Skip to Content

Infección Del Torrente Sanguíneo Asociada Con Una Vía Central

CUIDADO AMBULATORIO:

Se produce infección del torrente sanguíneo asociada con una vía central

cuando los gérmenes se introducen en el torrente sanguíneo por una vía central. Una vía central, que también se conoce como catéter venoso central, es un catéter intravenoso especial. Se coloca en una vena grande del cuello, el pecho, el brazo o la ingle. El extremo del catéter llega cerca del corazón. Por lo general, se coloca el catéter venoso central por un período prolongado de tiempo. Se puede usar para administrar medicamentos o líquidos, o para extraer sangre. También se usa para hacer diálisis o para administrar nutrientes. Las infecciones del torrente sanguíneo asociadas con una vía central por lo general son graves y son causadas por una bacteria o virus.

Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Fiebre o escalofríos
  • Escalofríos
  • Dolor, enrojecimiento, inflamación o pus en el punto de inserción del catéter

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted se siente mareada, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.
  • Usted expectora sangre.
  • Usted tiene dificultad para respirar.

Busque atención médica de inmediato si:

  • La sangre empapa el vendaje.
  • Usted siente que su corazón late más rápido que de costumbre.
  • Está mareado o siente que se va a desmayar.
  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre o inflamación, enrojecimiento, dolor o pus en el lugar de inserción del catéter.
  • Sus síntomas no mejoran con el tratamiento.
  • Usted no puede purgar su vía central o siente dolor cuando lo hace.
  • Usted nota una perforación o grieta en el catéter de su vía central.
  • Se le acaban los suministros para cuidar de su vía central.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento de una CLABSI

puede incluir quitar o cambiar la vía central. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Antibióticos ayudan a tratar una infección bacteriana.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. El tomar demasiado acetaminofeno puede lesionar su hígado. Lea las etiquetas para que usted conozca los ingredientes activos en cada medicamento que consuma. Consulte con su médico antes de tomar más de un medicamento que contenga acetaminofén. Consulte con su médico antes de tomar un medicamento de venta sin receta si usted también está tomando medicamento prescrito (ordenado) para el dolor.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un anticoagulante o tiene una enfermedad de los riñones, siempre consulte con su médico si puede tomar estos medicamentos sin correr peligro. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Prevención de una CLABSI:

  • Limitar el contacto con la vía central. Toque la vía central solo cuando deba administrarse un medicamento o para limpiarla. No permita que los demás toquen la vía central o la sonda.
  • Lávese las manos antes y después de tocar la vía central. Use jabón y agua o un ungüento con base de alcohol. Pida a los demás que se laven las manos antes y después de visitarlo para que haya menos gérmenes a su alrededor.
  • Mantenga la tubería cerrada cuando no la esté usando. Pida a su médico que le explique cómo se usa el clamp.
  • Siga las indicaciones para cambiar el vendaje de su vía central. Cámbiese el vendaje una vez por semana o según le indiquen. Cambie el vendaje siempre que se moje, ensucie o se salga de su lugar. Mantenga la vía central cubierta con un vendaje en todo momento. Use una gasa estéril semipermeable o un vendaje transparente según le indiquen.
  • Siga las indicaciones para la limpieza de la vía central y la piel. Límpiese la piel cada vez que se cambie el vendaje. Siga las instrucciones de su médico para limpiar la vía central y la piel a su alrededor. Es posible que necesite ayuda de otra persona. Siga usted o la persona que lo ayude los siguientes lineamientos generales para la limpieza:
    • Lávese las manos y póngase guantes y una mascarilla. Si otra persona lo ayuda, tanto usted como esa persona deben ponerse una mascarilla.
    • Quite el vendaje anterior. Quítese los guantes y deséchelos.
    • Lávese las manos o use un desinfectante para la manos a base de alcohol. Póngase guantes estériles.
    • Limpie como le indiquen el punto de inserción del catéter y la piel a su alrededor con una solución de limpieza.
    • Limpie la sonda que sale de su piel como le indiquen.
    • Aplique la venda según indicaciones. Si el vendaje es transparente, asegúrese de poder ver el lugar donde la vía central entra a su piel.
  • Siga las indicaciones para cambiar y limpiar los capuchones y la sonda. Es posible que usted necesite una sonda adicional para recibir los medicamentos. Consulte con su médico cómo y cuándo debe cambiar la sonda y los capuchones. Limpie los capuchones antes y después de cada uso como le indiquen.
  • Siga las indicaciones para fijar su vía central. Esto evitará que la vía central se mueva. También evitará que se le lastime la piel y contraiga una infección.
  • Siga las indicaciones para purgar su vía central. Es posible que deba purgar la vía central con un medicamento o una solución salina antes y después de usarla. Pregunte a su médico cómo debe purgar su vía central.
  • Compruebe a diario que su vía central no presente signos de infección. Fíjese si su piel está roja, inflamada, supura pus o líquido. Informe a su médico de inmediato si siente dolor en el punto de inserción o nota algún signo de infección.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide