Skip to Content

Dislocación De Rótula

CUIDADO AMBULATORIO:

Una dislocación de rótula

ocurre cuando el hueso de la rodilla es forzado fuera de su lugar. Puede ocurrir por una caída o un golpe directo en su rodilla. También puede ocurrir si su rodilla se tuerce o gira. Es más probable que ocurra durante una actividad física, como los deportes, el entrenamiento militar, o la danza.


Signos y síntomas comunes de una dislocación de rótula:

  • Dolor e inflamación de su rodilla
  • Ser incapaz de doblar su rodilla o no poder aguantar peso sobre la pierna
  • El hueso de la rodilla se siente fuera de lugar o una rodilla inestable

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su rótula se vuelve a dislocar.
  • Usted tiene dolor e inflamación intensos en su rodilla.

Comuníquese con su médico si:

  • El dolor en su rodilla aumenta.
  • Siente su rodilla inestable.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

podría no ser necesario. Es posible que el hueso de la rodilla o rótula vuelva a su lugar por sí solo. Si no vuelve a su lugar por sí solo, podría necesitar lo siguiente:

  • Puede administrarse un medicamento recetado para el dolor. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Acetaminofeno: alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • Un procedimiento para retroceder la rótula a su lugar. Los médicos van a mover su rodilla y su pierna en diferentes direcciones hasta que su rótula vuelva a su lugar.
  • Succión es un procedimiento para extraer sangre y líquido de la rodilla a través de una aguja. Ésto reduce la inflamación y el dolor.
  • La cirugía podría ser necesaria si los médicos no pueden retroceder la rótula a su lugar. También podría hacerse una cirugía si su rótula se disloca más de una vez.

Lo que puede hacer para manejar los síntomas:

  • Aplique hielo. El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor, y podría prevenir el daño al tejido. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbralo con una toalla húmeda y colóquelo sobre su rodilla por 15 a 20 minutos cada hora o como se lo indicaron.
  • Eleve la pierna:Eleve la rodilla por encima del nivel del corazón tan a menudo como pueda. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Apoye la rodilla sobre almohadas o mantas para mantenerla elevada cómodamente.
  • Evite que la rodilla se mueva por hasta 6 semanas o como se le haya indicado. Su médico podría ponerle un yeso o férula. Usted podría necesitar de un yeso en su pierna para estabilizar su rodilla. El yeso en la pierna puede ajustarse para aumentar su rango de movimiento a medida que su rodilla sana.
    Rodillera articulada
  • Use las muletas si se le indica. Su médico le indica que no ponga peso sobre la rodilla lesionada. Su médico le mostrará como usar las muletas. Es posible que las necesite durante 4 a 6 semanas.
  • Vaya a fisioterapia según le indicaron. Un fisioterapeuta le enseñará ejercicios para aumentar el rango de movimiento de la rodilla. Los ejercicios hacen que su rodilla se fortalezca, aumenta la estabilidad y alivia el dolor. Es posible que también necesite fortalecer su estómago, espalda, caderas y los músculos de la pierna. Tal vez le indiquen que continúe con estos ejercicios después de que termine la fisioterapia para prevenir otra dislocación.

Acuda en 2 semanas a la cita con su médico o el cirujano ortopédico (traumatólogo) o como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide