Skip to Content

Esofagitis Corrosiva En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

La esofagitis corrosiva

es el daño al esófago de su niño por sustancias nocivas. El daño podría provocar inflamación, úlceras o cicatrización.

Tracto digestivo

Los signos y síntomas comunes son:

  • Dolor de pecho repentino o que sucede después de que su niño toma una píldora
  • Dolor cuando su niño traga líquidos o alimentos
  • Pérdida del apetito
  • Vómito con sangre

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo siente que la comida o los medicamentos se atascas y no bajan con agua.
  • Su niño vomita sangre o algo que parece granos de café.
  • Su hijo tiene evacuaciones intestinales negras o con sangre.
  • Los síntomas de su niño están empeorando.

Llame al médico de su hijo si:

  • Su hijo tiene fiebre.
  • El dolor del niño no se alivia ni desaparece después de tomar el analgésico.
  • Su hijo vomita y no puede retener alimentos ni líquidos.
  • El estómago de su niño se siente muy lleno y no puede eructar o vomitar.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Tratamiento:

El médico de su hijo podría pedirle que suspenda ciertos medicamentos o tratamientos por un período de tiempo. Esto le dará al esófago de su hijo tiempo para sanar. No suspenda ningún tratamiento sin consultarlo con el médico primero. Su hijo también puede necesitar lo siguiente, dependiendo de su edad y de la causa de la esofagitis:

  • Los medicamentos pueden administrarse para disminuir la inflamación o irritación causada por los ácidos estomacales. Ellos podrían ayudar a que el revestimiento protector del esófago aumente y así ayudarlo a sanar. Su hijo también podría necesitar antibióticos para tratar o prevenir una infección bacteriana en el esófago.
  • La dilatación es un procedimiento que se usa para ensanchar el esófago. Se coloca un pequeño balón, dilatador o stent en el esófago de su niño y se expande.
  • La cirugía podría ser necesaria para remover una parte del esófago de su hijo. Este podría reemplazarse con una porción del estómago o del colon.

Ayude a su hijo a prevenir la esofagitis corrosiva:

  • Haga que su hijo se siente o se pare cuando tome los medicamentos. No deje que su hijo se acueste después de tomar las píldoras. Debe permanecer en posición vertical durante 10 a 15 minutos.
  • Pregunte por otras maneras de administrar los medicamentos de su niño. Si su hijo tiene un esófago estrecho, pregunte si puede darle sus medicamentos en forma líquida. Pregunte si puede aplastar la píldora y mezclarla con líquido para beberla. Si su hijo debe tragar píldoras, asegúrese de que las trague de a 1 por vez. Debe tomar cada una con, al menos, 4 onzas de líquido.
  • Almacene los químicos nocivos en un lugar seguro. Coloque una etiqueta en las botellas que contienen sustancias nocivas y manténgalas fuera del alcance de niños. Ponga una cerradura o un pestillo a prueba de niños en la puerta de área de almacenamiento.
  • Mantenga las baterías y objetos similares fuera del alcance de los niños. Los bebés por lo general se llevan todo a la boca para explorar. Las baterías estilo botón son fácil de tragar y pueden causar daños graves. Cierre con cinta adhesiva las tapas de los compartimientos de las baterías de aparatos electrónicos como controles remoto. Guarde las baterías y los materiales tóxicos fuera del alcance de los niños. Use chapas o cierres de seguridad para que los niños no puedan alcanzar los materiales peligrosos.
Cierres comunes para niños

Acuda a las consultas de control con el médico de su niña según le indicaron:

Es posible que su hijo necesite otra endoscopia para asegurarse que el esófago está cicatrizando. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.