Skip to Content

Cómo Trasladar A Una Persona De Forma Segura

CUIDADO AMBULATORIO:

Un traslado

significa mover a una persona de un lugar a otro. Una persona que está postrada en la cama podría ser independiente (necesitar ayuda mínima) o ser completamente dependiente. La persona puede ser capaz de hacer ejercicios de rehabilitación al moverse a una silla. Un traslado también puede aliviar la presión de la piel y mantener el flujo de sangre. El riesgo de úlceras de decúbito y coágulos de sangre es menor si la persona se mueve a menudo. Las técnicas seguras de traslado pueden proteger a la persona y a usted de lesiones y caídas.

Precauciones generales de seguridad:

  • Use la forma correcta. Es importante proteger la zona lumbar cuando traslada a una persona. No estire la espalda ni doble la cintura durante el traslado. El cuerpo debe estar en línea recta, con la espalda recta y las rodillas dobladas. La cabeza y el pecho deben estar erguidos y rectos. Mantenga los pies separados a una distancia un poco mayor que el ancho de caderas. Mantenga la cabeza, el torso y las piernas de la persona en línea recta cuando la traslade. Párese cerca de la persona antes de moverla.
    Cómo utilizar la maniobra de giro
  • Mueva a la persona de forma segura. Haga la fuerza con las piernas, no con la espalda. Los brazos de la persona deben estar cruzados sobre su pecho antes de moverla. Esto lo protegerá a usted y evitará que el brazo de la persona quede atrapado debajo de ella. No deje que la persona le envuelva los brazos alrededor de su cuello o espalda. La persona colgará demasiado peso sobre usted. Esto puede lesionarle la espalda o el cuello. No tire de la persona por los brazos.
  • Solicite ayuda si es necesario. Pídale a la persona que ayude en la medida de lo posible. Esto ayudará a evitar que usted soporte demasiado peso de la persona. Haga que la persona se deslice hasta el borde de la cama si es posible. Pida ayuda para mover a la persona si es necesario. Usted y sus ayudantes pueden contar en voz alta hasta 3 para coordinar esfuerzos y ayudar a la persona a ponerse de pie o moverse.
  • Mueva a la persona suavemente, sin movimientos bruscos. Los cambios rápidos de posición pueden provocar caídas, lesiones o dolor. También es posible que rasgue la piel de la persona si un movimiento es demasiado brusco o fuerte.
  • Utilice el aparato adecuado para ayudarse a trasladar a la persona con seguridad. El equipo incluye placas de deslizamiento, arneses para grúa y correas de traslado. Pueden colocarse pasamanos en las paredes para hacer corredores más seguros. Estas son barras de metal de las que la persona se puede sostener para evitar caídas. Los pasamanos también pueden ayudar a la persona a pararse y sentarse más fácilmente. El médico de la persona puede sugerir aparatos o equipos que sean adecuados para la persona.
    Cómo usar una tabla de deslizamiento

Antes de trasladar a la persona:

  • Compruebe si la persona tiene dolor u otros problemas. Un traslado puede causar dolor o empeorar el dolor. La persona puede necesitar tomar un analgésico antes del traslado. Revise la piel de la persona para ver si hay llagas, enrojecimiento u otros problemas. La piel se puede rasgar durante un traslado. Quizá necesite cubrir la piel con un vendaje para protegerla.
  • Consiga almohadas adicionales. Puede colocarle almohadas detrás de la persona y entre las rodillas para brindarle apoyo y mayor comodidad.
  • Mire alrededor de la habitación. Quite cualquier cosa con la que pueda tropezarse. Use zapatos con suelas de goma. La persona también debe usar zapatos o calcetines con suela antideslizante. Esto ayudará a evitar que usted o la persona se resbalen.
  • Compruebe que el equipo no se moverá durante el traslado. Bloquee las ruedas de la silla de ruedas o del caminador antes de mover a la persona. Asegúrese de que la silla u otro objeto no se moverá cuando se ubique a la persona.
  • Asegure todos los equipos médicos que tenga la persona o que estén cerca. Tal vez deba mover o fijar los tubos, las bombas de medicina o los monitores. Asegúrese de que nada se suelte o se rompa cuando se mueve a la persona. No quite ningún equipo de la persona a menos que el médico de la persona se lo indique.

Después de trasladar a la persona:

  • Asegúrese de que la persona esté cómoda. La persona no debe estar en una posición que corte la circulación o sea incómoda. Acomode a la persona después de moverla a una cama o silla. Es posible que necesite agregar o ajustar almohadas. Si colocó una sábana de deslizamiento debajo de la persona en la cama, puede usarla para cambiar a la persona de posición. Pídale a alguien que se pare del otro lado de la cama de la persona para ayudarlo. Cada uno de ustedes sostendrá la sábana de deslizamiento a la altura del hombro y la rodilla de la persona. Muevan la sábana hacia arriba, hacia abajo o hacia el costado, según sea necesario, para que la persona esté cómoda.
    Sábana de transferencia
  • Ayude a la persona a sentarse con la espalda apoyada contra el respaldo de la silla. Si la persona está en silla de ruedas, colóquele los pies y brazos en los soportes de la silla.
  • Compruebe todos los equipos médicos para asegurarse de que funcionan correctamente. Asegúrese de que las alarmas estén encendidas. Compruebe los tubos u otro equipo que deba ser ajustado después del movimiento.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide