Skip to Content

Infección De Una Herida

CUIDADO AMBULATORIO:

Una infección de la herida

ocurre cuando las bacterias entran por un corte en la piel. La infección puede implicar solo la piel o afectar más profundamente los tejidos u órganos cercanos a la herida.

Signos y síntomas de la infección de una herida:

Los síntomas pueden comenzar unos días después de que se produce la herida o puede no ocurrir durante un mes o dos después de producida la herida:

  • Fiebre o escalofríos
  • Piel caliente, enrojecida, dolorosa o hinchada cerca de la herida
  • Sangre o pus saliendo de una herida
  • Mal olor que sale de la herida

Busque atención médica de inmediato si:

  • Siente falta de aliento.
  • Su corazón está latiendo mas rápido de lo normal.
  • Se siente confundido.
  • La sangre empapa sus vendajes.
  • La herida se abre o se siente como si se rasgara.
  • Usted tiene dolor intenso.
  • Usted ve líneas rojas saliendo del área infectada.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Usted tiene más dolor, enrojecimiento o hinchazón en la herida.
  • Sus síntomas no mejoran.
  • La piel alrededor de su herida se siente adormecida.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para la infección de la herida

dependerá de la gravedad de la herida, su ubicación y si otras áreas están afectadas. También puede depender de su salud y la cantidad de tiempo que usted ha tenido una herida. Pregunte a su médico sobre estos y otros tratamientos que pueda necesitar:

  • Medicamento se administra para el tratamiento de la infección y para aliviar el dolor y la hinchazón.
  • Cuidado de la herida puede usarse para limpiar la herida y ayudar a que sane. También es posible que le coloquen una bomba de vacío sobre la herida para ayudar a que sane.
  • La terapia de oxígeno hiperbárico (OHB) podría usarse para proporcionar más oxígeno a sus tejidos y ayudarlo a sanar. El oxígeno presurizado se le administra a usted al estar sentado en una cámara de presión.
  • Cirugía puede ser necesaria para limpiar la herida o quitar tejido infectado o muerto. También se puede necesitar cirugía para extraer un objeto extraño.

Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas:

Mantenga la herida limpia y seca. Es posible que usted necesite cubrir su herida cuando se bañe para que no se moje. Limpie la herida como se le haya indicado con agua y jabón o un limpiador para heridas. Aplique vendas nuevas y limpias según indicado. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien.

Ayude a que su herida sane:

  • Consuma alimentos saludables y variados. Los ejemplos incluyen a las frutas, verduras, panes de grano entero, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado. Los alimentos saludables podrían ayudar a que sane más rápido. Es posible que usted también necesite tomar vitaminas y minerales. Pregunte si necesita seguir una dieta especial.
  • Controle otras afecciones de salud. Siga las indicaciones de su médico sobre el manejo de las condiciones de salud que pueden causar una sanación lenta de las heridas. Por ejemplo, la presión arterial alta y la diabetes.
  • No fume. La nicotina y otras sustancias químicas que contienen los cigarrillos y cigarros pueden retrasar la sanación de las heridas. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

Acuda dentro de 1 o 2 días a la consulta de control con su médico:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide