Skip to Content

Hipertensión En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Hipertensión

es la presión arterial alta. La presión arterial de un niño es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. La presión arterial normal depende del género, la edad y la altura del niño. La hipertensión hace que la presión arterial se eleve tanto que el corazón del niño se ve forzado a trabajar mucho más de lo normal. Esto puede dañar su corazón. La hipertensión se puede controlar con un estilo de vida saludable o con medicamentos. La presión controlada ayuda a proteger los órganos del niño, como el corazón, los pulmones, el cerebro y los riñones.

Los signos y síntomas más comunes incluyen los siguientes:

Es posible que su niño no tenga signos o síntomas. La hipertensión severa puede causar cualquiera de los siguientes:

  • Dolor en el pecho o palpitaciones (cambios en el ritmo cardíaco del niño)
  • Dolor de cabeza
  • Cambios en la visión
  • Mareos o cansancio
  • Náuseas
  • Hemorragias nasales (sangrado de la nariz)

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • El niño tiene malestar en el pecho, que se siente como estrujamiento, presión, llenura o dolor.
  • El niño se confunde o tiene dificultad para hablar.
  • El niño repentinamente se siente mareado o tiene dificultad para respirar.
  • El niño tiene malestar o dolor en la espalda, cuello, mandíbula, abdomen o brazo

Busque atención médica de inmediato si:

  • El niño tiene dolor de cabeza intenso o cambios en la visión.

Comuníquese con su médico si:

  • El niño se siente mareado, confundido, somnoliento o como si se fuera a desmayar.
  • La presión arterial del niño es más alta de lo que debería ser, incluso después de tomar el medicamento para la presión arterial.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Tratamiento para la hipertensión:

El médico del niño recomendará cambios en el estilo de vida para disminuir la presión arterial del niño.

  • Medicamento se podría usar para ayudar a disminuir la presión arterial. Es posible que el niño necesite más de un tipo de medicamento.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Cambios en el estilo de vida:

Hable con el médico del niño sobre las siguientes recomendaciones y otras formas de controlar la hipertensión:

  • Controle la presión arterial del niño como se le indique. Haga que su niño se siente y descanse por 5 minutos antes de tomar la presión arterial. Extienda el brazo de su hijo y apóyelo sobre una superficie plana. El brazo del niño debe estar al mismo nivel que su corazón. Siga las instrucciones que vienen con el monitor de presión arterial y utilice el manguito de tamaño adecuado para el niño. Su médico puede verificar que el manguito está correctamente ajustado. Si es posible tome por lo menos 2 lecturas de la presión cada vez. Controle la presión arterial del niño al menos 2 veces al día a la misma hora, como mañana y tarde. Mantenga un registro de las lecturas de la presión arterial de su niño y tráigalo a las visitas de control. Pregúntele a su médico cuál debe ser la presión arterial del niño.
    Cómo tomar la presión arterial de un niño
  • Limite el sodio (la sal) como se le haya indicado. Demasiado sodio puede afectar el equilibrio de líquidos del niño. Revise las etiquetas para buscar alimentos bajos en sodio o sin sal agregada. Algunos alimentos bajos en sodio utilizan sales de potasio para añadir sabor. Demasiado potasio también puede causar problemas de salud. Su médico le dirá qué cantidad de sodio y potasio es segura para el consumo del niño en un día.

  • Siga el plan de comidas recomendado por el médico para el niño. Un dietista o el médico del niño pueden darle más información sobre planes de comidas bajos en sodio, bajos en grasa y altos en fibra.
  • Anime a su niño a ejercitarse La mayoría de los niños necesita por lo menos 1 hora de ejercicio diario. Esto ayudará a disminuir la presión arterial del niño y ayudarlo a mantener un peso saludable.
    Caminata en familia para ejercitarse
  • Fomente una rutina para dormir. Consulte al médico del niño la cantidad recomendada de sueño para su edad.
  • Controle cualquier otra afección médica que tenga el niño. Las afecciones médicas como enfermedades renales o diabetes pueden aumentar el riesgo de hipertensión del niño. Siga todas las instrucciones del médico del niño.

Programe una cita con el médico de su hijo como se le haya indicado:

Lleve a su niño a todas sus citas de seguimiento. El médico del niño podría necesitar controlar la presión arterial cada 1 a 2 semanas. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide