Skip to Content

Cuerpo Extraño En Tejido Blando En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es un cuerpo extraño en tejido blando?

Un cuerpo extraño en tejido blando es un objeto que se ha quedado atrapado debajo de la piel. Unos ejemplos de un cuerpo extraño son las astillas de madera, espinas, fibras de metal o vidrio, y la gravilla.

¿Cuáles son los signos y síntomas de tener un cuerpo extraño en el tejido blando?

  • Una masa dura debajo de la piel de su hijo
  • Una herida en carne viva o abierta
  • Dolor al usted o el niño tocar el área lastimada
  • Enrojecimiento e inflamación
  • Magulladuras o sangrado

¿Cómo se diagnostica y se trata la presencia de un cuerpo extraño en el tejido blando?

Es posible que el médico del niño le presione los bordes de la herida del niño para palpar el objeto extraño. Su niño podría necesitar una radiografía, ultrasonido o una tomografía para ayudar a encontrar el objeto extraño. Es posible que le administren un medio de contraste que sirve para que el objeto extraño se vea con mayor claridad en las imágenes. Informe al médico si alguna vez el niño ha tenido una reacción alérgica a un medio de contraste.

  • Un cuerpo extraño puede disolverse o salirse de la piel del niño sin necesidad de tratamiento. Esto podría tomar varias semanas o meses en que suceda. El médico del niño decidirá si el objeto extraño debe ser extraído. El cuerpo extraño podría no ser removido si existe la posibilidad de daño a los vasos sanguíneos o nervios. El niño podría necesitar de medicamento para el dolor o para prevenir una infección como el tétano. Informe al médico si al niño le han puesto la vacuna contra el tétano o la vacuna de refuerzo en los últimos 5 años.
  • El médico del niño podría anestesiar el área y realizar una pequeña incisión. Usará herramientas quirúrgicas para extraer el objeto extraño. Podría irrigar la herida del niño para prevenir una infección. Es posible que el niño necesite una cirugía en caso que el objeto extraño no lo puedan encontrar ni lo puedan extraer por medio de una incisión pequeña.

¿Cómo puedo controlar los síntomas de mi hijo?

  • Haga que su niño eleve el área lesionada por encima del nivel del corazón tan seguido como pueda. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Ayúdelo a reposar el área lesionada sobre almohadas o mantas para estar cómodo durante la elevación.
  • Aplique hielo en la herida de su hijo de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbralo con una toalla antes de aplicarlo sobre su piel. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Cuidado de la herida de su niño según las indicaciones.
    • Aplique presión firme y directa por 5 a 10 minutos si la herida sangra. Use una gaza limpia o toalla para aplicar la presión.
    • Su niño podría decirle que la piel la siente tirante y adolorida después que le retiren el objeto extraño. Esto es normal y debería mejorar en un par de días. Mantenga la herida del niño limpia y seca. No permita que su niño moje la herida. No le cambie el vendaje por las siguientes 48 horas o según las indicaciones. Usted puede cambiar el vendaje antes de las 48 horas en caso que se moje o se ensucie. Si la herida está empacada, retire y cambie el empaque según las indicaciones. Cubra el área con un vendaje según las indicaciones.
    • Pregunte al médico del niño cuando se puede duchar. Una vez que su médico lo autorice, lave cuidadosamente con jabón y agua alrededor de la herida de su niño. Deje correr el agua y el jabón por su herida. No frote la herida. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • La sangre empapa el vendaje del niño.
  • Se abren los puntos de sutura de la herida del niño.
  • Usted nota líneas rojas en la piel que de la herida del niño.
  • Su hijo sangra y la hemorragia no se detiene después de poner presión firme y directa sobre la herida durante 10 minutos.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • Su hijo tiene fiebre .
  • La herida está roja, inflamada y supura pus.
  • Los síntomas del niño, como el dolor no desaparece o incluso empeoran.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide