Skip to Content

Cirugía Funcional Endoscópica De Los Senos Paranasales (fess)

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que necesita saber acerca de la cirugía funcional endoscópica de los senos paranasales (FESS):

La cirugía funcional endoscópica de los senos paranasales (FESS) elimina el tejido que bloquea las aberturas de los senos paranasales. Esto ayuda a mejorar el flujo de aire y restaura la función normal de los senos paranasales.

Cómo prepararse para la FESS:

  • Su cirujano le indicará cómo prepararse para la cirugía. Le puede indicar que no consuma ningún alimento ni bebida después de la medianoche del día de la cirugía. Póngase de acuerdo con alguien para que lo lleve a su casa y que se quede con usted durante 24 horas.
  • Informe a su cirujano sobre todos los medicamentos que usted toma actualmente. Le dirá si necesita dejar de tomar algún medicamento para la cirugía y cuándo debe hacerlo. Le indicará cuáles medicamentos tomar y cuáles no tomar en el día de su cirugía.
  • Informe al cirujano acerca de cualquier alergia que tenga, incluyendo a los medicamentos o la anestesia.

Lo que sucederá durante la FESS:

  • A usted le administrarán anestesia general para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. Su cirujano usará un endoscopio y otros instrumentos pequeños. Se extirpará el tejido que está bloqueando las aberturas de los senos paranasales. Una fresa quirúrgica rotatoria pequeña podría ser usada para ensanchar sus senos o para raspar el tejido.
  • Muestras de los tejidos removidos podrían ser enviadas al laboratorio para ser examinadas. El sangrado se controlará con un dispositivo de cauterización. Un taponamiento nasal, como gasa o algodón, se colocará en sus fosas nasales para prevenir una infección y controlar el sangrado.

Qué esperar después de la FESS:

  • Es posible que tenga dolor, hinchazón, moretones o sangrado después de la cirugía. Tal vez sienta la nariz congestionada. Puede que note una costra. Todos estos efectos son normales y deberían mejorar en unos pocos días o semanas.
  • Los medicamentos podrían administrarse para prevenir o tratar el dolor, la hinchazón o una infección bacteriana. Se pueden administrar esteroides para la hinchazón en forma de aerosol. Su cirujano le dirá cuándo empezar a usar el aerosol y con qué frecuencia.
  • Es posible que se le muestre cómo hacer lavados nasales con solución salina. Podría necesitar hacer esto 2 veces al día.
  • Tendrá que acudir a controles de seguimiento regulares durante un máximo de 3 meses. Su cirujano revisará para asegurarse de que el área de la cirugía esté cicatrizando bien.
  • Es posible que haya que limpiar la cavidad nasal y eliminar el tejido cicatricial. Esto puede ocurrir más de 1 vez. Se puede colocar un espaciador para mantener el área abierta.
  • Su cirujano le indicará cuándo puede volver a manejar y a realizar sus actividades cotidianas después de la cirugía.

Riesgos de la FESS:

Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Es posible que se lesionen los ojos, los vasos sanguíneos, los nervios u otras áreas durante la cirugía. Podría tener dificultad para respirar o volver a tener rinosinusitis.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Usted tiene una secreción clara saliendo de su nariz.
  • Usted tiene dificultad para respirar, ver, hablar o pensar con claridad.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene rigidez de cuello o dolor de ojos especialmente cuando ve directamente a la luz.
  • Usted tiene un dolor de cabeza intenso que no desaparece aun después de tomar medicamento.
  • Su cara se está entumeciendo.
  • Usted tiene pus o un olor pestilente saliendo de su nariz.
  • Hay sangre empapando y saliendo de su empaquetamiento nasal.

Llame a su médico o cirujano si:

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Usted tiene moretones o hinchazón alrededor de su nariz o de sus ojos.
  • Tiene náuseas o está vomitando.
  • Usted tiene comezón, hinchazón o sarpullido en su piel.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Los antibióticos sirven para prevenir una infección.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Taponamiento nasal:

Pregunte a su cirujano por cuánto tiempo permanecerá el taponamiento nasal dentro de su nariz. Si es necesario quitarlos y reemplazarlo en casa, pregunte cómo hacerlo.

Cuidados personales:

  • Su cirujano le dirá cuándo puede regresar a sus actividades cotidianas normales. No viaje en avión ni haga submarinismo durante 4 semanas. No ejercite, no haga actividades extenuantes ni vaya a nadar por 2 semanas, o según las indicaciones. Su cirujano también puede decirle que no se agache, que no levante nada que pese más de 10 libras o que no se esfuerce.
  • No se suene la nariz durante 1 semana, o según se le haya indicado. Podría dañar el área de la cirugía al sonarse la nariz.
  • Use un humidificador de vapor frío para aumentar el nivel de humedad en el aire de su hogar. Esto puede facilitarle la respiración y ayudar a disminuir el flujo nasal. Lave el humidificador todos los días con agua tibia y jabón para mantenerlo libre de gérmenes.
  • Enjuague o humedezca su nariz con agua salada según las instrucciones. Esto puede ayudar a aflojar la sangre o el moco seco. Pida más información acerca de cómo preparar y hacer los lavados nasales.
  • Lávese las manos frecuentemente. Utilice agua y jabón. Lávese las manos después de usar el baño, cambiarle el pañal a un niño o estornudar. Lávese las manos antes de comer o preparar alimentos.
  • Tome líquidos como se le haya indicado. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted. Limite el consumo de cafeína.

Acuda a sus consultas de control con su médico o cirujano según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.