Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Epididimitis

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es la epididimitis?

La epididimitis es la inflamación del epidídimo. El epidídimo es un tubo ondulado largo dentro del escroto. Este almacena y transporta el esperma de los testículos al pene. La epididimitis aguda dura 6 semanas o menos y se vuelve crónica si dura más de 3 meses.

Subsequent Epididymitis

¿Qué provoca la epididimitis?

  • Infecciones: Esto incluye las infecciones del tracto urinario, las infecciones de transmisión sexual (ETS) o las infecciones que se propaguen desde la próstata.
  • Medicamentos: Ciertos medicamentos podrían irritar el revestimiento del epidídimo y provocar dolor e inflamación. Pregunte por mayor información de los medicamentos que pueden provocar esto.
  • Trauma: Una lesión en el escroto o un catéter u objetos que se colocan en la uretra o vejiga podrían provocar esta condición.

¿Qué aumenta el riesgo de la epididimitis?

  • La actividad sexual: El tener varias parejas sexuales, las relaciones sexuales sin el uso de condón y las relaciones sexuales vía anal aumentan el riesgo de las ETS, lo cual podría provocar la epididimitis.
  • Condiciones médicas o de salud: Las condiciones como agrandamiento de la próstata, el cáncer u otras condiciones que provocan presión o restringen el flujo de la orina, podrían aumentar el riesgo. Esto también incluye la diabetes o un sistema inmunológico débil.
  • Vasectomía: Durante este procedimiento, el epidídimo o los vasos sanguíneos y nervios a su alrededor podrían inflamarse.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la epididimitis?

  • Enrojecimiento, dolor o inflamación en el escroto
  • Sensación de ardor al orinar u orinar frecuentemente
  • Secreción del pene o sangre en el semen
  • Dolor durante las relaciones sexuales o dificultad para tener o mantener una erección
  • Dolor abdominal, de la espalda, muscular o de las articulaciones
  • Fiebre
  • Náusea y vómito

¿Cómo se diagnostica la epididimitis?

El médico le examinará el pene y el escroto. También podría revisar la próstata introduciendo un dedo con guante en el ano. El podría preguntarle acerca de otras condiciones médicas que usted pudiera tener. Infórmele por cuánto tiempo usted ha tenido los síntomas. Dígale acerca de lesiones, traumas o tratamientos que haya tenido. El podría preguntar acerca de su pareja sexual para ver si usted tiene riesgo de una ETS. Usted podría necesitar cualquiera de lo siguiente:

  • Exámenes de laboratorio: Es posible que le realicen exámenes de sangre y de orina para revisar si usted tiene una infección. Si usted tiene desecho, se tomará una pequeña cantidad del líquido para mandarlo al laboratorio para examinarse.
  • Ultrasonido: Un ultrasonido usa ondas sonoras para mostrar imágenes del escroto en un monitor. Un ultrasonido podría mostrar sangrado, protuberancias o problemas con el flujo sanguíneo.
  • Escán nuclear: Este examen utiliza una pequeña cantidad de material radioactivo que se inyecta en la sangre. Se usa un monitor para ver los testículos y revisar el flujo sanguíneo. El material radioactivo ayuda a los vasos sanguíneos a verse mejor.
  • Cirugía: El médico podría realizar una incisión y abrir el escroto para buscar la causa de la epididimitis. Podrían tomarse muestras de tejido y mandarse al laboratorio para su análisis.

¿Cómo se trata la epididimitis?

Su tratamiento va a depender de la causa de la condición y podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Antibióticos: Este medicamento se administra si la epididimitis se debe a una infección bacterial. Tómelos como se le indique.
  • AINEs: Estos medicamentos disminuyen la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINEs están disponibles sin receta médica. Pregunte al médico cuál medicamento es el indicado para usted y cuánto tomar. Tómelo como se le indique. Los AINEs pueden provocar sangrado estomacal o problemas en el riñón si no se toman correctamente.
  • Medicamentos para el dolor: Es posible que le receten medicamentos para disminuir el dolor. No espere hasta que el dolor sea intenso antes de tomar el medicamento.
  • Cirugía: Usted podría necesitar cirugía si la condición empeora o se vuelve crónica. Podría realizarse una cirugía para remover la epididimitis o el testículo. También es posible que necesite cirugía para tratar el problema que está provocando la condición, como un problema del tracto urinario.

¿Cuáles son los riesgos de la epididimitis?

Aún con tratamiento, la condición podría empeorar y volverse crónica. La cirugía podría provocar sangrado o conllevar a una infección. Si no se trata, la epididimitis podría provocar mayor dolor. Si usted tiene una infección, podría propagarse a otro tejido o provocar un absceso (acumulación de pus). Esta también se podría propagar a otras partes del cuerpo. Una infección en la sangre podría provocar una enfermedad grave y representar una amenaza para la vida.

¿Cómo puedo controlar o evitar la epididimitis?

  • Hielo: El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. También podría ayudar a evitar daño al tejido. Use una bolsa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla y colóquela sobre el testículo o escroto inflamado por 15 a 20 minutos cada hora como se le indique.
  • Descanso: Descansar o disminuir la actividad podría ayudar a reducir el dolor. También podría ayudarlo a sanar mas rápido. Regrese a las actividades normales como se le indique.
  • Sexo seguro: Use un condón de látex durante las relaciones sexuales vía oral, vaginal o anal. No tenga relaciones sexuales con alguien que tiene ETS. Si usted tiene una infección, dígale a su pareja sexual para que pueda revisarse en caso de una ETS y recibir tratamiento si es necesario. No tenga relaciones sexuales mientras su pareja esté recibiendo tratamiento por una ETS o hasta que el médico de cabecera lo autorice.
  • Soporte al escroto: Es posible que le digan que se coloque una almohada o que enrolle una toalla debajo del escroto para elevarlo cuando se siente o se acueste. Esto podría ayudar a reducir el dolor. Un soporte atlético podría hacerlo sentir más cómodo cuando esté de pie.

¿Cuándo debería comunicarme con mi médico?

Comuníquese con su médico si:

  • Tiene fiebre.
  • Sus signos y síntomas no mejoran dentro de 3 días de recibir tratamiento o regresan después del tratamiento.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debería buscar cuidado inmediato?

Busque cuidado inmediatamente o llame al 911 si:

  • Se siente mareado o se desmaya.
  • Tiene dolor intenso en los testículos que comienza repentinamente o después de una lesión.
  • Sus síntomas empeoran aún después de comenzar el tratamiento con medicamento.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide