Skip to Content

Hemorroidopexia Con Grapas

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber sobre la hemorroidopexia con grapas:

Una hemorroidopexia con grapas es una cirugía para tratar las hemorroides. También se le conoce como hemorroidectomía con grapas o procedimiento para el prolapso de hemorroides. El prolapso de hemorroides es una hemorroides que se exterioriza fuera de su ano.

Cómo prepararse para una hemorroidopexia con grapas:

Su médico le explicará cómo debe prepararse para la cirugía. Es posible que le indiquen que no coma ni tome nada pasada la medianoche del día de la cirugía. Su médico le indicará los medicamentos que puede tomar y cuáles no puede tomar el día de su cirugía. Necesitará un enema adicional la mañana de su cirugía. Un enema ayuda a limpiar el recto para que el cirujano pueda ver mejor las hemorroides. Pídale a alguien que lo lleve a su casa después de salir de su cirugía.

Qué sucederá durante una hemorroidopexia con grapas:

Pueden administrarle anestesia general para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. O, en lugar de eso, podrían administrarle anestesia local o raquídea para adormecer el área de la cirugía. Con anestesia local o raquídea, usted todavía podría sentir presión o molestias durante la cirugía, pero no debería sentir ningún dolor. El cirujano usará herramientas para reducir la hemorroide. El cirujano engrapará la base de la hemorroide a la pared rectal. Esto va a detener el flujo de sangre a la hemorroide, lo cual ayuda a disminuir la hinchazón. El cirujano puede colocarle gasa en el recto para controlar el sangrado.

Qué pasará después de la hemorroidopexia con grapas:

Los médicos lo mantendrán bajo observación hasta que se despierte. Es posible que le den de alta para ir a casa después de la cirugía o que tenga que pasar la noche en el hospital. Es posible que sienta presión en el recto de 24 a 48 horas después de la cirugía. Puede tener sangrado leve del recto durante algunos días. Puede tener sangrado y molestia con las evacuaciones intestinales durante varias semanas. Si tiene gasa colocada, es posible que se la quiten antes de irse a su casa o en unos días. O, en su lugar, le pueden indicar que se la quite usted en su casa.

Riesgos de una hemorroidopexia con grapas:

La hemorroide puede regresar después de la cirugía. Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Puede tener problemas para orinar después de la cirugía. Puede que necesite una sonda urinaria durante unos días como ayuda para orinar. Los músculos del recto y el ano pueden dañarse durante la cirugía. Esto puede hacer que sea difícil controlar las evacuaciones intestinales. Las herramientas utilizadas para tratar la hemorroide pueden hacerle una perforación en el recto. Puede que necesite cirugía para resolver esto.

Llame al 911 si presenta:

  • Usted tiene dificultad para respirar.

Busque atención médica de inmediato si:

  • La sangre le empapa el vendaje o la ropa interior.
  • Usted tiene dolor intenso en el recto o el abdomen.
  • Usted no puede orinar u orina muy poco.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Su dolor no mejora después de tomar su medicamento para el dolor.
  • No tiene una evacuación intestinal en las 48 horas después de la cirugía.
  • Tiene dolor intenso con la evacuación intestinal.
  • Usted tiene náuseas o está vomitando.
  • Usted tiene comezón en la piel, inflamación o un sarpullido.
  • Usted tiene dificultad para controlar sus evacuaciones intestinales.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Medicamento para ayudar a disminuir el dolor y la inflamación. El medicamento puede venir como almohadilla, crema o ungüento.
  • Los laxantes ayudan a evitar el estreñimiento.
  • Laxantes ayudan a tener una evacuación intestinal y a prevenir el estreñimiento.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas:

  • Quítese el vendaje o las gasas de acuerdo con las indicaciones. Lave cuidadosamente el área alrededor del ano agua y jabón. Seque el área usando palmaditas suaves. Aplique ungüento o crema según lo indicado. Aplique vendas nuevas y limpias según indicado. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien.
  • Mantenga limpia el área del ano. Límpiese con toallitas húmedas o papel higiénico húmedo después de tener una deposición intestinal. El papel higiénico seco podría irritar el área. Use una almohadilla sanitaria para absorber el sangrado y mantener el área limpia y seca.

Cuidados personales:

  • Aplíquese hielo en el ano de 15 a 20 minutos cada hora o según las indicaciones. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Envuelva el hielo con una toalla antes de colocarlo sobre su piel. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Tome un baño de asiento. Un baño de asiento puede ayudar a aliviar la hinchazón y el dolor. Hágalo 3 veces al día y después de cada evacuación intestinal. Llene una tina de baño con 4 a 6 pulgadas de agua cálida. También puede usar un recipiente para baño de asiento que quepa en el inodoro. Siéntese en el baño de asiento durante 15 minutos.
  • Siéntese sobre una almohada o un cojín en forma de dona. Esto ayuda a aliviar la presión y el dolor en el recto. Pregunte a su médico dónde puede comprar un cojín en forma de dona. Si tiene dolor al sentarse, recuéstese sobre su costado.
  • No tenga contacto sexual anal. El sexo anal puede causar sangrado e infección. Pregunte a su médico por cuánto tiempo necesita seguir estas indicaciones.
  • No levante nada que pese más que 5 libras. Esto puede aumentar la presión en el recto o el ano y causar sangrado.

Prevenga estreñimiento:

Debe intentar tener una evacuación intestinal en las 48 horas después de la cirugía. El estreñimiento puede causar dolor y ejercer presión sobre las grapas. Haga lo siguiente para prevenir el estreñimiento:

  • Tome suficiente líquidos. Los líquidos pueden ayudar a prevenir el estreñimiento y el esfuerzo. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted.
  • Consuma una variedad de alimentos ricos en fibra. Esto le ayudará a evacuar los intestinos. Entre los ejemplos, se incluyen frutas, vegetales y granos enteros. Pregunte a su médico cuál es la cantidad de fibra que necesita al día. Es posible que deba tomar un suplemento de fibra.

  • Ejercítese según indicaciones. El hacer ejercicio, como caminar, puede servir para que tenga una evacuación intestinal. Pregúntele a su médico qué ejercicios son seguros para usted después de la cirugía.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide