médicos hacen lo siguiente para cuidar de la vía central:
    • Se lavan las manos antes y después de tocar cualquier parte de la vía central.
    • Limpian la piel en el punto de inserción y a su alrededor según lo indicado.
    • Limpian los capuchones del extremo de la vía central antes y después de administrar un medicamento.
    • Cambian los capuchones y la sonda cada 72 horas.
    • Cambian los vendajes cuando se mojan, se ensucian o se caen.
    • Purgan la vía central cuando no se usa de acuerdo con las indicaciones.
  • Fijan su vía central. Esto podría evitar que su vía central se salga de su lugar.
  • Monitorear el punto de inserción de la vía central. Los médicos comprobarán a diario que el punto de inserción no presente signos de infección.
  • Bañan a los pacientes con clorhexidina. Los médicos a veces bañan a todos los pacientes que se encuentran en la unidad de cuidados intensivos con un jabón especial. Esto disminuye el riesgo de que los gérmenes de la piel se introduzcan en el torrente sanguíneo a través de la vía central.

Qué pueden hacer los pacientes en el hospital para no contraer una infección del torrente sanguíneo asociada con una vía central:

  • Pida a todos los médicos que se laven las manos. Pida a su médico que se lave las manos antes y después de tocar su vía central, sonda y conexiones.
  • Pregunte por qué necesita una vía central y por cuánto tiempo la necesita. Deberían quitarle la vía central tan pronto como no la necesite más.
  • Informe a un médico si se le moja, ensucia o cae el vendaje. Deberían colocarle un nuevo vendaje sobre la vía central para evitar que contraiga una infección.
  • Comunique a su médico si ve una abertura o pérdida en su catéter. Informe a su médico si ve que sale líquido del punto de inserción o cualquier parte de la sonda. Infórmele también si siente dolor cuando purgan el catéter o en el punto de inserción.

RIESGOS:

Una infección del torrente sanguíneo asociada con una vía central puede ser difícil de tratar. La infección podría propagarse por su cuerpo y causar otras infecciones, como endocarditis, osteomielitis o un absceso epidural. Una infección del torrente sanguíneo asociada con una vía central podría causar sepsis o un shock séptico. Si contrae sepsis, sus órganos podrían dejar de funcionar correctamente. Podría producirse un shock séptico si la sepsis empeora. Varios órganos podrían dejar de funcionar o sufrir daños permanentes. Esto podría poner en peligro su vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide