Skip to Content

Extracción De Un Quiste Pilonidal

CUIDADO AMBULATORIO:

Qué necesita saber acerca de la extracción de un quiste pilonidal:

Una extracción de un quiste pilonidal es la extirpación de un quiste de la parte inferior de la espalda, que se ha infectado o donde se ha producido un absceso (acumulación de pus).

Cómo prepararse para la extracción de un quiste pilonidal:

Su médico hablará con usted sobre cómo prepararse para este procedimiento. Se le solicitará que no coma ni tome nada pasada la medianoche anterior al procedimiento. Le indicarán cuáles medicamentos puede tomar y cuáles no el día del procedimiento. Su médico podría indicarle que deje de tomar ciertos medicamentos, como los anticoagulantes o los antiinflamatorios no esteroides (AINE), unos días antes de la cirugía. Puede que necesite un traslado hacia la cirugía y desde ella si no debe permanecer en el hospital.

Qué sucederá durante la extracción de un quiste pilonidal:

Pueden administrarle anestesia general para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. O, en lugar de eso, podrían administrarle anestesia local o raquídea para adormecer el área de la cirugía. Con anestesia local o raquídea, es posible que igualmente sienta presión o molestias, pero no debería sentir ningún dolor. Lo acostarán boca abajo durante la cirugía. El cirujano hará una o más incisiones en la parte inferior de la espalda o alrededor del quiste para extraerlo. El cirujano puede poner tinte en la incisión para que el quiste se vea con claridad. Podrían cerrar la incisión con puntos de sutura o dejarlo abierto para que sane. Se colocará un vendaje o una bomba de vacío para heridas sobre la incisión para mantenerla limpia y seca, y para evitar una infección.

Riesgos de la extracción de un quiste pilonidal:

Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Es posible que sienta dolor después del procedimiento. Podría formarse una cicatriz conforme sane la incisión. La cicatriz podría hacerse más grande y sobresalir. Sus puntos de sutura podrían separarse. El quiste o el absceso pueden volver a aparecer.

Llame al 911 si:

  • Usted tiene dificultad para respirar.
  • Usted tiene dolor en el pecho.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Tiene fiebre.
  • Le sangra la incisión.
  • Tiene un dolor intenso.
  • Se separaron los puntos de sutura.
  • La incisión está enrojecida o caliente, o supura.

Comuníquese con su médico si:

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Antibióticos podrían ser administrados para tratar una infección causada por bacterias.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidado propio en su hogar:

  • Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas. Mantenga su incisión limpia y seca. Su médico le dará instrucciones sobre cómo cambiarse la venda. Su médico le dirá cuándo podrá bañarse o ducharse.
  • No se siente por largos periodos de tiempo. Limite las actividades que generen tensión en la parte inferior de la espalda.
  • Mantenga la zona sin vello afeitándose. Considere la posibilidad de realizarse una depilación láser después de haber sanado.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide