Skip to Content

Hepatitis A En Los Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la hepatitis A?

La hepatitis A es una inflamación del hígado causada por el virus de la hepatitis A (VHA).


¿Cómo se propaga la hepatitis A?

La hepatitis A casi siempre se propaga a través de las evacuaciones intestinales. Las siguientes son algunas de las maneras en que se propaga la hepatitis A:

  • Personas que manipulan alimentos con VHA y no lavan sus manos después de usar el baño.
  • Su hijo tomó agua que no estaba limpia o comió mariscos crudos provenientes de aguas sucias.
  • Su niño viajó a áreas del mundo en donde la hepatitis A es común.
  • Trabajadores de una guardería que no se lavan sus manos después de cambiar un pañal.
  • Su adolescente tuvo relaciones sexuales con alguien que tenía hepatitis A.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la hepatitis A?

Es posible que el niño no tenga ningún síntoma. Los síntomas por lo general se presentan a los 28 o 30 días de haber estado expuesto al virus de la hepatitis A, pero podrían transcurrir hasta 50 días antes de que usted tenga algún síntoma. Su niño podría presentar los siguientes signos y síntomas:

  • Fiebre leve, por lo general menos de 100.4 °F (38 °C )
  • Orina de color oscuro y heces claras
  • Cansancio
  • Náuseas, vómitos o pérdida del apetito
  • Dolor en la parte superior del costado derecho de su abdomen
  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos) y comezón en la piel

¿Cómo se diagnostica la hepatitis A?

El médico de su niño le preguntará acerca de los signos y síntomas de su niño. Infórmele acerca de cualquier problema de salud que su niño tenga. Infórmele si su niño tiene hepatitis B, hepatitis C u otra enfermedad del hígado. Infórmele si su adolescente toma alcohol o si usa drogas ilegales. Los exámenes de sangre se usan para determinar si su niño está infectado con el VHA y para revisar su función pulmonar.

¿Cómo se trata la hepatitis A?

Usualmente su niño recibirá tratamiento en su hogar. Quizá no necesite tomar ningún medicamento. Si él vomita mucho, podría necesitar ir al hospital para obtener líquidos a través de una vía intravenosa. El reposo y los alimentos saludables lo ayudarán a mejorar.

¿Qué puedo hacer para manejar la hepatitis A?

  • Ofrézcale a su hijo una variedad de alimentos saludables. Las frutas, verduras, panes de harina integral, productos lácteos descremados, carne magra y pescado son algunos productos saludables. El médico o dietista de su niño podría recomendar que usted limite los alimentos con proteína como la leche, el pescado, la carne y los alimentos grasosos. La proteína y la grasa hacen que el hígado de su niño trabaje más. Conforme él se vaya sintiendo mejor, usted puede agregar otros tipos de alimentos.
  • Hable con su adolescente sobre no consumir alcohol. El alcohol puede hacer que el daño al hígado sea mayor. Coméntele a su médico si su adolescente consume alcohol y necesita ayuda para dejar el vicio.
  • Su niño debe consumir más líquidos. Los líquidos sirven para el buen funcionamiento del hígado de su niño. Pregúntele al médico del niño cuánto líquido debe darle a diario y qué líquidos son mejores para el niño.
  • Pídale a su niño que repose más. Él necesita reposar cuando esté cansado. Haga que su niño regrese a sus actividades cotidianas a medida que empiece a sentirse mejor.

¿Cómo puedo prevenir la propagación de la hepatitis A?

Su hijo es más contagioso en las 2 semanas antes y en la primer semana después de que se vuelve ictericia. Los familiares y amigos de su hijo pueden necesitar vacunarse contra la hepatitis A. Si su hijo adolescente es sexualmente activo, su pareja sexual también puede tener que recibir la vacuna. Después de que una persona tiene hepatitis A, es demasiado tarde para recibir la vacuna. Las siguientes son maneras de evitar la propagación del VHA:

  • No deje que su niño comparta platos o utensilios. Remoje los platos y los utensilios en agua hirviendo. Luego lávelos a mano o en la máquina lavaplatos. Podría convenirle usar platos desechables.
  • No deje que su niño prepare alimentos o comidas para otras personas.
  • Lave bien sus manos y las manos de su niño antes de comer y después de usar el baño o cambiar el pañal de un niño.
  • Lave la ropa y las sábanas en la configuración del agua más caliente.
  • Limpie los inodoros con un producto para eliminar los gérmenes.
  • Informe al médico si el trabajo de su adolescente involucra el preparar o servir alimentos, o el contacto físico cercano con otras personas. Si él realiza este tipo de trabajo, el departamento de salud necesitará evaluar si esas personas han estado expuestas a la hepatitis A. Él no puede regresar a trabajar hasta que su médico indique que es seguro.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su hijo tiene dolor abdominal severo.
  • Su hijo está demasiado mareado para levantarse.
  • Su niño vomita sangre o un material que se parece al café molido.
  • Su niño tiene evacuaciones intestinales rojizas o negras y pegajosas.
  • Su hijo está confundido, soñoliento de manera inusual, irritable o nervioso.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • Su hijo está vomitando y no puede retener alimentos ni líquidos.
  • A su hijo se le forman moretones fácilmente.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide