Skip to Content

Fractura De Pie En Los Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Una fractura de pie

es una rotura en uno de los huesos del pie de su niño.

Anatomía del pie

Los signos y síntomas comunes son:

  • Dolor e inflamación del pie lesionado
  • Disminución de la capacidad de mover el pie o de caminar
  • Moretones o ruptura o perforación de la piel en el pie lesionado
  • Una forma diferente del pie de su niño

Busque atención médica de inmediato si:

  • El dolor que siente su hijo aumentó y no desaparece, incluso después de haber tomado analgésicos.
  • El yeso del niño se rompe o se daña.
  • La pierna o los dedos del pie de su hijo están adormecidos.
  • La piel o las uñas de su niño están inflamadas, frías o se tornan blancas o azules.
  • La sangre impregna el yeso o la férula de su hijo.

Llame al médico o especialista en huesos de su hijo si:

  • Su hijo tiene fiebre.
  • El yeso del niño tiene nuevas manchas de sangre o huele mal.
  • Su hijo presenta más inflamación que antes de que le pusieran el yeso o la férula.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

El tratamiento

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Una férula o un yeso en el pie y la parte inferior de la pierna de su hijo impedirán el movimiento y ayudarán a que el pie sane.
  • Los medicamentos podrían usarse para prevenir o tratar el dolor o una infección bacteriana. Su niño puede necesitar una vacuna antitetánica si tiene una herida en la piel. Esto puede ser necesario si su hijo no ha recibido una vacuna antitetánica en los últimos 5 a 10 años.
  • La cirugía puede usarse para regresar los huesos a su posición normal. Es posible que se usen alambres o tornillos para sujetar los huesos en su lugar.

Cuidado del yeso o la férula:

  • Pregunte cuándo su hijo puede tomar un baño o una ducha. No permita que el yeso o la férula se mojen. Antes de que el niño tome un baño o ducha, cubra el yeso o la férula con una bolsa plástica. Adhiera la bolsa a la piel de su niño por encima de la férula para impedir que entre el agua. Haga que su niño mantenga el pie fuera del agua en caso que la bolsa se rompa.
  • Revise todos los días la piel de alrededor del yeso o de la férula de su hijo para ver si está enrojecida o abierta.
  • No permita que su niño utilice objetos afilados o puntiagudos para rascarse la piel debajo de su yeso.
  • No permita que su hijo se retire la férula, a menos que su médico o especialista en huesos lo autorice a hacerlo.

Ayude para que el pie de su niño sane:

  • Haga que su hijo repose su pie y evite las actividades que le causan dolor.
  • Aplique hielo para disminuir la hinchazón y el dolor y prevenir el daño al tejido. Use una compresa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla antes de aplicarla sobre el pie de su niño. Use hielo por 15 a 20 minutos por hora o según las indicaciones.
  • Eleve el pie del niño por encima del nivel del corazón con la mayor frecuencia posible. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Coloque el pie sobre almohadones o mantas para mantenerlo elevado cómodamente.
    Elevar la pierna (niño)

Dispositivos de asistencia:

Es posible que a su hijo le den un zapato de suela dura para que use mientras se cura el pie. También es posible que deba usar muletas como ayuda para caminar mientras sana el pie. Es muy importante usar correctamente las muletas. Pida más información sobre cómo usar las muletas.

Acuda a sus consultas de control con el médico o especialista en huesos de su hijo según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.