Skip to Content

Deficiencia De La Hormona Del Crecimiento En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

La deficiencia de la hormona del crecimiento (DHC) es una condición que impide que la glándula pituitaria de su hijo produzca suficiente hormona de crecimiento. La glándula pituitaria se encuentra en el cerebro. La hormona del crecimiento hace que los niños y adolescentes crezcan en altura. A lo largo de la vida, ayuda a aumentar la masa muscular y fortalece los huesos. La hormona del crecimiento también ayuda al hígado y al páncreas a trabajar correctamente y estimula el sistema inmunitario. Su hijo puede nacer con DHC o esta puede desarrollarse más tarde.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al médico o endocrinólogo de su niño si:

  • Su hijo se siente deprimido o tiene problemas de autoestima por la DHC.
  • Su hijo tiene síntomas nuevos o peores.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamento:

Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • La hormona del crecimiento humano (rhGH) es una inyección que su hijo recibirá 1 vez al día.
  • El IGF-1 humano es una inyección que se puede administrar si su hijo no responde a la rhGH.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Ayude a su niño a controlar la DHC:

  • Ayude a su niño a desarrollar su autoestima. Puede que resulte difícil para su niño formar una autoestima que no esté relacionada con la apariencia física. Su hijo puede sentirse diferente si es más bajo que los demás. También puede ser más bajo que sus hermanos más pequeños. Ofrézcase a escuchar a su hijo si quiere hablar de cómo se siente diferente. No desestime los sentimientos de su hijo. Ayude a su hijo a concentrarse en lo que hace bien o le gusta de sí mismo.
  • Dele a su hijo alimentos saludables, ricos en calcio y vitamina D. El calcio y la vitamina D trabajan juntos para ayudar al cuerpo de su hijo a desarrollar los huesos y mantenerlos fuertes. La leche, el queso, el brócoli, el tofu, las almendras y el salmón y sardinas enlatados son buenas fuentes de calcio. La vitamina D se encuentra en los aceites de pescado, en algunos vegetales y en la leche fortificada, los cereales y el pan. La vitamina D también se forma en la piel cuando es expuesta al sol. Pregunte al médico del niño cuánta luz solar es segura para su niño.

  • Ayude a que su niño sea físicamente activo. La actividad física puede ayudar a desarrollar huesos fuertes. También puede ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas, la diabetes y otros problemas de salud. Su niño debe intentar hacer 60 minutos de actividad física cada día. El médico puede ayudarle a crear un plan de actividad física para su hijo. El plan incluirá actividad aeróbica, como caminar, saltar la soga o andar en bicicleta. El plan también incluirá actividades para aumentar los músculos, como el levantamiento de pesas.
    Caminata en familia para ejercitarse

Acuda a las consultas de control con el médico o endocrinólogo de su niño según le indicaron:

Es posible que tenga que llevar a su hijo a ver a un endocrinólogo cada 3 a 6 meses. La dosis de hormona de crecimiento puede ser ajustada en cada visita. Puede que su niño también necesite análisis de sangre para detectar diabetes. Los medicamentos con hormona del crecimiento pueden provocar diabetes en los niños que ya tienen un mayor riesgo. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.