Skip to Content

Fractura De Húmero Proximal

CUIDADO AMBULATORIO:

Una fractura de húmero proximal:

es una fisura o quebradura en la parte de arriba del hueso superior de su brazo. El húmero proximal es uno de los huesos en la articulación de su hombro.

Anatomía del hombro

Los signos y síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Dolor cuando usted mueve su brazo
  • Inflamación y moretones
  • Dificultad para mover su hombro
  • Posición o forma anormal del brazo
  • Debilidad o adormecimiento en el brazo, mano o dedos

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su dolor no mejora o empeora, aún después de haber descansado o haber tomado medicamento.
  • Siente que su brazo, mano, o dedos están adormecidos.
  • La piel sobre su fractura está inflamada, fría o pálida.
  • Usted no puede mover su brazo, mano o dedos.

Llame a su médico u ortopedista si:

  • Tiene fiebre.
  • Se moja, daña o se le cae su cabestrillo.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

va a depender del tipo de fractura que usted tenga. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Un cabestrillo puede ser necesario para mantener los huesos fracturados en su lugar. Esto va a reducir el movimiento de su brazo y permitir que los huesos sanen.
    Cabestrillo para hombro
  • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
  • La reducción cerrada se puede hacer para volver a colocar los huesos en la posición correcta sin necesidad de cirugía.
  • La cirugía podría ser necesaria para regresar sus huesos a su posición correcta. Esto se llama reducción abierta. Se realiza una incisión y los huesos se vuelven a colocar en la posición correcta. Es posible que se usen alambres, clavos, placas o tornillos para sujetar los huesos en su lugar. Para varias fracturas, podría ser necesaria una cirugía para reemplazar parte de la articulación de su hombro con un implante artificial.

El manejo de sus síntomas:

  • Descanse su brazo lo más posible. Pregunte a su médico cuando puede mover su brazo. También pregunte cuando puede volver a realizar deportes y otras actividades vigorosas.
  • Aplique hielo en el brazo de 15 a 20 minutos cada hora o como le indique. Use una compresa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla antes de colocarla sobre el brazo. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Vaya a terapia física según indicaciones. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor.

Acuda a sus consultas de control con su médico u ortopedista según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.