Skip to Content

Avulsión De Piel

LO QUE NECESITA SABER:

Una avulsión de piel es una herida que sucede cuando la piel se desprende de su cuerpo al sufrir un accidente u otra lesión. La piel desgarrada podría estar perdida o demasiada dañada para repararla y necesita ser removida. Una herida de esta clase no se puede suturar pues el tejido ha desaparecido. Las herida tipo avulsión usualmente son más grandes y tienen más cicatrización debido al tejido desaparecido.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Ungüento con antibiótico: Su médico podría indicarle que se aplique cuidadosamente en la herida un antibiótico tópico en pomada. Esto ayudará a prevenir infecciones y ayudará a que su herida sane más rápido.
  • Analgésicos: Usted podría recibir medicamento para quitarle o reducir el dolor. No espere a que el dolor sea muy intenso para tomar el medicamento.
  • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidado de su herida:

Las heridas tipo avulsión podrían tomar más tiempo para curarse porque no se pueden cerrar con una cinta adhesiva o suturas. Mantenga la herida limpia y protegida para prevenir infección y una recuperación más rápida.

  • Limpieza de su herida: Lávese las manos con agua y jabón antes y después de limpiarse la herida. Usted podría usar una toalla suave para limpiar cuidadosamente la herida después de las primeras 24 a 48 horas. Después de hacer esto, limpie la herida con mucho cuidado una o dos veces al día con agua fría. No sumerja la herida. Use jabón para limpiar alrededor de la herida tratando de que no le entre jabón a la misma. No use alcohol o peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) para limpiar su herida a menos que así se lo hayan indicado. Seque el área con palmaditas suaves y póngale una venda como se le ha indicado.
  • Eleve la herida: Eleve el área de la lesión con almohadas para levantarla por encima del nivel de su corazón. Esto ayudará a reducir el dolor y la inflamación. Haga esto por 30 minutos a la vez, siempre que sea posible.
  • Coloque un vendaje sobre su herida: Los vendajes van a mantener su herida limpia, seca y protegida contra infección. También pueden prevenir la hinchazón. Use un vendaje que no se pegue a su herida, y tiene una capa esponjosa para absorber los líquidos. Deje el vendaje el tiempo indicado. Pregúntele a su médico cuándo y cómo cambiar el vendaje. No se coloque el vendaje muy apretado. Esto podría cortar el flujo sanguíneo y causarle más lesiones.
  • Use compresas frías: Humedezca un paño o toalla con agua fría y póngala sobre su herida como se le indique. Pregunte con cuanta frecuencia debe aplicar la compresa y por cuanto tiempo cada vez.
  • Reduzca la cicatrización: Evite la luz directa en la herida. La luz del sol podría quemar o cambiar el color de la piel nueva que ahora cubre su herida. Use bloqueador solar (SPF 30 o más) en la piel nueva por lo menos por 1 año después de haber sanado.

Apoyo para heridas de piernas y brazos:

Es probable que necesite muletas si la herida está en su pierna. Podría necesitar usar un cabestrillo si la herida está en su brazo. Las muletas y los cabestrillos ayudan a proteger el área lesionada, prevenir más lesiones y sanar el área en la posición correcta.

Programe una cita con su médico dentro de 2 días o según indicaciones:

Si tiene puntadas, pregunte cuando debe regresar a que se las remuevan. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Comuníquese con su médico si:

  • Siente un dolor nuevo o el dolor empeora.
  • Usted tiene dificultad para mover la parte del cuerpo donde está la herida.
  • Su herida se abre o no parece estar sanando.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Tiene fiebre.
  • El área alrededor de su herida le duele y está inflamada, roja o caliente.
  • Su herida está roja y se notan rayas rojas en la piel empezando en su herida y moviéndose hacia arriba.
  • Su herida está drenando pus.
  • Está sangrando mucho o tiene sangrado que no para después de 10 minutos de aplicar presión firme y directa sobre la herida.
  • Usted siente que tiene un objeto atascado en la herida.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.