Skip to Content

Enterobacterias Resistentes A Carbapenems (erc)

CUIDADO AMBULATORIO:

Las enterobacterias resistentes a carbapenems (ERC)

son un grupo de bacterias muy difíciles de eliminar cuando provocan una infección. Los ejemplos incluyen a la E coli y la klebsiella. Las ERC con frecuencia provocan infecciones del pulmón, del tracto urinario, de heridas y de sangre. Los carbapenems son un grupo de antibióticos para tratar las infecciones bacterianas. Con las infecciones por ERC, las bacterias liberan químicos que evitan que los carbapenems los eliminen. A esto se le conoce como resistencia a los antibióticos. Las infecciones por ERC pueden ser difíciles de curar y pueden propagarse a otras partes de su cuerpo. Las infecciones por ERC que llegan a la sangre pueden representar una amenaza para la vida.

Signos y síntomas:

Los signos y síntomas de una infección por ERC dependen de qué parte de su cuerpo está infectada. Puede presentar cualquiera de los siguientes signos o síntomas:

  • Fiebre y escalofríos
  • Poca o nada de energía
  • Pérdida del apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Tos o dificultad para respirar
  • Dolor o dificultad para orinar
  • Un salpullido o piel enrojecida e inflamada con pus

Llame a su médico si:

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Usted tiene una herida que está roja, inflamada o drena pus.
  • Usted ha tenido contacto con alguien con infección por ERC.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

podría depender de si las ERC han causado una infección. Usted no necesitará tratamiento si tiene ERC en su cuerpo pero no está infectado. Si las ERC le están provocando una infección, es posible que usted necesite antibióticos para tratar la infección. También podría necesitar de cirugía u otros procedimientos para drenar un absceso o extirpar tejido infectado.

Prevenga la propagación de las ERC:

  • Informe a su médico si usted ha sido hospitalizado en otro hospital o país. Esto podría indicarle a su médico si usted tiene riesgo de las ERC y ayudarle a obtener tratamiento temprano para las infecciones.
  • Tome antibióticos como se le indique. No tome antibióticos si no los necesita. No comparta antibióticos ni tome los antibióticos de otras personas. El uso excesivo de antibióticos puede eliminar la bacteria buena de su intestino y aumenta su riesgo de las ERC. Usted también podría propagar las ERC a otras personas.
  • Lávese las manos frecuentemente. Lávese las manos varias veces al día. Lávese después de usar el baño, después de cambiar pañales y antes de preparar la comida o comer. Use siempre agua y jabón. Frótese las manos enjabonadas, entrelazando los dedos. Lávese el frente y el dorso de las manos, y entre los dedos. Use los dedos de una mano para restregar debajo de las uñas de la otra mano. Lávese durante al menos 20 segundos. Enjuague con agua corriente caliente durante varios segundos. Luego séquese las manos con una toalla limpia o una toalla de papel. Puede usar un desinfectante para manos que contenga alcohol, si no hay agua y jabón disponibles. No se toque los ojos, la nariz o la boca sin antes lavarse las manos.
    Lavado de manos

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.