Skip to main content

Dpit (derivación Portosistémica Intrahepática Transyugular)

LO QUE NECESITA SABER:

Una derivación portosistémica intrahepática transyugular (DPIT) es un canal que se construye dentro del hígado para aumentar el flujo sanguíneo. El canal o derivación reduce la inflamación en el abdomen y la hipertensión portal. La DPIT también podría reducir la acumulación de líquido en el abdomen.

Órganos abdominales

COMO PREPARARSE:

Antes del procedimiento:

  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.
  • Consiga que alguien lo lleve a su casa después de su procedimiento.
  • Infórmele a su médico si usted tiene algún problema de coagulación o si usa anticoagulantes.
  • Dígale a su médico sobre todos los medicamentos las vitaminas, las hierbas o los suplementos que toma en este momento. El médico le dirá si necesita dejar de tomar alguno de estos antes del procedimiento y cuándo debe hacerlo. Le dirá qué puede tomar o no el día del procedimiento.
  • Es posible que necesite tomar un antibiótico antes de su procedimiento. Estos medicamentos ayudan a combatir o prevenir las infecciones causadas por bacterias. Informe al médico acerca de todas sus alergias, incluidos los medicamentos o el líquido de contraste.
  • Es probable que necesite un ultrasonido del hígado, una resonancia magnética o una tomografía computarizada. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal dentro de su cuerpo o por encima. Es posible que le administren un líquido de contraste para que las imágenes se aprecien mejor. Informe al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste.

La noche antes de su procedimiento:

Es posible que le indiquen que no coma ni tome nada pasada la medianoche.

El día de su procedimiento:

Un anestesiólogo platicará con usted antes del procedimiento. Infórmele si usted o algún familiar ha tenido problemas con la anestesia. Tal vez necesite un medicamento para mantenerlo relajado y sin dolor durante el procedimiento.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • Su médico le colocará una aguja en una vena del cuello. Luego le colocará una sonda en la vena. La sonda viene con un globo pequeño pegado a ella.
  • El médico guiará el catéter, el stent (tubo) y el globo hacia el hígado. El médico también revisará la presión sanguínea de sus venas usando el globo inflado. Utilizará el globo inflado para hacer un canal en el hígado. Luego se libera el stent dentro del canal.
  • Su médico además podría realizar un procedimiento para detener el sangrado del esófago antes o después de colocar la DPIT. Luego, el médico colocará un vendaje sobre el área del procedimiento.

Después del procedimiento:

A usted lo llevarán a una habitación donde podrá descansar hasta que se despierte. Si se va a quedar en el hospital, entonces lo llevarán a su habitación para pasar la noche. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. Es probable que su médico use otro ultrasonido después del procedimiento para controlar el funcionamiento del stent. También podría ser necesario hacer una prueba conocida como venograma para revisar el flujo sanguíneo que pasa por las venas del hígado.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Se enferma de un resfriado o de gripe.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre el procedimiento.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • La inflamación en el abdomen ha empeorado.
  • El sangrado en el esófago ha empeorado o usted empieza a expectorar sangre.

RIESGOS:

  • En raras ocasiones un vaso sanguíneo u órgano podría resultar dañado durante el procedimiento. Esto podría causar sangrado por dentro del cuerpo. Después de su procedimiento, el stent podría reducirse y formar coágulos de sangre dentro del stent. Esto puede bloquear el flujo sanguíneo, o aumentar la presión sanguínea en las venas. El tubo podría salirse de lugar, endurecerse o dejar de funcionar. Usted también podría estar en riesgo de sufrir una infección en la sangre conocida como sepsis. Podría tener encefalopatía o su encefalopatía podría empeorar después del procedimiento. La encefalopatía es daño cerebral que causa cambios de humor y comportamiento. El procedimiento puede no reducir la hipertensión portal. Esto significa que el sangrado en el esófago y la inflamación del abdomen podrían continuar. Estos problemas pueden poner en peligro su vida.
  • Usted podría requerir de otro procedimiento de DPIT si el tubo se saliera de lugar o no funcionara. También podría necesitar de otro procedimiento de DPIT si el stent no reduce su hipertensión portal u otros síntomas. Podría sufrir de insuficiencia cardíaca debido al aumento del flujo sanguíneo hacia el corazón después del procedimiento. Este procedimiento puede no aumentar su posibilidad de sobrevivir. El procedimiento DPIT puede causar insuficiencia hepática. Usted aún podría requerir de un trasplante de hígado después del procedimiento DPIT.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.