Skip to Content

Hogar A Prueba De Venenos

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una prueba contra veneno?

Una prueba contra veneno significa convertir su hogar en un lugar seguro para su niño. Un veneno es cualquier sustancia que provoca una lesión, enfermedad o la muerte. Es posible que el veneno se trague, inhale o se absorba a través de la piel o de los ojos. Tome medidas para evitar que su niño entre en contacto con el veneno en el hogar o alrededor de éste. Mantenga una lista de números telefónicos del centro de control de venenos, de médicos y del hospital más cercano, en caso de emergencia. Estos deberían ponerse en un lugar en el que estén disponibles fácilmente.

¿Por qué es importante convertir el hogar a prueba de venenos?

Los niños tienen curiosidad de sus alrededores. Los niños muy pequeños a menudo se colocan en la boca objetos que encuentran, incluso cuando estos no tienen sabor agradable. Los niños también pueden envenenarse con objetos alrededor del hogar al tocarlos o inhalarlos. Algunos ejemplos incluyen el tragar una sustancia que provoca una lesión por quemadura o el envenenamiento accidental con medicamentos.

¿Qué puede envenenar a mi niño?

  • Las sustancias de limpieza incluyen a los jabones, soluciones de limpieza y líquido para lavar los platos. Los químicos que provocan quemaduras son los limpiadores de drenaje, de inodoros y de hornos. Otros químicos tóxicos que se encuentran en el hogar incluyen los blanqueadores, cera para muebles y líquido para encendedores.
  • Los químicos incluyen a los pesticidas para eliminar insectos, hongos, maleza o roedores. También incluyen la gasolina, soluciones para limpiar los parabrisas, anticongelante y diluyente de pintura.
  • Medicamentos , vitaminas y suplementos pueden ser nocivos para los niños. Los medicamentos de venta sin receta médica también pueden provocar daño. Algunos ejemplos son los ungüentos calientes, descongestionantes y medicamentos para tratar la diarrea o el estreñimiento. Su hijo también podría encontrar fármacos ilegales e ingerirlos.
  • Los productos alimenticios incluye alcohol y saborizantes o aceites esenciales, como el aceite de pirola.
  • Los productos de cuidado personal incluyen productos como alcohol, productos para el cabello, aceite de bebé y enjuague bucal.
  • Las plantas podrían contener químicos tóxicos que pueden ser peligrosos para un niño.
  • Los productos que contienen metales pesados incluyen los utensilios o vajillas que contienen plomo. Algunos juguetes, pinturas, cosméticos y tinta en las etiquetas también podrían contener plomo. El mercurio podría encontrarse en termómetros, baterías, focos de luz fluorescente y termostatos.

¿Cuáles son los riesgos del envenenamiento?

Algunos venenos pueden provocar daño a largo plazo, grave o que ponga en riesgo la vida. Los pesticidas pueden aumentar el riesgo de su niño de tener cáncer o asma. El niño podría contraer infecciones con frecuencia. El envenenamiento podría provocar daño al cerebro, a la sangre o al riñón. Su niño podría tener problemas para concentrarse o podría distraerse fácilmente. Algunos venenos pueden evitar que el niño se desarrolle y aprenda normalmente.

¿Qué debería hacer si pienso que mi niño se ha envenenado?

Traslade a su niño a un lugar seguro lejos del veneno y haga lo siguiente:

  • Busque atención médica inmediatamente o llame al 911 si su niño se desmaya o no está respirando. Enjuague los ojos o la piel de su niño por 15 a 20 minutos si está despierto y alerta. Hágalo escupir cualquier cosa que tenga en su boca. Conserve el recipiente para pueda informar al personal de control de envenenamientos o mostrárselo a su médico. No trate de hacer que el niño vomite hasta que se comunique con un experto en control de envenenamientos.
  • Llame de inmediato al centro de control de intoxicación y envenenamiento El número es (800) 222-1222 . Llame aunque no esté seguro de que su niño se ha envenenado. Ellos pueden decirle si usted necesita buscar tratamiento o qué cambios debe observar en su niño.

¿Cómo puedo evitar el envenenamiento con químicos del hogar?

  • Póngale nombre a los químicos nocivos. Lea las etiquetas y las instrucciones antes de usar estos productos.
  • Deje los químicos nocivos en su contenedor original.
  • Mantenga las sustancias nocivas lejos del alcance de los niños. Use seguros a prueba de niños en los gabinetes en donde los guarde.
  • Mantenga a los niños alejados de químicos que despidan gases al usarlos. Use esos químicos en un lugar que esté bien ventilado y lejos de fuentes de calor.
  • No almacene grandes cantidades de químicos o de productos de limpieza.

¿Cómo puedo evitar el envenenamiento con medicamentos?

Los contenedores resistentes a niños no son a prueba de niños. Su niño todavía podría abrir estos contenedores.

  • Mantenga los medicamentos en sus contenedores o ampolletas originales a prueba de niños.
  • Mantenga los medicamentos fuera de la vista y del alcance de los niños. Guarde y encierre con seguro los medicamentos. Mantenga a los niños lejos de bolsas y mochilas.
  • Revise la dosis cada vez que le de medicamento a su niño. Prenda la luz par que pueda leer la etiqueta.
  • No tome medicamentos enfrente de los niños. No se refiera a los medicamentos como dulces.
  • Limpie el gabinete de los medicamentos con frecuencia. Pregunte cómo deshacerse de manera segura de los medicamentos que ya no use o que estén expirados.
  • Recuerde a los visitantes que mantengan sus medicamentos asegurados cuando su niño esté presente.

¿Cómo puedo limpiar el derrame de venenos de manera segura?

  • Quite y reemplace los productos que contengan metales pesados, como el mercurio y el plomo.
  • Comuníquese con el departamento local de salud pública para mas información en cómo limpiar y deshacerse de los venenos correctamente.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su hijo tiene dolor de pecho o le falta la respiración.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su niño tiene temblores o espasmos en los músculos.
  • Su hijo pierde el conocimiento.
  • Su hijo sufre una convulsión.
  • Su hijo tiene dolor abdominal severo.
  • Su hijo está babeando o vomitando.
  • Usted sabe o cree que alguien ha sido envenenado.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • Su hijo está mas cansado de lo normal y tiene poco apetito.
  • Su hijo tiene dificultad para aprender.
  • Su niño repentinamente está agitado, inquieto o no duerme bien.
  • Su hijo tiene sarpullido o ardor, comezón u hormigueo en la piel.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide