Skip to Content

Disfunción Eréctil

CUIDADO AMBULATORIO:

La disfunción eréctil

o impotencia es la incapacidad de conseguir o mantener una erección para llevar a cabo una relación sexual.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene dolor de pecho, mareos o náuseas después de tomar los medicamentos para tratar la disfunción eréctil o durante o después de tener relaciones sexuales.
  • Usted tiene una erección por más de 4 horas después de utilizar el medicamento para la disfunción eréctil.
  • Usted orina con sangre.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene cambios en su vista, dolores de cabeza o dolor de espalda después de tomar el medicamento para la disfunción eréctil.
  • Usted tiene una erección dolorosa.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

depende de la causa de su disfunción eréctil. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los medicamentos para la disfunción eréctil podrían ayudarle a tener una erección. Estos medicamentos se toman antes de tener relaciones sexuales. Siga las indicaciones de su médico sobre cómo usar estos medicamentos. Usted podría sufrir una reacción que ponga en riesgo su vida si mezcla los medicamentos para la disfunción eréctil con medicamentos que contengan nitratos. Los medicamentos a base de nitratos incluyen nitroglicerina y otros medicamentos para el corazón.
  • Testosterona para aumentar los niveles en su sangre y mejorar su disfunción eréctil.Es posible que necesite aplicar una crema para la piel o usar un parche.
  • Una inyección en el pene podría ser necesaria para ayudar a mejorar el flujo de su sangre.
  • Un dispositivo de succión es un tubo que se coloca sobre el pene. Se conecta una bomba manual al tubo y actúa como una aspiradora. Esto puede aumentar el flujo sanguíneo al pene.
  • Terapia podría ser necesaria para tratar los problemas emocionales o con las relaciones personales que estén provocando su disfunción eréctil.
  • Cirugía puede ser recomendado en caso de que otros tratamientos no funcionen. La cirugía incluye un implante o prótesis de pene. La cirugía también podría realizarse para mejorar el flujo de sangre. Pida más información sobre las cirugías para la disfunción eréctil.

Disminuya su riesgo de disfunción eréctil:

  • No fume. El fumar puede provocar disfunción eréctil.La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros también pueden provocar daño a los pulmones. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Controle sus niveles de azúcar en la sangre si usted tiene diabetes. Con el tiempo, los niveles de azúcar en sangre elevados pueden causar disfunción eréctil.
  • Limite el consumo de alcohol. Los hombres deberían limitar el consumo de alcohol a 2 tragos al día. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.
  • No use drogas ilegales. Estas aumentan su riesgo de disfunción eréctil.
  • Controle sus afecciones médicas. Consuma una variedad de alimentos saludables y manténgase activo físicamente. Tómese sus medicamentos como se le indique. Ellos pueden ayudar a controlar las condiciones que podrían provocar la disfunción eréctil.
  • Controle el estrés. Aprenda técnicas de relajación, como la respiración profunda, meditación y escuchar música.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide