Skip to Content

Cómo Usar Un Cabestrillo

CUIDADO AMBULATORIO:

Un cabestrillo

es un lazo fuerte de tela que cuelga de su cuello para apoyar su brazo. Su brazo y la parte donde dobla el codo descansan en el cabestrillo. Algunos cabestrillos tienen una correa que baja por la espalda para que su cuello no tenga que soportar el peso. Esta correa se conecta al lado del codo del cabestrillo. Su médico le ayudará a decidir cuál cabestrillo es mejor para usted y dónde puede conseguir uno.

Cabestrillo para hombro

Por qué usted podría necesitar un cabestrillo:

Usted puede necesitar un cabestrillo debido a una lesión o cirugía en su mano, muñeca, brazo u hombro. El cabestrillo ayuda a prevenir que su mano, brazo y hombro se muevan para que así su lesión pueda sanar. El cabestrillo también puede ayudar si usted tiene un yeso pesado en el brazo.

Llame a su médico u ortopedista si:

  • Tiene hinchazón, entumecimiento, dolor o color pálido en el brazo, la mano o los dedos.
  • Tiene preguntas acerca de cómo utilizar el cabestrillo.

Cómo usar un cabestrillo:

Su médico le enseñará cómo ponerse el cabestrillo. Las siguientes son pautas generales que le ayudarán a recordar lo que le enseñe su médico:

  • Doble cuidadosamente el brazo lesionado y sosténgalo en frente suyo, al frente de su cuerpo. El dedo pulgar (dedo gordo) debe quedar apuntando hacia arriba.
  • Pase la correa por detrás de su cuello. La correa casi siempre tiene un pedazo de material adhesivo para sujetarla fácilmente.
  • Descanse su brazo dentro del cabestrillo de manera que el codo quede en el extremo cerrado. La mano debe quedar en el extremo abierto.
  • Coloque el borde del cabestrillo de manera que cubra el primer doblez del dedo meñique.
  • Mueva los dedos según le indiquen para prevenir la rigidez.

Acuda a sus consultas de control con su médico u ortopedista según le indicaron:

Tal vez deba hacerse pruebas para controlar si el brazo está sanando. Es posible que necesite que le ajusten el cabestrillo o que lo cambien por otro tipo de cabestrillo. Si su lesión se ha curado, es posible que no necesite seguir usando el cabestrillo. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.