Skip to Content

Epoc: Ejercicios Respiratorios

CUIDADO AMBULATORIO:

Los ejercicios respiratorios

pueden ayudarlo a controlar los síntomas de la EPOC, como la falta de aliento. Los ejercicios fortalecen los músculos que se usan para la respiración. Los ejercicios también pueden hacer que el aire entre con mayor facilidad cuando usted se encuentra con dificultad para respirar. Su médico le indicará con qué frecuencia hacer estos ejercicios.

Tos y respiración profunda

pueden disminuir el riesgo de una infección pulmonar:

  • Respire profundo y sostenga el aire lo más que pueda. Expulse todo el aire y luego tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias.
  • Es posible que le proporcionen un espirómetro de incentivo para ayudarlo a respirar hondo. Coloque la boquilla en sus labios y respire lento y profundo. Luego exhale y tosa. Repita estos pasos 10 veces por hora.
    Como utilizar un espirómetro incentivo

La respiración con los labios fruncidos

puede ser útil antes de comenzar una actividad o en cualquier momento en que sienta que le falta el aire:

  • Inhale a través de la nariz. Use los músculos de su abdomen para ayudar a llenar sus pulmones con aire.
  • Exhale lentamente a través de la boca con sus labios levemente fruncidos. Debería hacer un silbido tenue cuando echa el aire hacia afuera.
  • Trate que la exhalación dure el doble que la inhalación. Esto le ayuda a deshacerse de la mayor cantidad de aire de sus pulmones como sea posible.
  • Repita este ejercicio varias veces. Cuando se acostumbre a la respiración con los labios fruncidos, usted puede hacerlo en cualquier momento en caso que necesite más aire.
    Inhalar y exhalar

Respiración diafragmática:

fortalecerá los músculos que se usan para la respiración:

  • Coloque una mano justo por debajo de las costillas. Coloque la otra mano en el centro de su pecho sobre su esternón.
  • Lentamente inhale el aire por su nariz, tan profundo como pueda.
  • Despacio exhale el aire por los labios fruncidos. A media que exhala, contraiga los músculos que se encuentran justo debajo de las costillas. Use su mano para empujar suavemente hacia adentro y hacia arriba mientras contrae los músculos.
  • La respiración diafragmática requiere práctica. Poco a poco aumente la cantidad de tiempo que pasa en cada sesión de práctica.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide