Skip to Content

Absceso En Los Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Un absceso es una zona bajo la piel donde se acumula pus (líquido infectado). Un absceso es a menudo causado por bacterias, hongos u otros gérmenes que entran en una herida abierta. Su hijo puede tener un absceso en cualquier parte de su cuerpo.


MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Apoyo emocional:

Permanezca con su niño para confortarlo y apoyarlo tan frecuente como le se posible mientras esta en el hospital. Solicite que algún otro miembro de familia o persona cercana a su niño se quede con él cuando usted no pueda. Lleve al hospital objetos de su casa que usted sabe que ayudarán a consolar a su bebé, como una cobija o juguete favorito.

Medicamentos:

  • Antibióticos ayudan a tratar una infección provocada por una bacteria.
  • Los analgésicos podrían ser administrados. No espere hasta que el dolor sea intenso antes de pedir medicamento para su niño.

Exámenes:

Su hijo puede necesitar un ultrasonido para asegurarse de que la infección no se ha propagado a tejidos más profundos.

Tratamiento:

  • Incisión y drenaje es un procedimiento que se usa para drenar el pus y el líquido del absceso. Su médico hará una incisión en el absceso para que pueda drenar. Luego se pone gasa sobre la herida y se cubre con una venda.
  • Cirugía podría ser necesaria para remover el absceso. Es probable que su médico le extirpe el absceso si lo tiene en sus manos o glúteos. La cirugía puede disminuir el riesgo de que el absceso se forme otra vez.

RIESGOS:

Un absceso que se drena o se elimina puede dejar una cicatriz en la piel de su hijo. La infección puede extenderse a otros lugares en el cuerpo de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide