Skip to Content

Control Del Niño Sano Para Los 5 A 6 Años

CUIDADO AMBULATORIO:

Un control de niño sano

es cuando usted lleva a su niño a ver a un médico con el propósito de prevenir problemas de salud. Las consultas de control del niño sano se usan para llevar un registro del crecimiento y desarrollo de su niño. También es un buen momento para hacer preguntas y conseguir información de cómo mantener a su niño fuera de peligro. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas. Su niño debe tener controles de niño sano regulares desde el nacimiento hasta los 17 años.

Hitos del desarrollo que su niño puede haber alcanzado al cumplir los 5 o 6 años:

Cada niño se desarrolla a su propio ritmo. Es probable que su hijo ya haya alcanzado los siguientes hitos de su desarrollo o los alcance más adelante:

  • Guarda el equilibrio en un pie, salta a la pata coja y brinca
  • Hace un nudo
  • Agarra el lápiz correctamente
  • Dibuja una persona con al menos 6 partes del cuerpo
  • Escribe algunas letras y números, copia cuadrados y triángulos
  • Cuenta historias sencillas al usar oraciones completas y al usar los verbos en el tiempo apropiado al igual que los pronombres adecuados
  • Cuenta hasta 10 y puede nombrar al menos 4 colores
  • Escucha y realiza indicaciones simples
  • Se viste y desviste con muy poca ayuda
  • Dice la dirección y el número de teléfono
  • Escribe su primer nombre
  • Empieza a perder los dientes de leche
  • Monta en bicicleta de 3 ruedas traseras o en triciclo y otras ayudas

Ayude a preparar a su hijo para la escuela:

  • Converse con su niño acerca de asistir a la escuela. Hable sobre la oportunidad de conocer nuevos amigos y tener nuevas actividades en la escuela. Aparte un tiempo para hacer un tour de la escuela con su niño para que conozca al maestro.
  • Empiece a establecer rutinas. Haga que su hijo se acueste a dormir a la misma hora todas las noches.
  • Debe leer con su niño. Lea libros a su niño. Muéstrele las palabras a medida que vaya leyendo para que su niño comience a reconocer palabras.

Formas de ayudar a su hijo que ya está en la escuela:

  • Limite el tiempo que su niño pasa viendo la televisión, según indicaciones. El cerebro de su niño se desarrollará mejor al relacionarse con otras personas. Esto incluye video chat a través de una computadora o un teléfono con la familia o amigos. Hable con el médico de su niño si usted quiere permitirle a su niño mirar la televisión. Puede ayudarlo a establecer límites saludables. Los expertos generalmente recomiendan 1 hora o menos de TV por día para niños de 2 a 5 años. El médico también puede recomendar programas apropiados para su hijo.
  • Participe con su hijo si mira TV. No deje que su hijo vea TV solo, si es posible. Usted u otro adulto deben estar atentos al niño. Hable con su hijo sobre lo que está mirando. Cuando finaliza el horario de TV, trate de aplicar lo que vieron. Por ejemplo, si su hijo vio a alguien escribir palabras en imprenta, haga que escriba esas palabras en imprenta. El tiempo de TV nunca debe sustituir el juego activo. Apague la televisión cuando su hijo juega. No deje que su hijo vea televisión durante las comidas o 1 hora de acostarse.
  • Debe leer con su niño. Es importante leer un libro con su hijo o hacer que el niño le lea un libro a usted. También lea cada vez que aparezca un cartel por la calle de una publicidad o como las señalizaciones.
  • Debe animar a su niño para que le cuente cómo le fue en la escuela todos los días. Converse con su niño sobre las cosas buenas y malas que le pasaron durante la jornada escolar. Dígale a su hijo que es importante avisarle a usted o a un maestro en caso que alguien lo esté tratando mal.

Otras maneras de brindarle apoyo a su niño:

  • Enséñele a su niño cuál es un comportamiento aceptable. Esta es la meta de la disciplina. Establecer limites claros que su niño no pueda ignorar. Sea coherente y asegúrese de que todas aquellas personas que lo cuiden van a disciplinar su niño de la misma manera.
  • Ayude a su niño para que sea responsable. Déle a su niño quehaceres de rutina para que los haga. Debe tener la expectativa que su niño los haga.
  • Hable con su niño acerca de la ira. Ayude a controlar la ira sin pegar, morder u otra forma de violencia. Muéstrele formas positivas para sobrellevar la ira. Felicite a su niño cuando demuestre un buen auto control.
  • Es importante motivar a su niño a que tenga amistades. Conozca a los amiguitos y a sus padres. Recuerde establecer limites para mantener la seguridad.

Ayude a que su niño se mantenga sano:

  • Enséñele a su hijo a cuidarse los dientes y las encías. Haga que su hijo se cepille los dientes 2 veces al día por lo menos y use hilo dental 1 vez al día. Haga que su niño visite al odontólogo 2 veces al año.
  • Asegúrese de que su hijo tome un desayuno saludable todos los días. El desayuno puede ayudarle a que su niño tenga un buen rendimiento y comportamiento en la escuela.
  • Enséñele a su niño a tomar decisiones sanas con sus alimentos en la escuela. Un almuerzo escolar saludable puede incluir un emparedado con una carne magra, queso o mantequilla de cacahuate. También puede incluir una fruta, verdura y leche. Prepare comidas sanas si su hijo lleva su propio almuerzo a la escuela. Empaque zanahorias pequeñas o tostada salada (pretzel) en lugar de papas fritas de bolsa. Usted también puede agregar frutas o yogur bajo en grasas en vez de galletas. Asegúrese de incluir un paquete de hielo con el almuerzo del niño para que no se eche a perder.
  • La actividad física la debe recomendar. Su niño necesita 60 minutos de actividad física todos los días. No es necesario hacer todos los 60 minutos de un sólo tiro. Puede hacerse en bloques más cortos de tiempo. Encuentre una actividad física para toda la familia, como sacar a caminar al perro.

Ayude a que su niño reciba la nutrición adecuada:

Ofrézcale a su hijo una variedad de alimentos de todos los grupos alimenticios. La cantidad y el tamaño de las porciones que su hijo necesita de cada grupo dependen de su edad y nivel de actividad. Consulte con el dietista sobre cuál es la porción que debería comer su niño de cada grupo de alimentos.

  • La mitad del plato del niño debe contener frutas y vegetales. Ofrézcale frutas frescas, enlatadas o secas en vez de jugo de frutas, con la mayor frecuencia posible. Limite de 4 a 6 onzas de jugos al día. Ofrézcale a su hijo más vegetales verdes oscuros, rojos y anaranjados. Los vegetales verde oscuro incluyen la brócoli, espinaca, lechuga y repollo verde. Ejemplos de vegetales anaranjados y rojos son las zanahorias, camote, calabaza de invierno y chiles dulces rojos.
  • Ofrézcale a su hijo granos integrales todos los días. La mitad de los granos que su niño consume al día deben ser granos integrales. Los granos integrales incluyen el arroz integral, la pasta integral, los cereales y panes integrales.
  • Asegúrese de que su niño consuma suficiente calcio. El calcio es necesario para formar huesos y dientes fuertes. Los niños necesitan de 2 a 3 porciones de leche al día para obtener el calcio suficiente. Buenas fuentes de calcio son los lácteos bajos en grasas (leche, queso y yogur). Una porción láctea equivale a 8 onzas de leche o yogur o 1½ onzas de queso. Otros alimentos que contienen calcio, incluyen el tofu, col rizada, espinaca, brócoli, almendras y jugo de naranja fortificado con calcio. Pídale al médico de su niño más información sobre los tamaños de las porciones de estos alimentos.
  • Ofrézcale a su hijo carnes magras, carnes de ave, pescado y otros alimentos con proteínas. Otras fuentes de proteína incluyen las legumbres (como los frijoles), alimentos de soya (como el tofu) y la mantequilla de maní. Ase al horno o a la parrilla, o hierva las carnes en lugar de freírlas para reducir la cantidad de grasas.
  • Ofrézcale grasas saludables en lugar de grasas no saludables. Una grasa saludable es la grasa no saturada. Se encuentra en los alimentos como el aceite de soya, de canola, de oliva y de girasol. Se encuentra también en la margarina suave hecha con aceite líquido vegetal. Limite las grasas no saludables como las grasas saturadas, grasas trans y el colesterol. Estas se encuentran en la manteca, mantequilla, margarina en barra y las grasas animales.
  • Limite los alimentos que contienen azúcar y son de un bajo contenido nutricional. Limite las golosinas, gaseosas y jugos de fruta. No le dé a su niño jugos de frutas. Limite las comidas rápidas y los aperitivos salados.

Mantenga a su niño seguro:

  • Siempre haga que su niño viaje en el asiento elevador para el carro y asegúrese que todos en el carro usan el cinturón de seguridad.
    • Los niños entre las edades de 4 a 8 años deben viajar en un asiento elevador para el automóvil en la silla de atrás.
    • Los asientos de elevación vienen con o sin respaldar. Su niño estará sujetado en el asiento de elevación usando el cinturón de seguridad que viene instalado en su carro.
    • Su hijo debe continuar usando el asiento de elevación hasta que cumpla entre 8 y 12 años y mida 4 pies con 9 pulgadas (57 pulgadas). A esta edad es cuando su niño podrá usar el cinturón de seguridad regular del carro correctamente sin necesidad de usar el de elevación.
    • Su niño debe seguir usando el asiento para carro con orientación hacia adelante si su carro solamente tiene cinturones con correa de regazo. Algunos asientos con orientación hacia adelante pueden sujetar a niños que pesan más de 40 libras. El árnes del asiento de orientación hacia adelante mantendrá a su niño más seguro que si sólo usa un asiento para elevar con cinturón de regazo.
      Asientos de seguridad para niños
  • Muéstrele a su niño cómo cruzar la calle de forma segura. Enséñele a su niño que antes de cruzar la calle debe parar en la acera, mirar a la izquierda luego a la derecha y otra vez a la izquierda. Dígale a su niño que nunca debe cruzar la calle sin un adulto responsable. Enséñele a su hijo en donde lo va a recoger el bus de la escuela y dónde debe bajarse. Siempre tenga un adulto responsable en la parada del autobús del niño.
  • Enséñele a su niño a usar los implementos de seguridad. Asegúrese de que su hijo tenga puesto los implementos de seguridad cuando juega un deporte o monta en bicicleta. Su hijo debe usar un casco cuando monta en bicicleta. El casco le debe quedar bien. Nunca deje que su niño hijo en bicicleta en la calle.
  • Enséñele a su hijo a nadar si todavía no sabe cómo hacerlo. Aún si su niño sabe nadar, no deje que juegue solo alrededor del agua. Un adulto necesita estar presente y atento en todo momento. Asegúrese que su hijo use un chaleco salvavidas cuando vaya en un bote.
  • Aplique un bloqueador solar a su niño antes de ir a jugar al aire libre o a nadar. Use un protector solar mayor de 15 SPF. Uselo según las indicaciones. Aplíquele el bloqueador por lo menos 15 minutos antes que vaya estar al aire libre. Debe volver aplicar el protector cada 2 horas mientras se encuentra al aire libre.
  • Hable con su hijo sobre la seguridad personal sin ponerlo ansioso. Explíquele que nadie tiene derecho a tocarle sus partes privadas. También explíquele que nadie le debe pedir a su niño que le toque a alguien sus partes privadas. Hágale saber que se lo tiene que contar incluso si le dicen que no lo haga.
  • Enséñele a su niño la seguridad de incendios. No deje fósforos ni encendedores al alcance del niño. Elabore un plan de escape para la familia. Practique lo que se tiene que hacer en caso de un incendio.
  • Mantenga todas las armas de fuego bajo llave fuera del alcance de los niños. Las armas de fuego en su hogar pueden ser peligrosas para su familia. Si usted tiene que tener armas en su hogar, tenga las armas sin las municiones puestas y con el seguro puesto. Mantenga las municiones en un sitio separado de las armas y bajo llave. Mantenga los objetos pequeños fuera del alcance de su hijo. Nunca tenga un arma en un lugar donde juegue su hijo.

Lo que usted necesita saber sobre el próximo control de niño sano de su hijo:

El médico de su hijo le dirá cuándo traerlo para su próximo control. El próximo control del niño sano por lo general es cuando tenga entre 7 a 8 años. Comuníquese con el médico de su hijo si usted tiene alguna pregunta o inquietud sobre la salud o los cuidados de su hijo antes de la próxima cita. Su hijo puede necesitar dosis de refuerzo de las vacunas contra la hepatitis B; hepatitis A; difteria, tétanos y tos ferina; sarampión, paperas y rubéola (MMR) o varicela. Recuerde también llevarlo para que le apliquen la vacuna anual contra la gripe.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide