Skip to Content

Colocación De La Derivación Ventriculoperitoneal

LO QUE NECESITA SABER:

La colocación de la derivación ventriculoperitoneal es un procedimiento que ayuda a remover líquido en exceso del cerebro. La derivación consiste de una sonda (tubo), una válvula, y un tanque. La sonda se coloca a través del cerebro y dentro de uno de los ventrículos (espacios) cerebrales donde se acumula el líquido cefalorraquídeo (LCR). Luego la sonda se conecta a una válvula y de ahí a otra sonda que va por debajo de la piel hasta llegar al abdomen. El LCR fluye a través de la sonda y es absorbido por el cuerpo. El tanque reserva una pequeña cantidad del LCR hasta que la presión abre la válvula. La válvula ayuda a controlar la cantidad del drenaje.


MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de la cirugía:

  • El formulario de autorización es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos o procedimientos que usted podría necesitar. El firmar el formulario de autorización significa que usted comprende lo que se llevará a cabo y puede tomar decisiones sobre lo que usted prefiere. Usted da su permiso cuando firma el formulario. Una persona encargada puede firmar este formulario por usted, en caso de no poder hacerlo por su cuenta propia. Usted tiene el derecho de conocer sus cuidados médicos en términos que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, asegúrese de comprender los riesgos y beneficios de lo que se llevará a cabo, y asegúrese de que todas sus preguntas hayan sido contestadas.
  • La vía intravenosa es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.
  • La anestesia general ayudará a mantenerlo dormido y sin dolor durante la cirugía. Los médicos podrían darle anestesia por medio de su suero. Es probable también inhalar la anestesia por medio de una máscara o tubo que se coloca en la garganta. El tubo podría causarle dolor de garganta cuando se despierte.

Durante la cirugía:

  • Su médico hará una incisión en su cabeza y creará un agujero en su cráneo para poder colocar la sonda. La sonda se coloca en uno de los ventrículos y luego se conecta a una válvula. Usted podría necesitar de otra incisión detrás de la oreja para así crear una bolsa para la válvula, la cual se sitúa cerca del tanque. La válvula controla la cantidad de LCR que pasa por la derivación. El tanque se sitúa por debajo de la piel de la cabeza y éste almacena una pequeña cantidad de LCR hasta que la presión abra la válvula. Además, se pega una sonda más a la válvula y se pasa por debajo de la piel, hasta llegar al abdomen.

  • Su médico hará una incisión en el abdomen para colocar la parte de abajo de la sonda. Esta sonda podría colocarse por medio de un procedimiento abierto o a través de un escopio. El LCR fluirá por medio de la sonda desde el ventrículo hasta el abdomen, donde será absorbido naturalmente por su cuerpo. Las incisiones se cierran con grapas o puntadas y se cubren con una venda.

Después de la cirugía:

Lo llevarán a una habitación donde podrá descansar hasta que logre despertarse por completo. Los médicos lo estarán monitoreando de cerca en caso de alguna complicación. Favor de no salirse de la cama hasta que su médico lo autorice. Cuando su médico considere que usted está bien, dará la orden para que lo pasen a su habitación regular en el hospital.

  • La sonda podría requerir de chequeos para asegurarse de que esté funcionando apropiadamente. Sus médicos pueden revisar el flujo con solo presionar la válvula.
  • Su presión intracraneal podría también requerir de chequeos. La presión intracraneal es la presión dentro del cráneo.
  • Es posible que su médico necesite ajustar la válvula si su presión intracraneal es demasiado alta o demasiada baja.
  • Una punción de derivación podría realizarse para revisar si hay inflamación o infección del líquido cefalorraquídeo (LCR). Se coloca una aguja pequeña en el tanque y se recolecta una cantidad pequeña de LCR para ser enviada al laboratorio y realizarle pruebas.
  • Exámenes de resonancia como la resonancia magnética, tomografía computarizada o rayos x podrían realizarse para revisar la colocación de la sonda o para asegurarse de que el tubo no esté bloqueado.

RIESGOS:

Usted podría sentir un dolor de cabeza que es aún más fuerte cuando se sienta o pone de pie. La sonda podría bloquearse o salirse de lugar y requerir de otra cirugía. Además podría tener sangrado cerebral y requerir de cirugía para tratar el sangrado. Podría desarrollar una infección en la zona de la incisión o una infección aún más grave en el cerebro. También es posible que su cerebro u órganos del abdomen sufran daños. Pero, sin tratamiento, sus signos y síntomas podrían empeorar y convertirse en letales.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide