Skip to Content

Fracturas Pélvica Por Avulsión En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Una fractura pélvica por avulsión ocurre cuando una parte del hueso pélvico (cadera) se fracture y desgarra. Esta fractura ocurre cuando un músculo o un tendón conectado al hueso de la cadera se contraen súbitamente y de una manera tan fuerte, que desgarra una parte del hueso. Los adolescentes son más propensos a sufrir esta lesión que los niños más jóvenes.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Consulte con el médico de su niño sobre cuál es la forma segura de administrar este medicamento.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte cuánto le debería administrar y la frecuencia. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Actividad:

  • Su niño puede necesitar más descanso de lo que él considera mientras se cura. El juego tranquilo mantendrá a su niño ocupado de manera segura de modo que no se inquiete y corra riesgo de lesionarse. Haga que su niño lea o dibuje silenciosamente. Siga las instrucciones sobre la cantidad de descanso que su niño debería tener mientras se esta recuperando.
  • Pregunte al médico de su niño cuándo puede estar activo físicamente de nuevo. Juntos pueden planificar el mejor programa de ejercicios para el niño. Es mejor que comience lentamente y realice más actividades cuando él se sienta más fuerte. No permita que su niño practique deportes, como el fútbol americano o el futból, mientras esté sanando su fractura.
  • Asegúrese de que su niño use sus muletas o el andador correctamente. Para evitar que él se caiga, retire tapetes sueltos del piso. Podría ser más fácil que su niño se levante de una silla si utiliza una con brazos a los lados y con cojines duros. También puede poner una silla o un inodoro portátil dentro de la ducha para su niño.

Hielo:

Aplique hielo en la cadera de su niño de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.

Fisioterapia:

Un fisioterapeuta puede enseñarle a su niño ejercicios para fortalecer la cadera y las piernas una vez que su dolor se haya desaparecido.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • Su hijo tiene síntomas nuevos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • Ha aumentado la inflamación, dolor o enrojecimiento en la cadera de su hijo.
  • Su hijo tiene problemas para mover su pierna o pie.
  • Su niño siente su pierna adormecida.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide