Skip to Content

Cuidado Del Yeso

LO QUE NECESITA SABER:

El cuidado del yeso permitirá que el yeso se seque y endurezca correctamente y así mantenerlo protegido hasta que se lo quiten. Es posible que deba esperar hasta 48 horas para que el yeso se seque y se endurezca por completo. El yeso se puede dañar incluso después de haberse endurecido.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Busque atención médica de inmediato si:

  • Se le rompe o daña el yeso.
  • Usted nota una secreción o su yeso está manchado o huele mal.
  • Su piel se pone azul o pálida.
  • Su piel tiene hormigueo, quemazón o se siente fría o adormecida.
  • Usted tiene un dolor intenso que empeora y no se alivia después de tomar sus medicamentos para el dolor.
  • Su extremidad se le inflama o su yeso parece o se siente más ajustado que antes.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Algo se cae dentro del yeso y se queda atascado.
  • Siente comezón, dolor, ardor o debilidad donde tiene el yeso.
  • Usted tiene fiebre.
  • Tiene llagas, ampollas o se le cuartea la piel alrededor de las orillas del yeso.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Va a tener que regresar para que le quiten el yeso y le revisen sus huesos. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Cuide el yeso mientras se endurece:

  • Proteja el yeso. No ponga peso sobre el yeso. No doble, recueste o golpee el yeso con algo. Mueva el yeso con la palma de la mano. No use los dedos. Sus dedos podrían dejar impresiones en el yeso mientras se seca.
  • Cambie de posición a menudo. Cambie de posición cada 2 horas para ayudar a que el yeso se seque más rápido. Apóyelo sobre algo blando, como una almohada, para evitar que una parte del yeso se aplane.
  • Mantenga el yeso seco. Ate una bolsa plástica de basura alrededor del yeso para que no se moje cuando se da un baño. Si se moja, puede usar un secador de cabello a la temperatura más baja para secarlo. No use temperatura alta para no quemarse la piel. Ciertos tipos de yeso se pueden mojar. Pregunte si le han puesto un yeso impermeable.

Cuide el yeso una vez que se haya endurecido:

  • Fíjese en su yeso todos los días. Comuníquese con su médico si nota grietas, abolladuras o agujeros en el yeso, o si se empieza a deshacer en alguna parte.
  • Mantenga el yeso limpio y seco. Cubra el yeso con una toalla cuando come. Es posible una pequeña parte del yeso sea removible para poder controlar las incisiones debajo del yeso. Asegúrese de que el pedazo pequeño de yeso esté herméticamente cerrado. Si se ensucia el yeso, limpie el exterior con un detergente suave y un paño húmedo. Siga cubriendo el yeso con bolsas plásticas de basura para que no se moje cuando toma un baño.
  • Cuide los bordes del yeso. Cubra los filos del yeso para mantenerlos suaves. Use trozos de cinta impermeable de 4 pulgadas (10 cm) de largo. Pegue un extremo de la cinta a la orilla interior del yeso y doble la cinta hacia afuera. Coloque tiras de cinta una sobre la otra hasta que los filos estén completamente cubiertos. Cambie la cinta tal como le indiquen. No jale ni repare el material acolchado que se encuentra dentro del yeso. Esto podría sacarle ampollas o llagas en la piel que se encuentra debajo del yeso.
  • No ponga peso sobre el yeso. No permita que nadie presione o se incline sobre su yeso. Esto podría hacer que se rompa.
  • No use objetos afilados. No use un objeto afilado o en punta para rascarse la piel debajo del yeso. Esto podría causar heridas que se podrían infectar, o se le podría perder el objeto dentro del yeso. Si siente comezón en la piel, sople aire fresco debajo del yeso. También puede usar un paño para rascarse con cuidado la piel fuera del yeso.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide