Skip to Content

Dislocación De Rótula

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una dislocación de la rótula?

Una dislocación de rótula ocurre cuando el hueso de la rodilla es forzado fuera de su lugar. Puede ocurrir por una caída o un golpe directo en su rodilla. También puede ocurrir si su rodilla se tuerce o gira. Es más probable que ocurra durante una actividad física, como los deportes, el entrenamiento militar, o la danza.


¿Qué aumenta mi riesgo de presentar una dislocación de rótula?

  • Ser alto
  • Sobrepeso
  • Una rótula que se encuentra alta o no está alineada con la articulación de la rodilla
  • Músculos de la pierna débiles o inestables
  • Una lesión en la rodilla o dislocación de la rótula en el pasado, o antecedentes familiares de problemas de la rodilla

¿Cuáles son los signos y síntomas de una dislocación de rótula?

  • Dolor e inflamación de su rodilla
  • Ser incapaz de doblar su rodilla o no poder aguantar peso sobre la pierna
  • El hueso de la rodilla se siente fuera de lugar o una rodilla inestable

¿Cómo se diagnostica una dislocación de rótula?

Su médico le palpará la rótula y le doblará la rodilla, moviéndola en diferentes direcciones. Informe a su médico si anteriormente se ha dislocado la rótula o ha sufrido una lesión en la rodilla. Dígale si tiene antecedentes familiares problemas de la rodilla. Infórmele si tiene otras condiciones médicas. Las radiografías, una resonancia magnética (RM) o una tomografía computarizada (TC) podrían mostrar imágenes de una rótula dislocada y cualquier otra lesión en la rodilla. A usted le podrían administrar un medio de contraste para que su rodilla se pueda observar mejor en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.

¿Cuál es el tratamiento para la rodilla dislocada?

Es posible que el hueso de la rodilla o rótula vuelva a su lugar por sí solo. Si no vuelve a su lugar por sí solo, podría necesitar lo siguiente:

  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Acetaminofeno: alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • Un procedimiento para retroceder la rótula a su lugar. Los médicos van a mover su rodilla y su pierna en diferentes direcciones hasta que su rótula vuelva a su lugar.
  • Succión es un procedimiento para extraer sangre y líquido de la rodilla a través de una aguja. Ésto reduce la inflamación y el dolor.
  • La cirugía podría ser necesaria si los médicos no pueden retroceder la rótula a su lugar. También podría hacerse una cirugía si su rótula se disloca más de una vez.

¿Qué puedo hacer para manejar mis síntomas?

  • Aplique hielo. El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor, y podría prevenir el daño al tejido. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbralo con una toalla húmeda y colóquelo sobre su rodilla por 15 a 20 minutos cada hora o como se lo indicaron.
  • Eleve la pierna:Eleve la rodilla por encima del nivel del corazón tan a menudo como pueda. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Apoye la rodilla sobre almohadas o mantas para mantenerla elevada cómodamente.
  • Evite que la rodilla se mueva por hasta 6 semanas o como se le haya indicado. Su médico podría ponerle un yeso o férula. Usted podría necesitar de un yeso en su pierna para estabilizar su rodilla. El yeso en la pierna puede ajustarse para aumentar su rango de movimiento a medida que su rodilla sana.
    Rodillera articulada
  • Use las muletas si se le indica. Es posible que su médico le indique que no ponga peso sobre la rodilla lesionada. Su médico le mostrará como usar las muletas. Es posible que las necesite durante 4 a 6 semanas.
  • Vaya a fisioterapia según le indicaron. Un fisioterapeuta le enseñará ejercicios para aumentar el rango de movimiento de la rodilla. Los ejercicios hacen que su rodilla se fortalezca, aumenta la estabilidad y alivia el dolor. Es posible que también necesite fortalecer su estómago, espalda, caderas y los músculos de la pierna. Tal vez le indiquen que continúe con estos ejercicios después de que termine la fisioterapia para prevenir otra dislocación.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su rótula se vuelve a dislocar.
  • Usted tiene dolor e inflamación intensos en su rodilla.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • El dolor en su rodilla aumenta.
  • Siente su rodilla inestable.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide