Skip to Content

Bota Para Caminar

LO QUE NECESITA SABER:

Una bota para caminar es un zapato médico utilizado para proteger los pies y los tobillos después de una lesión o cirugía. La bota puede utilizarse para huesos rotos, lesiones de los tendones, esguinces graves o dolor en las espinillas. Una bota para caminar ayuda a mantener el pie estable, para que pueda sanar. Evita que usted recargue su peso sobre un área, como el dedo del pie, mientras sana. La mayoría de las botas tienen entre 2 y 5 correas ajustables y llegan hasta la mitad de la pantorrilla.

Bota para caminar

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame a su médico si:

  • Usted tiene dolor o malestar que no se alivia cuando desinfla la cámara de aire.
  • Parece que no puede lograr que la bota se adapte correctamente.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Cómo colocarse la bota para caminar:

Es recomendable usar una media grande.

  • Siéntese y coloque el talón hasta la parte posterior de la bota.
  • Envuelva el protector blando alrededor del pie y la pierna.
  • Coloque la pieza delantera sobre el protector.
  • Comience a sujetar las correas más cercanas a los dedos de los pies y luego las que siguen hacia la pierna.
  • Ajuste las correas para que le queden bien pero sin apretarle. La bota debe limitar el movimiento pero no cortar el flujo de sangre.
  • Si la bota tiene una o más cámaras de aire, ínflelas según se lo haya indicado su médico.
  • Levántese y camine unos pasos para practicar.
  • Desinfle las cámaras de aire antes de quitarse la bota.

Qué más necesita saber:

  • Revise sus pies y dedos de los pies a menudo. Revise sus pies y dedos de los pies para detectar enrojecimiento e hinchazón. Si tiene enrojecimiento, hinchazón, entumecimiento o cosquilleo en los dedos de los pies, afloje las correas o desinfle la cámara de aire. Con el tiempo, disminuirá la hinchazón de la lesión o cirugía. Cuando esto sucede, puede que necesite apretar las correas.
  • Tenga cuidado al caminar sobre superficies mojadas. La bota puede ser resbaladiza.
  • Siga las instrucciones para lavar el protector. Retire el protector y lávelo a mano en agua fría con un detergente suave. No utilice la lavadora o secadora. Coloque el protector en una posición plana para que se seque. Lave las partes plásticas con un paño húmedo y jabón suave.
  • Pregunte si debe quitarse la bota para bañarse o para realizar ejercicios de movimiento. Es posible que deba dejarse la bota colocada mientras se baña. Cúbralo con una bolsa de plástico y cierre la bolsa alrededor de la pierna con cinta adhesiva.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.