Skip to Content

Electromiografía

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que necesita saber sobre la electromiografía:

Una electromiografía (EMG) es una prueba que mide la actividad eléctrica de los músculos. Los nervios envían señales a los músculos a mover. Una EMG le dirá a su médico cuán bien sus nervios y músculos trabajan juntos. Normalmente, al mismo tiempo que la EMG, se realiza un estudio de conducción nerviosa (ECN). El ECN mide la velocidad con que la actividad eléctrica viaja por el nervio hasta el músculo. En conjunto, estos dos exámenes pueden ayudar a diagnosticar enfermedades como la distrofia muscular, la miastenia grave y los trastornos nerviosos.

Cómo prepararse para una electromiografía:

Su médico hablará con usted sobre cómo debe prepararse para el examen. Infórmele a su médico si tiene colocado un marcapasos. Su médico le indicará qué medicamentos puede tomar el día del examen, y cuáles debe evitar. Es probable que usted deba suspender los anticoagulantes, los AINEs y la aspirina 24 horas antes del examen. No tome cafeína ni fume 2 a 3 horas antes del examen. No se aplique lociones o cremas en la piel el día del examen. Vista ropa holgada al momento de la prueba. Es posible que le administren medicamento para ayudarlo a relajarse.

Qué sucederá durante la electromiografía:

  • El médico le colocará almohadillas adhesivas en el brazo o la pierna. También le introducirá 1 o más agujas a través de la piel dentro del músculo. Usted puede llegar a sentir molestia o dolor cuando le inserten la aguja. La aguja y las almohadillas adhesivas estarán conectadas a cables y monitores. Los monitores registran la actividad eléctrica de sus músculos.
  • A través de las almohadillas adhesivas se enviará una pequeña descarga eléctrica al músculo. Esto hará que su brazo o pierna se contraigan. Usted puede tener sensación de picor durante la descarga. Puede que le pidan que levante o flexione el brazo o la pierna. Cuando concluya la prueba, el médico le quitará la aguja y los cables. Es posible que el médico haga presión sobre la herida y la cubra con una venda pequeña.

Qué sucederá después de la electromiografía:

Es probable que presente moretones o sienta dolor en el sitio de inserción de la aguja. Esto mejora en varios días.

Riesgos de la electromiografía:

Sus nervios podrían lesionarse durante el examen. Usted podría contraer una infección. Usted podría tener dolor, moretones, o sangrado en el lugar de la piel donde se colocaron las agujas.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • La piel del lugar donde se colocaron las agujas se encuentra enrojecida, inflamada o drena pus.
  • Tiene entumecimiento o dificultad para mover el brazo o la pierna.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Usted podría necesitar lo siguiente:

  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas:

Retire el vendaje al cabo de 12 horas o como se le haya indicado. Lave cuidadosamente el área alrededor de la herida con jabón y agua. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien.

Aplique hielo:

Aplique hielo sobre la herida durante 15 a 20 minutos cada hora o según se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide