Skip to Content

Absceso En Los Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es un absceso?

Un absceso es una zona bajo la piel donde se acumula pus (líquido infectado). Un absceso es a menudo causado por bacterias, hongos u otros gérmenes que entran en una herida abierta. Su hijo puede tener un absceso en cualquier parte de su cuerpo.


¿Qué aumenta el riesgo de mi hijo de contraer un absceso?

  • Una picadura de animal
  • Un objeto extraño debajo de la piel de su hijo
  • Sudor fuerte o frecuente
  • Una enfermedad que debilita el sistema inmunológico, como diabetes o VIH
  • Un corte, una raspadura o una herida abierta grandes

¿Cuáles son los signos y síntomas de un absceso?

Su hijo puede tener una masa hinchada roja y dolorosa. Es probable que le salga pus de esa masa.El pus será blanco o amarillo y puede tener mal olor. Es probable que su hijo tenga enrojecimiento y dolor los días antes de que aparezca la masa. Su hijo puede tener fiebre y escalofríos si la infección se disemina.

¿Cómo se diagnostica un absceso?

El médico de su niño examinará el área. Él revisará si el absceso drena. Es probable que una muestra del líquido del absceso de su hijo muestre qué germen está causando la infección.

¿Cómo se trata un absceso?

  • Medicamento se pueden dar para tratar una infección. Los medicamentos también podrían ayudar a disminuir el dolor y la inflamación.
  • Incisión y drenaje es un procedimiento que se usa para drenar el pus y el líquido del absceso. Su médico hará una incisión en el absceso para que pueda drenar. Luego se pone gasa sobre la herida y se cubre con una venda.
  • Cirugía podría ser necesaria para remover el absceso. Es probable que su médico le extirpe el absceso si lo tiene en sus manos o glúteos. La cirugía puede disminuir el riesgo de que el absceso se forme otra vez.

¿Qué puedo hacer para cuidar a mi niño?

  • Aplique una compresa tibia en el absceso de su hijo. Esto ayudará a que el absceso se abra y drene. Moje una toallita en agua tibia pero no caliente. Aplicar la compresa durante 10 minutos. Haga esto 4 veces al día. No presione el absceso ni trate de abrirlo con una aguja. Lo que puede ocurrir es que la bacteria entre aún más profundo en la sangre de su hijo. Si se abre el absceso de su hijo, cúbralo con un vendaje como se indica.
  • No compartir ropa, toallas o sábanas de su hijo con nadie. Esto puede propagar la infección a otros.
  • Lávese las manos y las manos de su niño frecuentemente. con frecuencia. Esto ayudará a prevenir la propagación de gérmenes. Use jabón y agua o un ungüento con base de alcohol.

¿Qué puedo hacer para cuidar la herida de mi hijo después de que se drena?

  • Cuide la herida de su niño como se le indique. Si el médico de su hijo dice que está bien, retire cuidadosamente el vendaje y la gasa. Puede que necesite mojar la gasa para poder sacarla de la herida. Limpié la herida y el área a su alrededor según indicaciones. Seque el área y póngase una venda nueva y limpia. Cambie los vendajes de su niño cuando se mojen o ensucien.
  • Pregúntele a su médico cómo cambiar la gasa en la herida de su hijo. Cuente el número de apósitos de gasa que se colocan dentro de su herida. No ponga demasiada gasa en la herida. No apriete demaisado la gasa en la herida de su hijo.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su hijo tiene fiebre y escalofríos.
  • El área alrededor del absceso se pone muy dolorosa, caliente o tiene manchas rojas.
  • Su hijo se siente débil o más cansado de lo usual.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • El absceso se hace más grande.
  • El absceso de su niño regresa.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide