Skip to Content

Diástasis De Rectos Y Embarazo

CUIDADO AMBULATORIO:

La diástasis de rectos

es una condición que hace que los músculos de su abdomen se separen. Los músculos corren a lo largo de los lados izquierdo y derecho del abdomen, desde la caja torácica hasta la pelvis. La presión separa los músculos. Los músculos pueden separarse por encima del ombligo, por debajo o por ambos lados. La diástasis de rectos puede ocurrirles a los hombres y a las mujeres no embarazadas. Esto se debe generalmente a la obesidad o al levantamiento de pesas. Es más común en las mujeres embarazadas. La causa principal es la presión sobre los músculos abdominales del bebé en crecimiento. Las hormonas del embarazo también ayudan a aflojar los tejidos conectivos del abdomen.

Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Una protuberancia en el centro del abdomen que se hace más grande al toser, estornudar o sentarse
  • Dolor en el abdomen, la pelvis o la espalda
  • Dificultad para controlar la orina o las evacuaciones intestinales
  • Todavía tiene aspecto de embarazada meses después del parto

Llame a su médico u obstetra si:

  • Usted vomita sangre.
  • Tiene evacuaciones intestinales negras o nota sangre en sus evacuaciones intestinales.
  • Usted tiene dolor intenso en el abdomen o pelvis.
  • Tiene un aumento repentino en el tamaño del bulto y no lo puede regresar a su lugar.
  • Tiene náuseas o está vomitando.
  • Tiene problemas nuevos o que empeoran para controlar la orina o las evacuaciones intestinales.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

por lo general no es necesario. La diástasis de rectos a menudo mejora por sí sola de 4 a 6 semanas después del parto. Lo siguiente puede ayudarle a manejar la diástasis de rectos durante o después del embarazo:

  • Vaya a fisioterapia, si se lo indicaron. Usted necesitará esperar por lo menos 2 semanas después del parto antes de poder hacer los ejercicios que aprenda en la terapia. No intente hacer ejercicios abdominales sin su fisioterapeuta. La fisioterapia podría ayudar con lo siguiente:
    • Mejorar el movimiento y la fuerza
    • Reducir el dolor
    • Fortalecer los músculos abdominales con ejercicios seguros
    • Aprender a levantar objetos con seguridad
    • Sentarse de una posición acostada sin comprometer (usar) los músculos de su abdomen
  • No levante nada que pese más que 10 libras. Levantar cosas pesadas puede empeorar sus síntomas.
  • Use una faja como se le indique. Una faja puede ayudar a sostener los músculos y disminuir el dolor. Pregúntele a su médico dónde comprar una faja.
  • Mantenga un peso saludable. Su médico puede decirle cuánto peso puede aumentar de manera segura durante su embarazo. También puede recomendarle un peso saludable para después del parto. Su médico puede ayudarla a elaborar un plan para perder peso de manera segura si lo necesita.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.