Skip to Content

Cierre Quirúrgico De Un Conducto Arterial Persistente (cap) En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que necesita saber acerca del cierre quirúrgico del CAP del niño:

El cierre quirúrgico de un CAP se realiza si el CAP es demasiado grande para cerrarse mediante otros métodos o si los síntomas del niño son graves. Esta cirugía también se conoce como ligadura quirúrgica.

Cómo preparar al niño para la cirugía:

El médico de su niño hablará con usted sobre cómo preparar a su niño para la cirugía. El médico puede indicarle que no le dé al niño nada de comer ni de beber después de la medianoche anterior a la cirugía. El médico le indicará cuáles medicamentos el niño debe tomar y cuáles no el día de la cirugía.

Qué sucederá durante la cirugía:

El niño recibirá anestesia general para que permanezca dormido y sin dolor durante la cirugía. El médico le dará al niño un antibiótico para prevenir infecciones. Se hace una incisión entre 2 costillas del lado izquierdo del pecho del niño, cerca de la axila. Se utilizarán puntos de sutura o ganchos para cerrar el CAP. La incisión en el pecho del niño será cerrada con puntos de sutura.

Qué sucederá después de la cirugía:

Lo más probable es que el niño deba quedarse en el hospital durante 3 días como máximo. Es posible que al principio le den líquidos al niño. Si no presenta malestar estomacal, el niño poco a poco puede comenzar a comer alimentos sólidos.

Riesgos del cierre quirúrgico de un CAP:

Su niño podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Puede acumularse líquido alrededor de los pulmones del niño. Las cuerdas vocales del niño pueden paralizarse a causa del daño al nervio laríngeo. El niño podría desarrollar un neumotórax. Esto sucede cuando entra aire en el espacio entre los pulmones y la pared torácica. Esto podría llegar a ser mortal.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su hijo se siente mareado, con falta de aliento y tiene dolor en el pecho.
  • Su hijo tose sangre.
  • La piel de su hijo está de color azul alrededor de la boca o en las yemas de los dedos.

Busque atención médica de inmediato si:

  • La sangre empapa el vendaje del niño.
  • La piel alrededor de la incisión está roja, inflamada o tiene pus que drena de ella.
  • Los puntos de sutura o grapas se abren.

Comuníquese con el cardiólogo del niño si:

  • Su hijo tiene dolor que no desaparece aún después de tomarse el medicamento para el dolor.
  • Su hijo tiene fiebre .
  • Su hijo tiene escalofríos, tos o suena congestionado.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Antibióticos se puede administrar para evitar una infección bacteriana.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Consulte con el médico de su niño cómo debe administrarle este medicamento al niño para que no corra peligro.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Actividad:

Permita que el niño descanse todo lo que necesite. Pregunte al médico del niño cuándo puede regresar a sus actividades cotidianas.

Cuidado de la incisión:

Cuide la incisión del niño como se le indique. Lave cuidadosamente el área alrededor de la incisión con jabón y agua. Está bien dejar correr suavemente jabón y agua sobre la herida. No frote la incisión. Seque la zona y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie los vendajes de su niño cuando se mojen o ensucien. Supervise la incisión del niño todos los días para detectar hinchazón, enrojecimiento o pus.

Ayude al niño a protegerse contra las enfermedades:

Mantenga a su niño alejado de las personas que están enfermas. Pídale a sus familiares o amigos que no lo visiten si están enfermos. Pídale a los visitantes que se laven sus manos. No lleve a su niño a lugares concurridos como el centro comercial o el cine. Pregunte al médico por cuánto tiempo necesita seguir estas indicaciones.

No fume cerca de su hijo:

El humo de segunda mano puede dañar el corazón y los pulmones del niño. Si usted fuma, nunca es demasiado tarde para dejar de hacerlo. Solicite información a su médico si usted necesita ayuda para dejar de fumar.

Programe una cita con el médico o cardiólogo del niño como se le indique:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide