Skip to Content

Herida Abdominal Penetrante

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una herida abdominal penetrante?

Una herida abdominal penetrante o perforante podría desgarrar, perforar o dañar un órgano. Estas lesiones ocurren a causa de un objeto que penetra la piel, como un balazo o una herida de arma blanca. También podrían ser a causa de huesos fracturados, pequeños objetos de metal u objetos puntiagudos. Su páncreas, hígado, bazo, riñones o vejiga pueden resultar lesionados. Estas lesiones podrían provocar sangrado interno.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una herida abdominal penetrante?

  • Una herida abierta que podría estar sangrando
  • Dolor, enrojecimiento e inflamación abdominales
  • Moretones, inflamación o rasguños en el abdomen
  • Náuseas o vómito
  • Sangre en la orina
  • Problemas para orinar u orinar poco o nada
  • Signos de un choque emocional, como latido cardíaco acelerado, mareos o piel pálida

¿Cómo se diagnostican una herida abdominal penetrante?

Su médico lo examinará. Es posible que usted necesite exámenes que requieran tinte de contraste. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al tinte de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Exámenes de sangre y orina pueden mostrar cómo están funcionando sus órganos y si usted tiene sangrado interno.
  • Una radiografía, un ultrasonido, una tomografía computarizada o una imagen por resonancia magnética (IRM) podrían mostrar la lesión y cualquier daño a los tejidos u órganos que la rodean.
  • Una angiografía podría mostrar problemas con el flujo sanguíneo a su abdomen. Durante la angiografía a usted le colocarán un catéter en un vaso sanguíneo de la ingle. Se introduce tinte. Se toman las imágenes usando rayos X o una tomografía computarizada una vez que el tinte haya entrado a sus órganos abdominales.
  • Un cistograma es un tipo de radiografía que muestra su vejiga. Se coloca un catéter en su vejiga y se introduce tinte. Se toman radiografías para buscar daño o cuánta orina hay en su vejiga.
  • Una colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) podría mostrar daños al páncreas y vesícula biliar. Se usará tinte de contraste para mostrar sus órganos claramente.
  • Un lavado peritoneal podría mostrar si usted tiene sangrado interno. Se introduce un catéter y una aguja a través de una incisión en su abdomen. Se pone liquido en el catéter. Después se extrae el líquido y se buscan signos de sangre o de bilis.

¿Cómo se trata una herida abdominal penetrante?

Su médico lo vigilará de cerca para ver si su lesión es leve y su condición estable. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Medicamentos:
    • Antibióticos ayudan a evitar o a tratar una infección bacteriana.
    • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte cómo tomar estos medicamentos de una forma segura.
    • Una vacuna del tétano es una vacuna de refuerzo para ayudar a prevenir el tétano. El refuerzo podría administrarse en adolescentes y adultos cada 10 años o para ciertas heridas y lesiones.
  • Un drenaje se puede colocar para extraer la sangre o el líquido adicional de su abdomen.
  • La embolización es un procedimiento para detener el sangrado interno. Se inyecta un líquido, un espiral o un gel en un vaso sanguíneo.
  • Cirugía podría ser necesaria para buscar y reparar sangrados u órganos dañados. Pida más información sobre el tipo de cirugía que usted necesita.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Descanse cuando sienta que es necesario. Empiece a hacer un poco más día a día. Regrese a sus actividades diarias como se le haya indicado.
  • Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas. Es posible que tenga que lavar cuidadosamente la herida con agua y jabón. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre.
  • Su herida está roja, inflamada y drena pus.
  • Su dolor no desaparece, o empeora, aún después del tratamiento.
  • Usted se siente mareado o está vomitando.
  • Tiene dificultad para orinar.
  • Usted orina con sangre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • Usted se siente mareado, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.
  • Usted expectora sangre.
  • Usted tiene latidos cardíacos rápidos.
  • Usted tiene dolor abdominal intenso.
  • Su abdomen está más inflamado y duro.
  • Usted está orinando poco o no orina.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide