Skip to Content

Hemorragia Digestiva En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

La hemorragia digestiva puede ocurrir en cualquier parte del tubo digestivo de su hijo. Esto incluye el esófago, el estómago, los intestinos, el recto o el ano. La hemorragia puede ser de leve a grave. La hemorragia de su hijo puede comenzar repentinamente o lentamente y durar por más tiempo. La hemorragia que dura por más tiempo se denomina hemorragia digestiva crónica.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su hijo tiene dificultad para respirar o le falta el aliento.
  • Su hijo se desmaya o pierde el conocimiento.
  • Su hijo tiene dolor de pecho.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Su hijo está mareado o demasiado débil para pararse.
  • El corazón de su hijo late más rápido de lo normal.
  • Su hijo vomita sangre o el vómito se parece al café molido.
  • Las heces de su hijo tienen sangre.
  • Su hijo tiene hinchazón o dolor abdominal.

Consulte con su médico si:

  • Las heces de su hijo son alquitranadas o negras.
  • Su hijo tiene náuseas o vómitos.
  • Su hijo tiene acidez gástrica.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Actividad:

Pídale a su niño que repose como se le indique. Pregunte cuándo su hijo puede retomar sus actividades diarias, como ir a la escuela. Deje que su hijo lentamente aumente sus actividades diarias.

Nutrición:

Pregunte si su niño necesita seguir una dieta especial. Una dieta especial puede ayudar a tratar trastornos digestivos y a prevenir problemas como hemorragias digestivas. Alimente a su hijo con comidas pequeñas más a menudo mientras que se cura. Limite o restrinja la cafeína o las comidas picantes. No le dé a su hijo alimentos que causan acidez gástrica, náuseas o diarrea.

Cómo prevenir las hemorragias digestivas:

  • Controlar los trastornos digestivos de su hijo como se indica. Ejemplos de trastornos digestivos incluyen reflujo gastroesofágico, enfermedad ulcerosa péptica y colitis ulcerosa. Dele a su hijo todos los medicamentos para estos trastornos como se indica.
  • No le dé AINE a su hijo. Los AINE pueden causar hemorragia digestiva.
  • No permita que su hijo mayor fume. La nicotina y otros químicos presentes en cigarrillos y cigarros pueden aumentar el riesgo de su hijo de tener úlceras estomacales. Pida información al médico de su hijo si su hijo fuma actualmente y necesita ayuda para dejar de hacerlo. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Hable con el médico de su hijo antes de que use estos productos.

Programe una cita con el médico de su hijo como se le haya indicado:

Es posible que su hijo deba regresar para que le realicen una colonoscopia, una endoscopia u otros exámenes. Estas pruebas pueden cerciorar que su hijo no tiene más hemorragias. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide