Skip to Content

Hemorragia Subaracnoidea

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es la hemorragia subaracnoidea?

La hemorragia subaracnoidea es cuando hay sangrado dentro del cerebro debido a un vaso sanguíneo reventado. La sangre se acumula en el área por debajo de la membrana que rodea el cerebro, conocido como el espacio subaracnoideo. La hemorragia subaracnoidea puede ocurrir si se revienta un vaso sanguíneo anormal o un aneurisma. El aneurisma es el área protuberante del vaso sanguíneo. Una lesión en la cabeza también puede causar que un vaso sanguíneo se reviente. La hemorragia subaracnoidea es un tipo de derrame que puede ser mortal ya sea con o sin tratamiento.

Subarachnoid Hemorrhage

¿Qué aumenta mi riesgo de hemorragia subaracnoidea?

Su riesgo aumenta si usted tiene un aneurisma que no se ha reventado. Usted podría estar en riesgo si usted o un miembro de su familia ha sufrido una hemorragia subaracnoidea. Ciertas enfermedades genéticas podrían también ponerlo en riesgo de hemorragia subaracnoidea. Su riesgo también es más alto si usted es mujer o tiene por lo menos 50 años de edad. Los siguientes también pueden aumentar su riesgo:

  • Hipertensión (presión arterial alta)
  • Alcohol, cigarrillos, o drogas ilegales como la cocaína o el éxtasis

¿Cuáles son los signos y síntomas de la hemorragia subaracnoidea?

Es muy poco probable que usted no presente ningún signo o síntoma. Usted podría tener un dolor de cabeza repentino, severo y peor que cualquier otro dolor de cabeza que haya tenido antes. Este tipo de dolor de cabeza podría describirse como un dolor de cabeza fuertísimo y podría suceder en cuestión de segundos y empeorar también en cuestión de minutos. Usted podría tener dolor de cabeza por días o semanas antes de sentir el dolor severo. Además de sus dolores de cabeza moderados o severos, usted podría presentar los siguientes síntomas:

  • Náusea o vómito
  • Dificultad para caminar
  • Mareos, somnolencia, desmayos, incapacidad de despertarse (cuando alguien más lo trata de despertar pero no puede)
  • Visión doble, dolor de ojo al estar expuesto a la luz, ojos que miran hacia abajo y hacia afuera y párpados caídos
  • Cuello rígido que podría ser el único síntoma
  • Adormecimiento en un lado del cuerpo
  • Dificultad para hablar, leer o escribir
  • Convulsiones

¿Cómo se diagnostica la hemorragia subaracnoidea?

Su médico lo examinará, y le preguntará si usted tiene un historial de hemorragia subaracnoidea o problemas de vasos sanguíneos. Podría también preguntarle si usted ha sufrido una lesión en la cabeza recientemente y le preguntará cuáles medicamentos está tomando. El médico también necesita saber si usted fuma, abusa del alcohol o usa drogas ilegales, como cocaína o éxtasis. Usted podría necesitar lo siguiente:

  • Tomografía computarizada: Esta prueba utiliza rayos x y una computadora para tomar imágenes de su cráneo y cerebro. La tomografía muestra la presencia de sangrado en el espacio subaracnoideo.
  • Punción lumbar: Usted podría necesitar esta prueba además de la tomografía computarizada. Su médico sacará líquido de alrededor de su espina dorsal. El líquido se revisa para ver si tiene sangre.
  • Exámenes de sangre: Es probable que le revisen la sangre para analizar el funcionamiento de su riñón y corazón. Además examinarán también la habilidad de coagulación de su sangre.

¿Cuáles medicamentos se usan para tratar la hemorragia subaracnoidea?

  • Antihipertensivos: Estos medicamentos reducen la presión arterial alta. Además podrían ayudar a prevenir la recurrencia de la hemorragia subaracnoidea. También se usa para prevenir derrames cerebrales y los daños al corazón o riñón causados por la hemorragia subaracnoidea.
  • Bloqueadores del canal de calcio: Estos ayudan a disminuir los efectos del daño cerebral que podría suceder después de la hemorragia subaracnoidea.
  • Anticonvulsivos: Usted podría recibir éstos medicamentos para ayudar a prevenir convulsiones.
  • Medicamentos para la ansiedad o sedantes: Estos medicamentos podrían administrarse para tratar convulsiones.
  • Medicamento para el dolor: Usted podría recibir medicamentos para disminuir o eliminar el dolor. No espere hasta que el dolor sea fuerte para tomarse los medicamentos.

¿Cómo se trata la hemorragia subaracnoidea?

  • Espirales endovasculares: Se colocan espirales dentro de su aneurisma para evitar que se llene de sangre. Esto podría prevenir que el aneurisma se reviente.
  • Cortada quirúrgica: Se corta y remueve el aneurisma para ayudar a prevenir que se reviente.
  • Terapia: Un fisioterapeuta y un terapeuta ocupacional pueden ejercitar sus brazos, piernas y manos. También pueden enseñarle nuevos modos de hacer cosas alrededor la casa. Un terapeuta del lenguaje trabajará con usted para ayudarle a hablar y tragar.

¿Qué puedo hacer para prevenir la hemorragia subaracnoidea?

  • Controle su presión arterial: Pregúntele a su médico cómo controlar su presión arterial.
  • No fume ni consuma alcohol en exceso: Esto le ayudará a reducir el riesgo de la recurrencia de la hemorragia.
  • No use drogas ilegales: Las drogas ilegales podrían aumentar su riesgo de hemorragia subaracnoidea al provocar que sus vasos sanguíneos se contraigan, además de elevar su presión sanguínea.
  • Coma más vegetales: Los vegetales podrían ayudar en la prevención de derrames cerebrales.

¿Cuáles son los riesgos de la hemorragia subaracnoidea?

  • La hemorragia subaracnoidea podría causar el estrechamiento de los vasos sanguíneos en el cerebro, lo cual significa que el oxígeno que llega hasta su cerebro será entonces más lento y podría causar daños cerebrales a largo plazo. Podrían formarse coágulos sanguíneos por dentro de su cerebro y conllevar a derrame cerebral. La hemorragia subaracnoidea podría también causar la formación de coágulos sanguíneos en el cuerpo. Estos problemas pueden ser mortales. Es probable que usted no se recupere por completo después de haber sufrido de hemorragia subaracnoidea. Además es probable que usted no pueda dormir bien, pensar con claridad o trabajar de la forma que lo hacía antes. Usted también podría sentirse ansioso, cansado o deprimido. Esto podría afectar sus relaciones interpersonales.
  • Usted podría sufrir de más de una hemorragia subaracnoidea o el sangrado podría regresar después del tratamiento. Además podría necesitar más de una cirugía para tratar otros aneurismas que puedan ocurrir. El tratamiento de radiación por varios exámenes de resonancia magnética podría quemar su piel o causar pérdida de cabello. La presión en su cerebro puede empeorar si su médico no puede controlar su dolor, lo cual podría empeorar su hemorragia subaracnoidea.

¿Cómo sé si alguien está sufriendo un derrame cerebral?

Conozca la prueba F.A.S.T. (por sus siglas en inglés) que se usa para reconocer los signos de un derrame cerebral:

  • F = Rostro: Pídale a la persona que sonría. La caída de un lado de la boca o rostro es un signo de derrame cerebral.
  • A = Brazos: Pídale a la persona que levante ambos brazos. Si uno de los brazos baja lentamente o no puede levantar del todo es un signo de derrame cerebral.
  • S = Habla: Pídale a la persona que repita una frase simple después de que usted la dice. Si la voz de la persona suena rara o suena como si estuviera arrastrando las palabras, éste también es un signo de derrame cerebral.
  • T = Tiempo: Llame al 911 si nota cualquiera de estos signos. Esto es una emergencia.

¿Dónde puedo encontrar más información?

  • National Stroke Association
    9707 E. Easter Lane
    Centennial , CO 80112
    Phone: 1- 800 - 787-6537
    Web Address: http://www.stroke.org

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

Comuníquese con su médico si:

  • Usted tiene rigidez en el cuello que no se le alivia.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidados.

¿Cuándo debo buscar ayuda inmediata?

Busque ayuda inmediata o llame al 911 si:

  • Usted tiene cualquiera de los signos siguientes de un derrame cerebral:
    • Adormecimiento o caída de un lado de la cara
    • Debilidad en un de sus brazos o una pierna
    • Confusión o dificultad para hablar
    • Mareos, dolor de cabeza severo, o perdida de visión
  • Usted tiene un dolor de cabeza de leve a moderado que dura por varios días.
  • Usted tiene dolor de ojo cuando está expuesto a la luz brillante, o ve doble.
  • Usted convulsiona, o alguien más nota que usted ha perdido el conocimiento.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide