Skip to Content

Histoplasmosis

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la histoplasmosis?

La histoplasmosis es una infección micótica de los pulmones. Es causada por la inhalación de polvo que está infectado con el hongo. El hongo se encuentra más comúnmente en el suelo que contiene excrementos de aves y murciélagos.

¿Qué aumenta el riesgo de histoplasmosis?

Usted puede estar en riesgo de histoplasmosis si vive en un área donde el hongo es común. Esto incluye los valles de los ríos Ohio, Mississippi y Missouri. El riesgo para la histoplasmosis también puede aumentar si usted trabaja con el suelo. Los ejemplos incluyen agricultores, jardineros, obreros de la construcción y geólogos. Adultos mayores y personas con un sistema inmunitario débil corren también riesgo de histoplasmosis.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la histoplasmosis?

La mayoría de las personas no presentan signos ni síntomas. Una infección leve puede causar fiebre, escalofríos, dolores musculares o cansancio. También puede tener dolores de cabeza, dolor en el pecho y tos seca. Los síntomas podrían durar de 2 a 4 semanas. Una infección grave puede causar cualquiera de los siguientes:

  • Tos con esputo amarillo espeso o con sangre
  • Sudoración nocturna
  • Falta de aliento
  • Un sarpullido
  • Pérdida de peso

¿Cómo se diagnostica la histoplasmosis?

  • Exámenes de sangre y orina determinarán si usted tiene una infección por histoplasmosis. También se puede hacer exámenes de sangre para comprobar los niveles de células sanguíneas y obtener información sobre su salud en general.
  • Una muestra de esputo pueden ser recogidos y probado para encontrar el germen que está causando su enfermedad.

¿Cómo se trata la histoplasmosis?

Mayoría de las personas no necesita tratamiento para la histoplasmosis. Es posible que se le administren medicamentos para bajarle la fiebre, el dolor o la inflamación. Si usted tiene un sistema inmunitario débil o una enfermedad pulmonar, puede necesitar medicamentos antimicóticos. Si la infección es grave puede que necesite vigilancia y tratamiento en el hospital.

¿Cuáles son los riesgos de la histoplasmosis?

La histoplasmosis puede ser más seria en adultos mayores y cualquier persona con enfermedad pulmonar como EPOC. Este esta infección podría causarle graves problemas de respiración. También se puede diseminar a otras partes de su cuerpo.

¿Cómo puedo prevenir otra infección de histoplasmosis?

Manténgase alejado de lugares donde crecen los hongos. Estos lugares incluyen las cavernas, caballerizas, gallineros y debajo de puentes. También incluye las chimeneas y áticos. Si es necesario que usted trabaje en estos lugares, use una máscara sobre su boca y nariz. Antes de trabajar la tierra rocíela con agua. Esto reducirá el riesgo de respirar en el suelo. En caso que tenga un sistema inmunitario débil, podría ser necesario que usted tome un medicamento contra los hongos para prevenir otra infección.

¿Qué puedo hacer para prevenir la propagación de los gérmenes?


  • Lávese las manos frecuentemente. Lávese las manos varias veces al día. Lávese después de usar el baño, después de cambiar pañales y antes de preparar la comida o comer. Use siempre agua y jabón. Frótese las manos enjabonadas, entrelazando los dedos. Lávese el frente y el dorso de las manos, y entre los dedos. Use los dedos de una mano para restregar debajo de las uñas de la otra mano. Lávese durante al menos 20 segundos. Enjuague con agua corriente caliente durante varios segundos. Luego séquese las manos con una toalla limpia o una toalla de papel. Puede usar un desinfectante para manos que contenga alcohol, si no hay agua y jabón disponibles. No se toque los ojos, la nariz o la boca sin antes lavarse las manos.
    Lavado de manos
  • Cúbrase al toser o estornudar. Use un pañuelo que cubra la boca y la nariz. Arroje el pañuelo a la basura de inmediato. Use el ángulo del brazo si no tiene un pañuelo disponible. Lávese las manos con agua y jabón o use un desinfectante de manos.
  • Manténgase alejado de los demás mientras esté enfermo. Evite las multitudes lo más que pueda.
  • Pregunte sobre las vacunas que pudiera necesitar. Hable con su médico sobre su historial de vacunación. Su médico le indicará qué vacunas necesita y cuándo recibirlas.
    • Vacúnese contra la influenza (gripe) tan pronto como se recomiende cada año. La vacuna contra la gripe suele estar disponible a partir de septiembre u octubre. Los virus de la gripe cambian, por lo que es importante vacunarse contra la gripe cada año.
    • Vacúnese contra la neumonía si se recomienda. Esta vacuna generalmente se recomienda cada 5 años. Su médico le indicará cuándo recibir esta vacuna, de ser necesaria.

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) o pídale a alguien que llame si:

  • Usted sufre una convulsión.
  • Usted tiene dificultad para respirar.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Usted está confundido o no puede pensar con claridad.
  • Tose esputo amarillo, espeso o con sangre.
  • Su corazón está latiendo más rápido de lo normal.
  • Usted tiene dolor de cabeza intenso y rigidez en el cuello.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

  • Sus síntomas empeoran o no mejoran en 2 semanas.
  • Usted tiene sarpullido.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.