Skip to Content

Endarterectomía Carotídea

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que necesita saber sobre la endarterectomía carotídea (EC):

Una endarterectomía carotídea es una cirugía para extraer placa (depósitos de grasa) de la parte interior de su arteria carótida. La arteria carótida es un vaso sanguíneo que se encuentra en ambos lados de su cuello. Placa puede acumularse dentro de su arteria carótida y disminuir el flujo de sangre a su cerebro. Un pedazo de placa se puede desprender y causar un ictus.

Arteria carótida

La forma para prepararse para la cirugía:

  • Su cirujano le indicará cómo prepararse. Le puede indicar que no consuma ningún alimento ni bebida después de la medianoche del día de la cirugía. Pídale a alguien que lo lleve a su casa cuando le den el alta.
  • Informe a su cirujano sobre todos los medicamentos que usted toma actualmente. Le dirá si necesita dejar de tomar algún medicamento para la cirugía y cuándo debe hacerlo. Le dirá si usted necesita tomar aspirina o un anticoagulante antes de su cirugía. Este medicamento puede ayudar a prevenir que se formen coágulos en su sangre. Le indicará cuáles medicamentos tomar y cuáles no tomar en el día de su cirugía.
  • Usted puede necesitar exámenes de sangre antes de su cirugía. También podría necesitar un ultrasonido, una tomografía computarizada o una resonancia magnética. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Informe a su médico si usted tiene algún metal dentro o sobre su cuerpo. Pueden realizarse pruebas para revisar las placas en su arteria carótida. Una angiografía podría usarse para revisar el flujo de sangre de su arteria carótida a su cerebro.
  • Usted podría necesitar pruebas para asegurarse de que su corazón está lo suficientemente sano para la cirugía. Esto puede ser necesario si usted tiene insuficiencia cardíaca o está en mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Qué sucederá durante la cirugía:

  • Le administrarán anestesia regional o general para ayudarlo a evitar el dolor durante la cirugía. Le harán una incisión en el cuello, sobre la arteria carótida. El cirujano hará una incisión en la arteria. Separará la placa de la pared de la arteria. Luego retirará la placa.
  • Se cerrará la arteria o se la unirá con puntos de sutura. También podría utilizarse un parche artificial o un pedazo de su propia vena para cerrar su arteria. El flujo de sangre a través de la arteria carótida será revisado.
  • Podría usarse un drenaje para extraer el exceso de sangre y líquido alrededor de su arteria. Su piel será cerrada con suturas y cubierta con un vendaje.

Qué esperar después de la cirugía:

Los médicos retirarán el vendaje poco después de la cirugía para revisar la incisión. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice.

  • Su cabeza se mantendrá recta durante 24 horas después de la cirugía. Esto ayuda a reducir el riesgo de efectos secundarios, como la hinchazón y los desmayos. La cabecera de su cama puede que también esté un poco levantada.
  • Los medicamentos podrían administrarse para diluir la sangre y prevenir coágulos de sangre. Usted también podría necesitar un medicamento para reducir su colesterol o presión arterial.
  • Pueden tomarse imágenes de ultrasonido para buscar coágulos en su arteria carótida.

Riesgos de endarterectomía carotídea:

  • Podrían dañarse los músculos o nervios cercanos a su arteria carótida. Daños a nervios puede conducir a cambios en la manera en que usted se ve o dificultad para masticar y tragar. Es posible que usted sangre más de lo esperado o que desarrolle una infección. Usted podría tener dolores de cabeza, presión arterial alta o latidos cardíacos anormales. La hinchazón en el área de la cirugía puede bloquear las vías respiratorias. Puede formarse una fístula (conexión anormal) entre su arteria carótida y otro tejido. Usted también está en riesgo de sufrir un ataque cardíaco potencialmente mortal durante o después de la cirugía.
  • Es posible que a usted se le forme un coágulo en su pierna, brazo o arteria carótida. El coágulo podría desprenderse y viajar a su corazón o cerebro y crear problemas de peligro mortal, como un ataque al corazón o un derrame cerebral. Después de una endarterectomía carotídea, su arteria carótida puede estrecharse o llenarse de placa nuevamente. El parche utilizado para su cirugía se puede desgarrarse o aflojarse y causar que una gran cantidad de sangre se pierda.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) en cualquiera de los siguientes casos:

  • Tiene alguno de los siguientes signos de un ataque cardíaco:
    • Estrujamiento, presión o tensión en su pecho
    • Usted también podría presentar alguno de los siguientes:
      • Malestar o dolor en su espalda, cuello, mandíbula, abdomen, o brazo
      • Falta de aliento
      • Náuseas o vómitos
      • Desvanecimiento o sudor frío repentino
  • Usted tiene alguno de los siguientes signos de derrame cerebral:
    • Adormecimiento o caída de un lado de su cara
    • Debilidad en un brazo o una pierna
    • Confusión o debilidad para hablar
    • Mareos o dolor de cabeza intenso, o pérdida de la visión.
  • Si de repente siente un desvanecimiento y falta de aire.
  • Si le duele el pecho cuando respira hondo o tose.
  • Usted expectora sangre.

Busque atención médica de inmediato si:

  • La incisión está inflamada, roja o supura pus.
  • La sangre empapa el vendaje.
  • Se desprenden los puntos de sutura.
  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.

Llame a su médico o cirujano vascular si:

  • Tiene náuseas o está vomitando.
  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Aspirina ayuda a diluir la sangre para prevenir que se formen coágulos. Si le han indicado el uso de aspirina, no tome acetaminofén o ibuprofeno en su lugar. No tome más ni menos aspirina que lo indicado. Este medicamento le va a causar más probabilidad para sangrado y moretones.
  • Los anticoagulantes ayudan a evitar los coágulos sanguíneos. Los coágulos pueden ocasionar derrames cerebrales, ataques al corazón y hasta la muerte. Las siguientes son pautas generales de seguridad para seguir mientras está tomando un anticoagulante:
    • Esté atento a sangrados y hematomas mientras esté tomando anticoagulantes. Esté atento a cualquier sangrado de las encías o nariz. Esté atento a la aparición de sangre en su orina y evacuaciones intestinales. Use una toalla suave para su piel y un cepillo de dientes de cerdas suaves para cepillarse sus dientes. Esto puede evitar que su piel o encías sangren. Si usted se afeita, use una rasuradora eléctrica. No practique deportes de contacto.
    • Informe a su odontólogo y otros médicos que usted toma anticoagulantes. Lleve un brazalete o un collar que indique que usted toma este medicamento.
    • No empiece ni suspenda ningún medicamento, a menos que su médico se lo indique. Muchos medicamentos no se pueden usar junto con los anticoagulantes.
    • Tome el anticoagulante exactamente como se lo ordenó su médico. No omita ninguna dosis ni tome menos de lo indicado. Informe a su médico inmediatamente si usted olvida tomar el anticoagulante o si toma de más.
    • La warfarina es un anticoagulante que usted puede necesitar tomar. Usted debería saber lo siguiente en caso de que tome warfarina:
      • Algunos alimentos y medicamentos pueden afectar la cantidad de warfarina en su sangre. No realice cambios mayores en su alimentación mientras toma warfarina. La warfarina funciona mejor si usted ingiere aproximadamente la misma cantidad de vitamina K todos los días. La vitamina K se encuentra en las hortalizas de hoja verde y algunos otros alimentos. Solicite más información acerca de lo que tiene que comer cuando usted toma warfarina.
      • Usted necesitará acudir a consultas de control con su médico cuando esté tomando warfarina. Deberá hacerse análisis de sangre periódicamente. Estos análisis se usan para determinar la cantidad de medicamento que necesita.
  • Medicamentos para la presión arterial ayudan a mantener su presión arterial bajo control. Esto protegerá el lugar de la cirugía para que no se abra.
  • Los medicamentos para el colesterol ayudan a disminuir la cantidad de colesterol en la sangre. Éste puede ayudar a disminuir que se forme placa nueva en su arteria carótida.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Signos de alerta de un derrame cerebral:

La palabra C.B.H.T. (F.A.S.T., por sus siglas en inglés) puede ayudarlo a recordar y reconocer los signos de advertencia de un derrame cerebral.

  • C = Cara: Un lado de su cara está caído.
  • B = Brazos: Un brazo comienza a caerse cuando ambos brazos están levantados.
  • H = Habla: Dificultad para hablar o sonar diferente de lo normal.
  • T = Tiempo: Una persona que está teniendo un derrame cerebral necesita atención médica inmediata. Un derrame cerebral es una emergencia médica que necesita tratamiento inmediato. Algunos medicamentos y tratamientos actúan mejor si se administran dentro de unas horas después del derrame cerebral.

Cuidados personales:

  • Lave cuidadosamente el área de la cirugía con agua y jabón. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes si se mojan o se ensucian.
  • No levante nada pesado hasta que su médico lo autorice. Esto puede ser por algunas semanas después de la cirugía.
  • Pregunte cuándo puede regresar a sus actividades cotidianas regulares. Su médico le dirá cuándo puede volver al trabajo, conducir o realizar otras actividades.

Controle o prevenga las enfermedades de las arterias carótidas o del corazón:

  • Controle cualquier otra afección médica. Las condiciones de salud como la diabetes o la presión arterial alta o los niveles de colesterol pueden aumentar su riesgo. Sus médicos pueden ayudarlo a controlar cualquier condición de salud que usted tenga.
  • Consuma alimentos saludables y variados. Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, panes integrales, productos lácteos bajos en grasa, carne magra y pescado. Elija pescado que sea rico en ácidos grasos omega-3, como el salmón y el atún fresco. Pida más información a su médico sobre una dieta saludable para el corazón y el plan de alimentación DASH.

  • Limite el consumo de sodio (sal). El sodio podría aumentar su presión arterial. Agregue menos sal a sus alimentos. Lea las etiquetas de los alimentos y elija los alimentos que son bajos en sodio. Su médico podría recomendarle que siga una dieta baja en sodio.

  • Alcance o mantenga un peso saludable. El exceso de peso hace que su corazón trabaje más duro. Consulte con su médico cuánto debería pesar. Él puede ayudarlo a crear un plan para perder peso de manera segura.
  • Ejercítese según indicaciones. El ejercicio ayuda a mejorar su función cardíaca y puede ayudarlo a controlar su peso. El ejercicio puede ayudarlo a bajar su colesterol y niveles de azúcar en la sangre. Trate de estar activo diariamente. Su médico puede ayudarlo a crear un plan de ejercicios que funcione mejor para usted.
    Caminar para ejercitarse
  • Limite el consumo de alcohol. El alcohol puede aumentar su presión arterial y los niveles de triglicéridos. Los hombres deberían limitar el consumo de alcohol a 2 tragos por día. Las mujeres deberían limitar su consumo de alcohol a 1 trago al día. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.
  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden provocar daño al corazón y al pulmón. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo igualmente contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

Acuda a sus consultas de control con su médico o cirujano vascular según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.