Skip to Content

Fistulotomía Anal

LO QUE NECESITA SABER:

Una fistulotomía rectal es una cirugía que se realiza para reparar una fístula cerca del ano. Una fístula anal es una herida en forma de túnel que se forma cerca del ano, casi siempre a consecuencia de un absceso (concentración de pus por debajo de la piel). La fístula se extiende desde la parte de adentro del recto hasta la superficie de la piel justo alrededor del ano. La fistulotomía rectal abre y drena la fístula anal. La herida sana al llenarse con tejido de cicatrización y así evitar que regrese o forme otros abscesos. Su médico podría también drenar el absceso durante la cirugía.

COMO PREPARARSE:

Antes de la cirugía:

Infórmele a su médico si padece de alguna otra condición médica, como problemas de sangrado o cáncer. Infórmele si ha tenido alguna cirugía anal o rectal en el pasado.

  • Cuando vaya a consulta con el médico, lleve una lista o los envases de sus medicamentos. Infórmele al médico si usted es alérgico a cualquier medicamento. Infórmele al médico si usted usa productos herbales, suplementos nutricionales, o medicamentos de venta libre (sin receta médica).
  • Podría ser necesario tomar antibióticos antes de la cirugía para así ayudar a prevenir una infección.
  • Podría también necesitar ciertas pruebas de laboratorio o de resonancia magnética antes de la cirugía. Es probable que su médico necesite ver por dentro del recto con una sonda para poder encontrar la fístula. La sonda es un tubo largo y flexible con una cámara al final. Si el procedimiento le resulta doloroso, es probable que le hagan ésta prueba durante su cirugía mientras esté dormido. Pídale a su médico más información sobre éstas y otras pruebas que podría necesitar. Anote la fecha, hora y lugar para cada prueba.
  • Anote la fecha correcta, el tiempo, y el lugar de su cirugía.

La noche antes de la cirugía:

  • Lo más probable es que tenga que dejar de comer y beber por varias horas antes de la cirugía. Pídale a su médico más información sobre cuándo debe hacerlo.

El día de su cirugía:

  • A usted o un miembro de su familia cercano se les pedirán firmar un pedazo de documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explica los problemas que puedrían ocurrir, y sus opciones. Esté seguro que todos sus preguntas hayan sido contestadas antes de que usted firme esta forma.
  • Lo más probable es que tengan que vaciarle y limpiarle el intestino grueso antes de la cirugía. Los médicos le darán un medicamento líquido conocido como enema, el cual se colocará en su recto para ayudar a vaciar el intestino.
  • Los médicos pueden insertar un tubo intravenoso en su vena. Por lo general, una vena en el brazo es elegida. Por el tubo intravenoso, pueden darle líquidos y medicina.
  • Probablemente un anestesiólogo hablará con usted antes de la cirugía para explicarle sobre el medicamento que le administrará por vía intravenosa para mantenerlo dormirlo durante la cirugía. Además decidirá si es necesario darle medicamentos por medio de inyección en su espina dorsal. De esta manera lo dormirá de la cintura hacia abajo. Infórmele al médico si usted o algún miembro de su familia ha tenido problemas con la anestesia.

LO QUE VA A OCURRIR:

Lo que sucederá durante la cirugía:

  • Primero le darán anestesia para dormirlo. Luego lo colocarán de estómago o de espaldas con los pies elevados. Con los dedos, su médico guiará la sonda hasta que llegue a la fístula. Después le insertará un instrumento para mantener abierta la fístula. De esta forma podrá mover la fístula con facilidad.
  • Su médico usará la sonda como guía para cortar a lo largo de la fístula. Luego usará un instrumento para raspar cualquier acumulación de tejido de la fístula. Es probable que también tenga que cortar y drenar algún absceso que se encuentre durante la cirugía y hasta cerrar la abertura del recto que lleva a la fístula. La otra abertura de la fístula que está en la piel permanecerá abierta durante la cirugía por medio del uso de suturas, calor u otros métodos. Su médico podría colocar un material parecido a un hilo pequeño en la herida para ayudar a drenar el líquido. También podría cubrir la herida con una venda. Podría tardar entre 4 y 16 semanas para sanar, dependiendo de la complejidad de su fistulotomía rectal.

Después de la cirugía:

A usted lo llevarán a una habitación donde puede descansar hasta que se despierte. Si está hospitalizado entonces lo llevarán a su propia habitación. No salga de la cama hasta que su médico se lo indique. Es probable que su médico le de los siguientes medicamentos:

  • Medicamentos para el dolor: Los médicos le podrían administrar medicamento par suspender o reducir su dolor.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para solicitar su medicamento. Informe a sus médicos si su dolor no ha reducido. Es posible que el medicamento no funcione como debería para controlar su dolor si espera demasiado tiempo para tomarlo.
    • El medicamento para dolor podría causarle mareo o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a su médico cuando de vaya a levantar de la cama o necesite ayuda.
  • Laxantes: Este medicamento le hace más fácil tener una evacuación intestinal. Usted podría necesitar este medicamento para ayudar o tratar o prevenir estreñimiento.
  • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.

COMUNÍQUESE CON SU PROVEEDOR DE SALUD SI:

  • No puede llegar a tiempo a su cita para la cirugía.
  • Tiene preguntas o inquietudes sobre su cirugía.
  • Usted tiene una fiebre.
  • Se enferma con un resfriado o gripe.
  • Le está drenando o sangrando la herida y no para.
  • Su fístula rectal se vuelve más dolorosa que antes.

RIESGOS:

  • Existen muy pocas posibilidades de que una fístula rectal sane sin cirugía. Una infección de físula rectal podría ser mortal si no se somete a cirugía. Usted podría sentir dolores muy fuertes después de la cirugía. También podría perder control de las heces o gases si el esfínter del ano sufre una cortada. El esfínter es el músculo que nos ayuda a controlar el paso de las heces o gases.
  • Usted podría tener fiebre, desarrollar una infección en la piel, o sangrar después de la cirugía. Podría también dolerle mucho cuando pasa las heces o podría sufrir de estreñimiento mientras se recupera de la cirugía. Esto es más común en pacientes mayores de edad. En raras ocasiones, el paciente tiene dificultades para orinar con la facilidad como lo hacía antes. También podría contraer una infección en el tracto urinario, la cual es una infección bacterial que le produce dolor al orinar. También podría presentar inflamación o drenaje de algún tipo en el área de la herida. Su fístula rectal podría regresar, aún después de la cirugía. Usted necesitaría más de una cirugía para ayudar a sanar la fístula y hasta sufrir de drenaje crónico (de larga duración). El proceso de sanación podría retrasarse si usted padece de la enfermedad de Crohn. Existen muy pocas posibilidades de que su fístula pueda causar cáncer o sepsis, si se deja sin tratamiento. La sepsis es una infección peligrosa en la sangre causada por bacterias y puede ser mortal.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide