Skip to Content

Amputación Por Encima De La Rodilla

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber sobre la amputación por encima de la rodilla?

La amputación por encima de la rodilla es una cirugía usada para remover su pierna por encima de la rótula. Puede necesitar una amputación debido a una lesión, un tumor o una infección. Problemas con las venas o las arterias de las piernas, o complicaciones de la diabetes también pueden llevar a que deba hacerse una amputación. La parte de la pierna que no se quita se denomina un muñón. Aprenderá la forma de cuidar de su muñón. También puede trabajar con especialistas para tener prótesis hechas para usted. Una prótesis le ayudará a volver a sus actividades diarias normales.

¿Cómo prepararme para una amputación por encima de la rodilla?

  • Si usted se someterá a una cirugía programada, su médico hablará con usted sobre cómo prepararse. Le puede indicar que no consuma ningún alimento ni bebida después de la medianoche del día de la cirugía. Le dirá qué medicamentos puede tomar o no el día de la cirugía. Podrían administrarle un antibiótico por vía intravenosa para evitar que contraiga una infección bacteriana. Informe a su médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica a un antibiótico.
  • Es posible que necesite una angiografía para revisar el flujo de sangre en la pierna. Insertan un catéter (tubo delgado) en una arteria en su ingle. Se pone líquido de contraste en el catéter. Se toma una radiografía para observar cómo el líquido y la sangre fluyen en su pierna. Informe a su médico si alguna vez tuvo una reacción alérgica a un medio de contraste. Es posible que hagan otro examen para analizar los niveles de oxígeno en su pierna. Estos exámenes ayudan a los médicos a determinar en qué punto la pierna debe ser amputada.

¿Qué sucede durante una amputación por encima de la rodilla?

  • A usted le administrarán anestesia general para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. Harán una incisión en la pierna por encima de la rodilla. Después de amputar la pierna, lo que queda del hueso es suavizado o pulido. Harán un colgajo, formado por músculo, tejido y piel para cubrir el extremo del hueso. El tejido para el colgajo podría venir de otras partes de su pierna o pie.
  • Si su pierna estaba infectada antes de la cirugía, los médicos quizás no cerrarán inmediatamente la lesión con suturas o grapas. Es posible que dejen la lesión abierta durante varios días después de la cirugía. Si no tuvo una infección, se cerrará el colgajo con puntos de sutura. Quitarán la sutura un mes después de la cirugía. Su médico podría colocarle un drenaje cerca de la herida. El drenaje puede ayudar a eliminar la sangre o el líquido adicional de la incisión. Esto ayudará a que la extremidad sane más rápido.
  • Se colocará un vendaje suave o duro sobre el muñón. Si la incisión fue dejada abierta, se utilizará un vendaje suave. El vendaje se cubrirá con un vendaje elástico. Un molde se colocará sobre el vendaje si se cierra la incisión con puntos de sutura. El yeso protege su muñón de lesiones. El yeso también facilita el proceso del ajuste o acople de la prótesis. Una prótesis puede ser colocada inmediatamente después de la cirugía.

¿Qué sucede después una amputación por encima de la rodilla?

Es posible que continúe sintiendo la parte de la pierna que ha sido amputada. Esto se conoce como sensaciones fantasmas. Estas sensaciones son normales y pueden ser o no ser dolorosas.

  • Drenajes son tubos de goma delgados colocados en su piel para drenar el líquido acumulado alrededor de su incisión. El drenaje(s) es retirado cuando la incisión ha dejado de drenar.
  • Respire profundo y tosa 10 veces cada hora. Esto ayudará diminuir el riesgo de contraer una infección pulmonar. Respire profundo y sostenga el aire lo más que pueda. Expulse todo el aire y luego tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias. Es posible que le proporcionen un espirómetro de incentivo para ayudarlo a respirar hondo. Coloque la boquilla plástica en la boca y respire lento y profundo, a continuación, exhale el aire y tosa. Repita estos pasos 10 veces por hora.
  • Guía de actividad:
    • Cambie frecuentemente de posición mientras esté en cama. Esto mueve los fluidos en sus pulmones y ayuda a disminuir el riesgo de contraer neumonía. Esto ayuda a prevenir llegas de presión en la piel y previene que sus músculos y tendones aprieten.
    • Mientras esté en cama, mantenga su miembro residual elevado sobre una o dos almohadas durante las primeras 24 horas después de la cirugía. Esto ayuda a disminuir la inflamación.
    • Después del primer día, mantenga el resto de su pierna en posición plana sobre la cama, para prevenir el entumecimiento de su cadera.
    • Acuéstese boca abajo dos veces al día. Esto también previene que su cadera se apriete.
    • Comience a ejercitar su otra pierna y su muñón en cuanto los médicos se lo autoricen. Levante su pierna sana de la cama y muévala haciendo círculos grandes. Esto ayuda a fortalecer su pierna y puede prevenir que se formen coágulos sanguíneos. Repita el ejercicio con su miembro restante.
  • Envuelva su muñón: Los médicos le enseñarán a usted o a un miembro de su familia cómo envolver su miembro restante con un vendaje elástico. Esto ayuda a controlar la inflamación y ayuda a que el muñón adquiera una forma cónica. Esta forma quedará en una prótesis. Los médicos pueden comenzar a vendarle la parte restante de la pierna al cabo de 1 a 3 días después de la cirugía, o puede ser que esperen hasta que el yeso haya sido retirado. Al principio, no ajustarán mucho el vendaje elástico. Los médicos irán apretando el vendaje a medida que la herida vaya sanando y cuando hayan quitado los puntos. Le envolverán el muñón nuevamente cada 4 horas para mantener su vendaje suave y apretado. Pida que su médico vuelva a envolver el vendaje si empeora el dolor. Esto podría significar que el vendaje está demasiado apretado.
    Vendaje del muñón resultante de la amputación por encima de la rodilla

¿Cuáles son los riesgos de una amputación por encima de la rodilla?

Durante o después de la cirugía, usted podría sangrar más de lo esperado. La sangre se podría acumular debajo de su piel y formar una protuberancia conocida como hematoma. Es posible que sea necesario drenar el hematoma para prevenir una infección. La recuperación de su lesión podría ser difícil y es posible que usted contraiga una infección en la lesión. Se le puede formar un coágulo sanguíneo en la pierna o el brazo. Esto puede causar dolor e inflamación, y puede detener el flujo sanguíneo en su organismo. El coágulo sanguíneo puede desprenderse y llegar hasta sus pulmones o cerebro. Un coágulo sanguíneo en sus pulmones puede causar dolor de pecho y dificultad para respirar. Un coágulo de sangre en el cerebro puede provocar un derrame cerebral. Estos problemas pueden ser mortales.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide