Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Amigdalitis

LO QUE NECESITA SABER:

La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas. Las amígdalas son masas de tejido en ambos lados en la parte posterior de la garganta. Las amígdalas son parte del sistema inmunológico. Ayudan a combatir infecciones. La amigdalitis recurrente es cuando se tiene amigdalitis varias veces en 1 año. La amigdalitis crónica es cuando usted tiene dolor de garganta que dura 3 meses o más.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

Es probable que usted necesite alguno de los siguientes:

  • El acetaminofén disminuye el dolor y la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte cuánto tomar y con cuánta frecuencia. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daños al riñón cuando no se toma correctamente.
  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte a su proveedor de salud si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar el medicamento, siempre lea la etiqueta de información y siga sus indicaciones.
  • Los antibióticos ayudan a tratar las infecciones bacteriales.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Llame al 911 por lo siguiente:

  • Usted tiene dificultad para respirar porque sus amígdalas están inflamadas.

Comuníquese con su proveedor de salud si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Su dolor empeora o no mejora después de tomar el medicamento para el dolor.
  • El dolor de garganta no mejora después de terminarse el tratamiento con antibióticos.
  • Usted tiene dificultad para dormir y se despierta tratando de tomar un respiro.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Descanse

cuando sienta la necesidad de hacerlo. Lentamente haga un poco más cada día. Regrese a sus actividades diarias según indicaciones.

Tome líquidos según indicaciones:

Es probable que necesite tomar más líquidos de lo usual para prevenir la deshidratación. Pregunte cuánto líquido tomar a diario y cuáles líquidos son mejores para usted.

Gárgaras con agua tibia y sal:

Estas gárgaras pueden ayudar a disminuir el dolor de garganta. Mezcle 1 cucharadita de sal en 8 onzas de agua tibia. Pregunte con cuánta frecuencia hacer las gárgaras.

Prevenga el contagio de gérmenes:

Lávese las manos con frecuencia. No comparta alimentos o bebidas con nadie. Es probable que pueda regresar a trabajar cuando se sienta mejor y su fiebre se le haya aliviado por al menos 24 horas.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide