Skip to Content

Eligiendo Y Usando Con Seguridad Una Cama De Hospital

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Por qué necesito saber sobre las camas de hospital?

Una cama de hospital puede ser necesaria si usted o un miembro de la familia están enfermos o se están recuperando de una enfermedad en casa. Usted puede comprarla o alquilarla en un almacén de artículos médicos. La mayoría de las camas de hospital tienen la apariencia de una cama sencilla y está fabricada con piezas metálicas fuertes. La cama tiene barandas movibles. Para cambiar las posiciones de la cama se puede usar una manivela manual o un control eléctrico. Consulte con su proveedor de salud acerca del tipo de cama que sea más conveniente para usted o para su pariente.

¿Cuáles tipos de camas de hospital se encuentran disponibles?

  • Las camas de hospital manuales es necesario moverlas o ajustarlas usando manivelas. Esto puede ser dificil si usted no tiene fuerza suficiente en sus manos o brazos. Si usted no puede hacer esto usted necesitará que alguien le ayude. Las manivelas están ubicadas en la cabecera o a los pies de la cama. Las camas manuales probablemente no cambian tanto de posición como las camas eléctricas.
  • Las camas de hospital eléctricas se pueden mover o ajustar al oprimir botones. Estas camas pueden ser más fáciles de usar. Una cama eléctrica tiene un motor y un cable para conectarlo en un enchufe eléctrico (tomacorriente). También tiene conectado un panel de control parecido al control remoto de un televisor. Cada botón del control puede tener un dibujo que indica la dirección hacia la cual se moverá la cama al oprimir ese botón. Muchas personas prefieren la cama eléctrica por la facilidad que ofrece para cambiar de posición. Estas camas, también pueden venir con una báscula incorporada.

¿Qué tipo de colchón se debería usar?

Existen colchones de espuma, de aire y de gel disponibles para las camas de hospital. Algunos colchones pueden disminuir la presión en ciertas partes del cuerpo y así ayudar a prevenir las llagas por presión. Usted puede comprar o alquilar el colchón en el mismo almacén donde compró o alquiló la cama. El colchón usualmente viene con un cobertor impermeable (a prueba de agua). Es posible que usted necesite otros protectores o aditamentos para la cama.

¿Cómo puedo usar una cama de hospital con seguridad?

  • Mantenga aseguradas las ruedas de la cama a toda hora. Retire el seguro de las ruedas sólo cuando necesite mover la cama. Una vez la cama esté en su lugar, nuevamente asegure las ruedas.
  • Coloque un timbre y un teléfono al alcance de la cama. Esto debería estar disponible de manera que pueda llamar en caso que necesite ayuda.
  • Mantenga subidas las barandas de la cama a toda hora excepto cuando entre o salga de la cama. Es posible que necesite una butaca al lado de la cama. Mantenga una luz nocturna en caso que necesite levantarse de la cama por la noche.
  • Coloque el control remoto de la cama al alcance de la persona, para que pueda cambiar de posición. Aprenda a manejar el control remoto y practique cambiar a diferentes posiciones. Pruebe el panel de control manual y el control remoto de la cama para cerciorarse de que la cama esté funcionando correctamente. Es probable que pueda bloquear las posiciones de la cama para que no pueda ser desajustar.
  • Siga las instrucciones especificas del fabricante para usar la cama. Revise que los controles de la cama no estén rotos ni dañados. Llame al fabricante de la cama o a un profesional, si nota un olor a quemado o sonidos inusuales provenientes de la cama. No use la cama si de ella sale un olor a quemado. Llame también si los controles no están funcionando correctamente cuando se cambia la cama a diferentes posiciones.
  • Al ajustar cualquier parte de la cama se debería mover libremente. La cama debería extenderse hasta lo máximo y ajustarse en cualquier posición. No coloque el control remoto ni los cables por las barandas de la cama.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide