Skip to Content

Dislocación De Cadera

CUIDADO AMBULATORIO:

Una dislocación de cadera

ocurre cuando la cabeza del hueso del muslo es forzado fuera de su lugar de la cavidad de la cadera.

Cadera y pelvis

Los signos y síntomas comunes son:

  • Dolor intenso
  • No puede mover la pierna
  • La cadera o rodilla están torcidas hacia adentro o afuera
  • Pie, tobillo o pierna entumecidos

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene dolor intenso.
  • Usted se disloca su cadera otra vez.

Llame a su médico si:

  • Tiene fiebre.
  • Usted tiene dolor que no se le quita después de tomar medicamento para el dolor.
  • Usted no puede caminar bien con su bastón o muletas.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Los analgésicos podrían administrarse.
  • Reducción se usa para mover el hueso del muslo de vuelta a la cavidad de la articulación de la cadera. La reducción cerrada es un procedimiento para rotar la pierna y mover la cadera en diferentes posiciones. Si la reducción cerrada no funciona, puede ser necesaria una reducción abierta. La reducción abierta es la cirugía que se realiza a través de una incisión.

Controlar una dislocación de cadera:

Se demorará entre 2 a 3 meses para que su cadera sane.

  • Utilice un caminador o unas muletas como se lo indicaron. Pregúntele a su médico o a su ortopedista (traumatólogo) cuándo puede poner peso en su lado lesionado. Mientras se recupera su cadera, utilice un bastón para que lo asista al caminar hasta que desaparezca la cojera.
  • Evite actividades de gran impacto y deportes. Evite esto por las próximas 6 a 12 semanas o hasta que su cadera recupere su fortaleza.
  • Vaya a fisioterapia según las indicaciones. Un fisioterapeuta le enseñará ejercicios para aumentar el rango de movimiento en su cadera. El ejercicio también hace que su cadera se fortalezca y alivia el dolor.

Prevenir otra dislocación de cadera:

Siga las siguientes recomendaciones por 6 semanas después de la lesión o como lo indicado:

  • Siéntese con su espalda derecha y los pies planos en el piso. No cruce las piernas. No se incline hacia adelante al sentarse en una silla.
  • Mantenga sus rodillas separadas. Coloque una almohada o un cojín de espuma en medio de sus rodillas al estar sentado o acostado. No tuerza las rodillas. No levante sus rodillas por encima de la altura de las caderas.
  • No se siente en una silla baja. Utilice los brazos de la silla y la fortaleza de su torso para que se empuje hacia arriba desde una posición sentada.
  • No se doble por la cintura para recoger un objeto del suelo. Doble las rodillas para recoger el objeto o utilice un aparato para recogerlo.

Acuda a sus consultas de control con su médico u ortopedista según le indicaron:

Es posible que necesite otra radiografía o tomografía computarizada. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.