Skip to Content

Fractura Sacral

CUIDADO AMBULATORIO:

Una fractura sacral

es una quebradura del hueso con forma de triángulo que se encuentra al final de su columna vertebral. La fractura normalmente ocurre a causa de una lesión o por debilidad ósea.

Los síntomas comúnes de una fractura sacral común incluye lo siguiente:

  • Dolor en la parte inferior de la espalda, glúteo o cadera
  • Dolor en la parte frontal de su muslo y de su ingle
  • Moretones e inflamación alrededor del área del sacro
  • Debilidad en su pierna

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • Su pierna le hormiguea o siente como que le están clavando agujas.
  • Su pierna se siente adormecida o débil.
  • Usted tiene problemas para controlar su orina o movimientos intestinales.
  • Su pierna se siente cálida, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene dolor o inflamación en el área de la parte inferior de su espalda, cadera o glúteo que empeora.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento de una fractura sacral

dependerá de su gravedad. Podrían recetarle medicamento para disminuir su dolor. Usted necesitará disminuir sus actividades y descansar mientras sana su fractura. Usted podría necesitar un aparato ortopédico para dar soporte a su espalda. Una vez que usted esté más fuerte, podría necesitar fisioterapia para aumentar su flexibilidad y fortaleza. Las fracturas sacrales severas podrían requerir de cirugía.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide