Skip to Content

Espondilolistesis

CUIDADO AMBULATORIO:

Espondilolistesis

es una afección que ocurre cuando un hueso de su columna vertebral se sale de su lugar. Con frecuencia, los huesos se mueven lentamente con el transcurso del tiempo, pero podrían moverse repentinamente. La espondilolistesis puede ocurrir en cualquier parte de la columna vertebral, pero es más común que ocurra en la parte inferior de la espalda.

Los signos y síntomas más comunes incluyen los siguientes:

Sus síntomas pueden ser de leves a graves. Puede presentar cualquiera de los siguientes signos o síntomas:

  • Un defecto de nacimiento
  • Una fractura en una parte de su columna
  • Un tumor cerca de su columna
  • Una infección dentro o cerca de su columna
  • Demasiado estrés en la columna debido a ciertas actividades como el levantar pesas o por gimnasia

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted tiene adormecimiento o debilidad repentinos en las piernas.
  • Usted no puede caminar ni mover sus piernas.
  • Su dolor empeora repentinamente.
  • Usted tiene entumecimiento en su área genital o problemas para controlar su orina o evacuaciones intestinales.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Sus síntomas no mejoran con el tratamiento.
  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene dolor en sus muslos o glúteos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para la espondilolistesis

podría depender de sus síntomas. Podrían recetarle medicamentos para aliviar el dolor. Es posible que usted necesite hacer menos actividad y descansar como se le indique. Usted podría necesitar un aparato ortopédico para dar soporte a su espalda. Es posible que necesite fisioterapia para aumentar su flexibilidad y fuerza. Usted podría necesitar una cirugía si su espondilolistesis es grave. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Relajantes musculares ayudan a reducir dolor. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidados personales:

  • Repose según le indicaron. No levante nada que pese más que 5 libras. No se doble o gire de su cintura. No practique deportes ni haga ninguna actividad fuerte. Pregunte a su médico cuándo puede regresar a realizar sus actividades normales.
  • Aplique hielo sobre su espalda por 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla antes de aplicarla sobre su espalda. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Alcance o mantenga un peso saludable. El peso adicional puede aumentar la presión en su columna. Esto puede aumentar sus síntomas. Consulte con su médico cuánto debería pesar. El podría ayudarle a crear un plan saludable de pérdida de peso si usted tiene sobre peso.
  • Pregunte a su médico si las terapias alternativas son adecuadas para usted. Los ejemplos incluyen al yoga y la acupuntura. El yoga podría aumentar su fuerza y flexibilidad. La acupuntura podría ayudarlo a aliviar su dolor.
  • Estírese como se le indique cuando regrese a su programa de ejercicios. Siempre haga ejercicios para calentar los músculos y estírese antes de ejercitarse. Haga ejercicios de enfriamiento y estiramiento cuando termine. Esto ayudará a que sus músculos se relajen y disminuirá el estrés en su columna.

Acuda a la terapia física como se le indique:

Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide