Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Absceso Periamigdalino

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es un absceso periamigdalino?

Un absceso periamigdalino o APA, es la acumulación de pus en el espacio periamigdalino. El espacio periamigdalino es la zona entre las amígdalas y la pared posterior de su garganta. Este se encuentra cerca de la apertura de los conductos que van hacia el estómago y los pulmones.

¿Qué provoca el absceso periamigdalino?

Un absceso periamigdalino (APA) es provocado por una bacteria. Frecuentemente es el resultado de una infección en las amígdalas que se extiende a los tejidos alrededor de ellas. El APA también podría suceder después de una infección oral, incluyendo una infección en los dientes y en las glándulas salivales. Las glándulas salivales son los órganos de la boca que producen la saliva.

¿Cuáles son los signos y síntomas de un absceso periamigdalino?

  • Dolor de garganta, a menudo severo
  • Babeo o mal aliento
  • Cambio en la voz
  • Fiebre
  • Pérdida de apetito
  • Amígdala o garganta enrojecida e inflamada
  • Dolor de oído
  • Dolor o dificultad al abrir o cerrar la boca, al tragar y al mover el cuello.

Cómo se diagnostica un absceso periamigdalino?

Su proveedor de salud le examinará la boca y la garganta. El revisará qué tan rojo o inflamado está el absceso o si está drenando. Es posible que usted necesite cualquiera de lo siguiente:

  • Los exámenes de sangre podrían mostrar una infección o proporcionar información acerca de su salud en general.
  • La aspiración con aguja podría mostrar qué es lo que está provocando su absceso. Se utilizará una aguja para sacar el líquido del absceso. El líquido se manda al laboratorio para su examinación.
  • Una tomografía computarizada o un ultrasonido podrían mostrar el absceso periamigdalino. Es posible que le den líquido de contraste para ayudar a que el absceso se vea mejor en la imágenes. Informe a su proveedor de salud si usted alguna vez tuvo una reacción alérgica al líquido de contraste.

¿Cómo se trata un absceso periamigdalino?

El tratamiento es realizado para curar el APA y evitar problemas más serios.

  • Los antibióticos ayudan a tratar o evitar una infección bacteriana.
  • El acetaminofeno ayuda a disminuir el dolor y la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte cuánto tomar y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. El acetaminofeno puede provocar daño al hígado si no se toma correctamente.
  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar el medicamento, lea siempre la etiqueta de información y siga sus indicaciones. No administre estos medicamentos a niños menores de 6 meses de edad sin el consentimiento de su médico.
  • Los esteroides disminuyen la inflamación.
  • Una incisión y drenaje podrían ser necesarios para drenar su absceso periamigdalino. Su proveedor de salud hará una incisión en el absceso para permitir que drene la pus. Pida más información a su proveedor de salud.
  • Una cirugía podría ser necesaria si otros tratamientos no funcionan o si su absceso periamigdalino sucede de nuevo. La cirugía podría realizarse para remover el absceso por completo. Esto podría incluir remover sus amígdalas.

¿Cuándo debería llamar al 911?

  • Usted tiene dificultad para respirar.

¿Cuándo debería buscar atención médica inmediata?

  • Usted tiene más dolor, inflamación o enrojecimiento en su garganta.
  • Sus síntomas empeoran o no mejoran, incluso con tratamiento.
  • Usted tiene dificultad o dolor para tragar o no puede comer o beber.

¿Cuándo debería comunicarme con mi proveedor de salud?

  • El absceso aparece de nuevo.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide