Skip to Content

Deficiencia De La Hormona Del Crecimiento En Adultos

CUIDADO AMBULATORIO:

La deficiencia de la hormona del crecimiento (DHC)

es una condición que impide que la glándula pituitaria produzca suficiente hormona del crecimiento. La glándula pituitaria se encuentra en el cerebro. La hormona del crecimiento hace que los niños y adolescentes crezcan en altura. A lo largo de la vida, ayuda a aumentar la masa muscular y fortalece los huesos. La hormona del crecimiento también ayuda al hígado y al páncreas a trabajar correctamente y estimula el sistema inmunitario.

Llame a su médico si:

  • Usted tiene nuevos síntomas o sus síntomas empeoran.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Signos y síntomas de la DHC:

  • Huesos débiles, fracturas u osteoporosis
  • Pérdida de masa o fuerza muscular
  • Aumento de la grasa corporal, especialmente en el abdomen
  • Poca energía, menos sudor que de costumbre, o no poder hacer ejercicio durante el tiempo habitual
  • Dificultades para concentrarse o prestar atención, problemas de memoria o lentitud de pensamiento
  • Depresión, ansiedad o no querer ser social o pasar tiempo con los demás
  • Problemas de la función nerviosa o cardíaca
  • Dificultad para usar correctamente los carbohidratos o más lipoproteínas de baja densidad (LDL)
  • Problemas para mantener la temperatura corporal estable

El tratamiento

depende de la causa de la DHC y de cuándo empezó.

  • Medicamentos se pueden administrar para tratar una lesión en el cerebro. Se puede administrar un medicamento llamado hormona de crecimiento humano recombinante (rhGH). Es posible que haya recibido este medicamento de niño y que lo haya continuado durante la pubertad. Su médico puede recomendarle que continúe recibiendo este medicamento si es un adulto joven.
  • La radioterapia o cirugía puede usarse para tratar un tumor.
  • El reemplazo hormonal se da para reemplazar hormonas que están bajas. Las hormonas se pueden dar en pastilla, inyección o parche en la piel.

Controle la DHC:

  • Consuma alimentos saludables y ricos en calcio y vitamina D. El calcio y la vitamina D trabajan juntos para mantener sus huesos fuertes. La leche, el queso, el brócoli, el tofu, las almendras y el salmón y sardinas enlatados son buenas fuentes de calcio. La vitamina D se encuentra en los aceites de pescado, en algunos vegetales y en la leche fortificada, los cereales y el pan. La vitamina D también se forma en la piel cuando es expuesta al sol. Pregunte a su médico cuál es la cantidad de rayos solares que son seguros para usted.

  • Realice actividad física con regularidad. Pregunte a su médico acerca del mejor plan de ejercicio para usted. El ejercicio con pesas durante 30 minutos al día la mayoría de los días de la semana puede ayudar a desarrollar y fortalecer los huesos. Su médico también podría recomendarle que haga ejercicios para desarrollar músculos, como levantar pesas. Las actividades como el Tai chi o el yoga pueden ayudar a mejorar su equilibrio.
    Caminar para ejercitarse

Acuda a sus consultas de control con su médico o endocrinólogo según le indicaron:

Es posible que deba regresar cada 1 a 2 meses si está recibiendo rhGH. Podrían aumentar la dosis en cada visita hasta alcanzar la dosis final. Entonces puede que tenga que ir cada 6 meses para comprobar si la rhGH está funcionando o si tiene efectos secundarios. Es posible que controlen sus niveles de grasa y azúcar en la sangre cada año. Es posible que necesite radiografías para comprobar la densidad ósea si continúa el tratamiento durante más de 2 años. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.