Skip to Content

Fractura Pélvica En Niños

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • Una fractura pélvica ocurre cuendo uno o más de los huesos de la pelvis (cadera) están rotos. El área pélvica, o pelvis, es una estructura tipo anillo de huesos en la porcion inferior del tronco (cuerpo). tres huesos separados, ilión, isquión y pubis, forman la pelvis. estos huesos se fusionan conforme el niño crece. Las fracturas pélvicas son usualmente causadas por truma directo, como accidentes de carro, o caídas de lugares altos. Deportes en donde se requiere iniciar una carrera o detenerse de manera rápida, como el soccer o el futbol, pueden también romper los huesos de la pelvis.
    Bones of the Pelvis
  • Los signos y síntomas de una fractura pélvica incluyen dolor, inflamación, sangrado, o deformidad en el área de la cadera. El puede también tener problemas para moverse, sentarse o caminar. Pueden utilizarce para el diagnñostico, los rayos X, la resonancia magnética (RM), o la tomografía computada (TC). El tratamiento puede incluir medicamentos para aliviar los síntomas o cirugía si la fractura es inestable. Entre más jovén sea su hijo más rápido sanará sin problemas posteriores. Con el tratamiento adecuado, como son los medicamentos y la rehabilitación, su hijo tiene grandes oportunidades de tener una recuperación total.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él.

RIESGOS:

Una fractura pélvica puede ser muy seria y causar otros problemas. Los huesos pélvicos pueden no quedar en el lugar que estaban antes y requerir cirugía. Los músculos alrededor de la fractura pueden afectarse y quedar debiles. Su hijo puede tener problemas con sus piernas o pies, si un nervio es cortado o bloqueado por la fractura. Una fractura de plevis puede causar sangrado, deformidad, infección o daño al abdomen (panza), riñones, o vejiga urinaria. Si no es tratada lo antes posible, puede ocurrir daño a la medúla espinal, parálisis o incluso la muerte.

Algunas veces, el tratamiento de las fracturas pélvicas puede condicionar efectos secundarios indeseados. Los medicamentos pueden causar que su hijo tenga náusea (malestar etsomacal), vómito (devolver), o úlceras estomacales (llagas). El puede sangrar o adquirir una infección si se le hace cirugía. Aún con tratamiento, su hijo puede tener problemas a largo plazo. El puede tener dolor de espalda o plevis por largos periodos de tiempo, o sus piernas ser de diferente longitud. El puede tener impotencia (incapacidad para tener una erección) cuando crezca. Pregunte al médico de su hijo si tiene preguntas acerca de la fractura, medicamentos o cuidados.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Formulario de consentimiento

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Firmar este formulario de consentimiento significa que usted tiene conocimiento completo sobre lo que se le va a hacer, y que puede tomar decisiones sobre lo que quiere que le hagan. Usted esta dando su permiso al firmar esta formulario. Usted puede permitir que otra persona firme esta formulario si no tiene la habilidad para hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que le van a hacer a su hijo. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Actividad:

Su hijo puede necesitar reposar en cama por un tiempo de tal manera que su fractura pélvica pueda sanar. Cuando su dolor disminuya, su hijo necesita iniciar movimientos o caminar para que sus huesos sanen más rápido. Esto también ayuda a evitar que su hijo tenga otros problemas serios, como úlceras en la piel o infecciones.

Exámenes de sangre:

Su hijo podría necesitar exámenes de sangre para proveer a sus médicos información sobre la función de su cuerpo. La sangre puede ser extraída del brazo, mano, dedo, pies, o talón de su hijo, y también a través de un IV.

Apoyo emocional:

Permanezca con su niño para confortarlo y apoyarlo tan frecuente como le se posible mientras esta en el hospital. Solicite que algún otro miembro de familia o persona cercana a su niño se quede con él cuando usted no pueda. Traiga de su hogar cosas que confortan a su niño como su cobija favorita o juguete.

Una sonda Foley

es un tubo que se coloca en la vejiga de su niño para drenar la orina en una bolsa. Mantenga la bolsa de orina por debajo de la cintura del niño. Esto va a prevenir que la orina fluya de regreso a la vejiga y crear una infección u otros problemas. Además, mantenga la sonda libre de dobleces para que la orina pueda drenar correctamente. No jale la sonda, ya que esto puede causar dolor y sangrado y puede incluso causar que la sonda se salga. El personal médico removerá la sonda tan pronto como sea posible para ayudar a prevenir infección.

Una vía intravenosa (IV)

es una sonda pequeña que se introduce en la vena de su niño y se usa para administrarle medicamentos o líquidos.

Medicamentos:

Su hijo piuede necesitar uno o más de los siguientes:

  • Antibióticos: Se administra este medicamento para ayudar a prevenir o tratar una infección causada por bacteria.
  • Anticoagulantes: Estos medicamentos evitan la formación de coágulos que normalmente se forman después de una fractura pélvica. Estos pueden ser dados a su hijo através de una IV o con una inyección en su abdomen (panza). Después, los medicamentos pueden ser dados por la boca o continuar con inyecciones. Los anticoagulantes pueden hacer que su hijo sangre facílmente o que tenga moretones. Pregunte al médico de su hijo cómo prevenir los moretones y sangrados.
  • Medicamentos para el dolor: Su niño podría necesitar medicamento para suspender o reducir su dolor. Sepa cuando su niño necesita recibir su medicamento y la cantidad. Observe a su niño para signos de dolor. Informe a los médicos si continua o empeora su dolor. Para prevenir caídas, manténgase con su niño para que lo pueda ayudar a levantarse de la cama.
  • Vacuna del tetanos: Está vacuna evita que su hijo adquiera la infección del tetanos si la fractura tiene además una herida abierta. Esta es dada con una inyección. Su hijo debe de ser vacunado para el tetanos si el no ha sido vacunado en los pasados 5 a 10 años. El brazo de su hijo puede ponerse rojo, hinchado y úlcerarse después de vacunarse.

Bota neumática:

Estás son pierneras o botas de plástico que se colocan en las piernas o pies de su hijo, sobre calcetines de presión. Las botas o pierneras son conectadas a una bomba de aire. La bomba de aire infla y desinfla diferentes partes de la bota o piernera. Esto ayuda a empujar la sangre de regreso al corazón para evitar la formación de coágulos. Pregunte al médico de su hijo para más información acerca de las botas neumáticas.

Examenes:

Su hijo puede necesitar uno o más de los siguientes:

  • Rayos X óseo: A su hijo se le debe de tomar rayos X de su cadera, muslos, abdomen, o costillas para checar por huesos rotos.
  • Tomografía computada: Este estudio también llamado TC o TAC. Es una maquina especial de rayos X, utiliza una computadora para tomar imagenes de la cadera de su hijo. Se pueden ver los huesos, músculos, vasos sanguíneos y órganos en la plevis y área abdominal de su hijo. A su hijo se le debe de dar colorante por la boca o por una IV antes de tomar las imagenes. El colorante ayuda al médico de su hijo a ver mejor las imagenes. Las personas que son alérgicas al iodo y a los mariscos (langosta, cangrejo, o camarones) pueden ser alérgicos a algunos colorantes. Mencionele al médico de su hijo, si el es alérgico a los mariscos, o tiene otras alérgias o condiciones médicas.
  • Imagenes de resonancia magnética: Este estudio tambien es llamado RM. Una RM utiliza ondas magnéticas para obtener imagenes de la cadera de su hijo. Durante la RM se toman imagenes de sus huesos, órganos pélvicos o abdominales, o de los vasos sanguíneos. Su hijo necesita estar recostado y quieto durante la RM. Nunca entre al cuarto de la RM con cualquier objeto de metal. Esto puede causar lesiones serias.

Opciones de tratamiento:

Su hijo puede necesitar uno o más de los siguientes:

  • Aparatos de ayuda:
    • Fijadores: Una pieza metálica, llamada aparato de fijación externa, puede ser colocada en la cadera de su hijo. Pinzas o tornillos especiales pueden ser utilizados para mantener los huesos rotos unidos mientras sanan.
    • Estabilizadores: Los médicos podrían dejar a su hijo recostado sobre una tabla especial, con su cuerpo fijo con correas. los médicos pueden utilizar cabestrillos, yesos, ferulas neumáticas, cojines, fajas pélvicas, cinturones o un cojín relleno de bolitas. Estos evitan los movimientos de los huesos rotos.
  • Transfusión de sangre: Durante un transfusión de sangre su niño recibirá sangre completa, o sólo componenetes (parte) de la sangre por un IV. Usted puede ser preocupada que su niño contrate el SIDA, la hepatitis o el virus del Nilo Occidental al recibir una transfusión de sangre. El riesgo de que esto suceda es muy raro. Los bancos de sangre analizan toda la sangre donada para comprobar que la sangre no está contaminada con el SIDA, la hepatitis o el virus del Nilo Occidental.
  • Desbridación e irrigación: Esto es hecho cuando existe una herida abierta en la pelvis. Se limpia y remueven objetos, suciedad o tejido muerto del área de la fractura.
  • Terapia de apoyo: Paquetes de hielo pueden ser colocados en la pelvis de su hijo para disminuir inflamación, dolor y enrojecimiento. Su hijo puede necesitar usar muletas para ayudarse a caminar. Las muletas ayudan también a quitar peso de la pelvis lesionada mientras sana.
  • Cirugía: Su hijo puede necesitar cirugía, para colocar los huesos en su posición normal si la fractura es inestable. Clavos, placas, y tornillos pueden ser usados para mantener los huesos juntos. Lesiones en los riñones, genitales, órganos abdominales, vasos sanguíneos, o nervios pueden también ser tratados con cirugía.

Rehabilitación:

Los programas de rehabilitación pueden ayudar a su hijo a regresar o mantener actividades que son imporantes en su vida diaria. Los terapistas le enseñan a el habilidades especiales para recuperarse más rápido y tener una mejor vida.

  • Terapia física: El médico de su hijo puede querer que el vaya a terapia física o TF. Un terapista físico le ayuda a su hijo con ejercicios especiales. Estos ejercicios ayudan a sus músculos y huesos a ser más fuertes.
  • Terapia ocupacional: La terapia ocupacional o TO, usa actividades de juego, trabajo y autocuidado para ayudar a su hijo con su vida diaria. Existen diferentes formas de terapia ocupacional que ayudan a su hijo a poder cuidarse por si mismo. Le enseña habilidades especiales para bañarse, vestirse y comer. Un terapista ocupacional puede ayudar a su hijo a utilizar herramientas para hacer cosas en casa o la escuela. Los terapistas sugieren maneras de mantener la seguridad de su hijo en casa y escuela. Usted, su hijo y su terapista deben planear el mejor programa para el.

© 2013 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide