Skip to Content

Ansiedad En Los Niños Por Las Matemáticas

CUIDADO AMBULATORIO:

La ansiedad por las matemáticas

es una sensación de tensión o molestia cuando su niño piensa o trabaja con matemáticas. Su niño puede tener una ansiedad leve, que es la que sucede en ciertos momentos, como antes de un examen con tiempo determinado. El niño también puede tener una ansiedad severa cada vez que tenga que trabajar con matemáticas. Su niño puede tener un trastorno de ansiedad que hace que se preocupe por su bienestar. El niño puede pensar que no es bueno en matemáticas incluso si tiene buenas aptitudes para las matemáticas. Puede que tenga una discapacidad de aprendizaje que le impide trabajar con las matemáticas. Una incapacidad del aprendizaje significa que su niño tiene dificultad con sus habilidades académicas aunque sus exámenes muestren que es inteligente. Su niño puede desarrollar ansiedad a las matemáticas si le ha ido mal en las clases de matemáticas o si nota que uno de los padres tiene ansiedad a las matemáticas.

Signos y síntomas comunes de la ansiedad por las matemáticas:

  • Problemas físicos como falta de aire o dolor de estómago cuando piensa o trabaja con matemáticas
  • Sensación de cansancio o irritabilidad cuando hace las tareas de matemáticas, o no querer corregir los errores
  • Falta a clase o llega tarde, no pone atención en clase de matemáticas o interrumpe la clase
  • No puede contestar preguntas en clase ni resolver problemas en el pizarrón
  • No termina la tarea, ni entrega la tarea terminada
  • Hace bien las tareas de matemáticas pero le va mal en los exámenes
  • Pide salir del salón cada vez que necesita trabajar en grupo o resolver un problema en el pizarrón
  • Se pone pálido o rojo, tiembla o respira con rapidez cuando lo llaman en clase o antes de un examen

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Su niño tiene dolor de pecho, opresión o pesadez que pueden llegar a extenderse hacia los hombros, los brazos, la mandíbula, el cuello o la espalda

Llame al médico o terapeuta de su hijo si:

  • Su hijo tiene síntomas nuevos o peores.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

El tratamiento

podría incluir lo siguiente:

  • Los medicamentos ayudan a su hijo a sentirse más tranquilo y relajado, y a disminuir sus síntomas. Los medicamentos generalmente se administran con terapia u otros tratamientos.
  • La terapia cognitivo conductual puede ayudar a su hijo a encontrar formas de sentirse menos ansioso con las matemáticas. Un terapeuta puede ayudar a su niño a controlar la forma en que su cuerpo responde a la ansiedad. El terapeuta también puede enseñarle a su hijo formas de relajar los músculos y disminuir la respiración cuando se sienta ansioso.

Cómo se controla la ansiedad por las matemáticas:

  • Expertos en matemáticas pueden trabajar con su niño. Los expertos lo ayudarán a mejorar su capacidad con las matemáticas. También le darán más práctica con las matemáticas al trabajar en sus aptitudes y su confianza en sí mismo. Otros especialistas pueden ayudar con su habilidad de concentración o a controlar su ansiedad. Le pueden enseñar métodos de relajación para que use antes y durante un examen.
  • Un programa educacional individualizado (IEP, por sus siglas en inglés) puede ser usado durante la preparatoria hasta que se gradúe. El programa individualizado de educación identifica las necesidades de aprendizaje de su hijo y ayuda a que sus profesores sepan cómo asistirlo con el aprendizaje. El programa individualizado de educación puede llegar a ayudar al niño a formar las destrezas que necesitará después de la secundaria. También es posible que su hijo pueda usar otros tipos de ayuda en el instituto para ayudarlo a continuar mejorando. Por ejemplo, su niño puede tomar exámenes sin un tiempo límite. Esto puede ayudarlo a que sienta menos ansiedad y se enfoque en los problemas de matemáticas.

Apoye a su niño:

  • Apoye siempre a su niño. No le diga que las matemáticas son fáciles o que debería poder resolver los problemas. Este tipo de comentario puede producirle ansiedad o vergüenza cada vez que tiene alguna dificultad. Usted puede haber tenido ansiedad u otros problemas con las matemáticas cuando usted tenía la edad de su niño. Trate de no demostrar su ansiedad debido a que le crea más ansiedad a su niño.
  • Revise las tareas de matemáticas con su niño. Haga que su hijo le diga cómo es el proceso que usó para resolver los problemas, incluso si la respuesta no sea la correcta. No resuelva el problema por su niño y no le corrija sus errores cuando los haga. Dele la oportunidad de corregir los errores por sí solo. Tenga paciencia a medida que resuelve los problemas. Las matemáticas pueden llevar al cansancio a su niño. Haga que su hijo se tome pequeños descansos, pero asegúrese de que vuelva y termine.
  • Ayude a su niño a reducir el estrés y la ansiedad. Si a su niño le enseñaron métodos de relajación haga que los haga tan a menudo como le indicaron. Por ejemplo, le pueden haber enseñado a cerrar los ojos y ver algo que lo hace feliz. Puede aprender a respirar lenta y profundamente cuando empiece a sentir la ansiedad. A su niño puede serle útil contarle sobre su ansiedad o cómo se siente cuando tiene que trabajar con las matemáticas.
  • No se enfoque en las calificaciones. Dele ánimos en sus logros, como en el examen que su niño pudo tomar a pesar de sentirse ansioso. Enfóquese en las tareas que su niño terminó y entregó. Está bien que lo felicite cuando saca buenas notas en los exámenes o en sus tareas, pero no se enfoque solamente en que saque buenas notas.

Acuda a las consultas de control con el médico de su niña según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.